IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Hacinados en camiones, de pie y sin agua: así es el desesperado viaje de cientos de migrantes en México

La Guardia Nacional informó este jueves de que interceptó a un grupo de 243 indocumentados atrapados en dos vehículos en el estado de Chiapas
Un grupo de migrantes hacinados en un camión interceptado por la Guardia Nacional en Chiapas, México, según comunicó este jueves el cuerpo de seguridad.
Un grupo de migrantes hacinados en un camión interceptado por la Guardia Nacional en Chiapas, México, según comunicó este jueves el cuerpo de seguridad.Guardia Nacional / Guardia Nacional

El comunicado difundido este jueves por la Guardia Nacional mexicana sobre las condiciones desesperadas en las que viajaban 243 migrantes interceptados en el estado de Chiapas, hacinados en dos camiones y deshidratados, es solo el último en orden cronológico. 

Hallazgos parecidos se han multiplicado en los últimos meses, especialmente después de que México apretara los controles sobre los flujos migratorios en el país tras encontrar un acuerdo el pasado junio con EEUU para reducir la presión en la frontera compartida. Algo que sucedió después de el presidente, Donald Trump, amenazara con imponer nuevos aranceles sobre productos de importación mexicanos si el Gobierno del país vecino no le ayudaba a contener el número de indocumentados que buscan ingresar en EEUU.

Cuando agentes de la Guardia Nacional pararon un camión en el kilómetro 85+500 de la carretera Villahermosa-El Escopetazo, en Chiapas, México, durante una operación de controles aleatorios, escucharon voces que solicitaban de auxilio procedentes del área de carga del vehículo, según comunicó este cuerpo de seguridad el jueves,. Dentro, encontraron a 125 migrantes centroamericanos en condiciones de hacinamiento, según un comunicado de las autoridades. Entre ellos había 24 menores de edad. 

En otra operación en el mismo estado, los agentes interceptaron a otros 118 migrantes atrapados en un camión de rediles. Todos necesitaron atención médica “por presentar condiciones que ponían en riesgo su salud”.

La Guardia Nacional no especificó a cuando se remontan estas dos operaciones. En su comunicado, publicó dos imágenes que muestran la desesperada situación de los migrantes interceptados cuando aún se encontraban en los vehículos en los que viajaban, casi todos de pie y con muy poco espacio personal, algunos agarrándose a algún punto de las paredes del remolque para no perder el equilibrio. 

Tras percatarse de su presencia y atenderlos, la Guardia Nacional trasladó su custodia al Instituto Nacional de inmigración. Este servicio les informará sobre las opciones que tienen para volver a sus países. Los conductores de los camiones y sus ayudantes fueron detenidos.

En un control ejecutado en el estado de Tabasco hace un mes, las autoridades interceptaron un camión que transportaba hacinados en el área de carga un número de migrantes aún mayor: 172, de ellos 72 menores. Los viajeros “expresaron que llevaban varios días sin tomar agua ni alimentos”, según aseguró la Secretaria de Seguridad Ciudadana.

Y condiciones de viaje parecidos se registraron varias veces este verano: por ejemplo, cuando se encontraron 65 migrantes asiáticos abandonados en un remolque en Veracruz en agosto, 228 en un camión para refrescos en julio, 791 en cuatro camiones en junio.

El hecho de que los migrantes estén dispuestos a sufrir situaciones terribles para cruzar México es algo que se repite en el tiempo. Las autoridades interceptaron camiones con dentro atrapados decenas de indocumentados desesperados también en los años pasados. En algunos casos, sus condiciones eran tan extremas que algunos casi perdieron la vida

Otros eligen buscar suerte en peligrosos recorridos en tren.

En agosto, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, explicó al Gobierno de EEUU que desde junio, cuando México aceptó desplegar la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala para evitar la imposición de aranceles estadounidenses a sus productos, el flujo migratorio se redujo en un 58,7%.

De acuerdo con el canciller, este mes las entradas irregulares a Estados Unidos disminuirían por debajo del promedio histórico de los últimos cinco años, que es de 23.157 migrantes centroamericanos mensuales y 16.691 migrantes mexicanos. En total, las autoridades de EEUU han detenido en la frontera entre octubre del año pasado y agosto de este año más de 810.000 migrantes. 

Las estadísticas de la Patrulla Fronteriza estadounidense (CBP, en inglés) indican además que en junio, julio y agosto el número de cruces de la frontera entre ambos países se desplomó con respecto a los meses anteriores. Desde mayo, cuando se tocó el número máximo de ingresos de los últimos cinco años con más de 144.000 cruces, se pasó a los 104.000 de junio, 82.000 en julio Y 64.000 en agosto. 

Pese a ello, noticias como la que difundió la Guardia Nacional Mexicana indican que el flujo de migrantes dispuestos a todo para cumplir su sueño de instalarse en EEUU hasta el momento ha proseguido.

RELACIONADAS

La dureza de la nueva política migratoria de México logrará niveles históricos en octubre: Gobierno

Estos 228 migrantes compartían viaje en México. Iban hacinados en un solo camión para refrescos