Gente de "El Chapo" Guzmán opuso férrea resistencia

A pesar de su intento por escapar el capo mexicano ya se encuentra tras las rejas

LOS MOCHIS, México (AP) — A las 4:40 a.m. en un vecindario ubicado en el centro de la ciudad de Los Mochis, en el Pacífico mexicano, 17 marinos comenzaron su ingreso a una casa de seguridad, pensando que había una buena probabilidad de que Joaquín "El Chapo" Guzmán estuviera en su interior. La operación fue designada: "Cisne Negro".

Un marino resultó herido por arma de fuego casi de inmediato y se quedó fuera de la puerta principal, mientras sus compañeros avanzaban lentamente al interior del inmueble, lanzando granadas y disparando sin cesar, de acuerdo al video de las cámaras de los cascos de los marinos que fue difundido el lunes por el gobierno mexicano.

Un marino involucrado en la redada y quien le dio un recorrido por la casa a un reportero de la cadena Televisa, señaló que había más personas de lo que esperaban dentro de la casa, y que estaban fuertemente armadas, incluso con lanzagranadas y fusiles de largo alcance calibre .50.

El lunes, la procuradora general de México, Arely Gómez, dijo a una radiodifusora local que gente en la casa había ordenado comida para 13 personas la noche previa al operativo.

Un hombre armado murió en la recámara principal, justo detrás de una puerta repleta de repleta de impactos de bala. En un recorrido realizado el lunes por un fotógrafo de The Associated Press, el interior de la casa lucía muy similar, con los mismos impactos de bala en las paredes de concreto blancas. Vestimenta y alimentos —un pedazo de queso y muchas latas— estaban en el piso, y las camas estaban maltrechas. Algunas paredes estaban manchadas de sangre.

Los marinos empezaron asegurando la planta baja.

Mientras se preparaban para subir las escaleras, uno de los marinos vio a un hombre alistándose para disparar con un lanzagranadas. El marino disparó e impactó el arma en dos ocasiones, provocando que el atacante se deshiciera de su armamento, narró uno de los marinos a Televisa.

El muro ubicado encima de las escaleras se encontraba particularmente dañado por las balas ya que los guardaespaldas trataban de evitar el avance de los marinos.

En el piso superior, los marinos encontraron a dos mujeres en el baño y a otros dos hombres en una habitación con una gran pantalla de televisión.

El inmueble tenía cuatro recámaras y cinco baños. En una cama del piso superior se encontraron cuatro DVD de la serie La Reina del Sur, protagonizada por Kate del Castillo, la actriz mexicana quien puso en contacto a Guzmán con el actor estadounidense Sean Penn.

En una terraza, los marinos encontraron armas y una escalera que los llevaba al techo. Les tomó 15 minutos asegurar el lugar. Luego, siguieron a los atacantes por los techos de la zona. En esta persecución murieron otros cuatro hombres armados.

Pero no había avistamientos de Guzmán.

Conociendo la predilección de Guzmán por los túneles, los marinos comenzaron a buscar aperturas. Junto a una recámara de la planta baja, los marinos ingresaron a un gran armario y encontraron un inusual panel detrás de un espejo. Los guías mostraron a AP cómo una palanca escondida detrás de una lámpara de techo operaba el mecanismo para abrir una puerta detrás del espejo.

Dicha puerta llevaba a unas escaleras hacia abajo.

Un túnel de 1,80 metros de altura, alumbrado, con paneles de madera y piso de concreto, llevaba a más escaleras y a una escotilla de metal que daba al sistema de alcantarillado de la ciudad.

Guzmán y su jefe de seguridad recorrieron varias cuadras a través de un drenaje pluvial de un metro de altura, antes de salir en medio de una intersección de calles. Robaron un auto, condujeron unas cuantas cuadras y luego robaron otro.

Eventualmente, la policía federal los encontró en una carretera fuera de la ciudad y puso fin a los seis meses de libertad de Guzmán, luego de su sorprendente escape de la misma prisión de máxima seguridad en la que actualmente se encuentra encarcelado.