Genaro García Luna se queda en prisión sin fianza, para que no huya con su “enorme riqueza”. Pero sus negocios parecen fantasmas

La empresa del exfuncionario mexicano seguía ofertando servicios en línea, a pesar de su arresto y de que algunas de las oficinas de la compañía están abandonadas.

Por Marina E. Franco y Juan Cooper/Noticias Telemundo Investiga

Miami (Florida) / Ciudad de México (México).- La empresa de consultoría creada y promocionada por Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad mexicano acusado de narcotráfico en Estados Unidoso y que había sido denunciado en México desde hace muchos años sin que hubiera un caso penal, seguía ofertando servicios a principios de diciembre a pesar de que el exfuncionario fue arrestado.

García Luna compareció este martes ante un tribunal en Dallas (Texas), y será trasladado ahora a Nueva York para continuar con el proceso. El exfuncionario no presentó una declaración de culpabilidad o no culpabilidad. El juez le ha denegado la fianza, tal y como pedía la Fiscalía, que considera que García Luna ha acumulado “una cantidad enorme de riqueza” en sus presuntas andanzas con narcotraficantes tal que “podría organizar su huida a México y quedarse escondido allí”.

Su empresa, entre tanto, parece languidecer.

Las oficinas registradas para GL & Associates o GLAC en Miami (Florida) están vacías al menos desde junio, como pudo comprobar Noticias Telemundo, y no hubo atención en las supuestas oficinas en Ciudad de México.

El domicilio actual en Miami está vacío y en aparente fase de construcción; ha estado a la venta en sitios de bienes raíces desde junio (se oferta en 1,399,000 dólares). Aun así, la dirección seguía apareciendo en un folleto de servicios de GLAC publicado en su sitio web a principios de este mes. Nadie contestó múltiples intentos de llamar al teléfono registrado como contacto de la empresa.

Las personas en la recepción de la torre donde está el segundo domicilio en Miami, que ha aparecido como oficina en folletos pasados de la empresa y en documentos públicos, aseguran no recordar haber oído el nombre de GLAC o de García Luna.

Y un tercer domicilio fiscal en Miami es en realidad el despacho de un abogado que aparece como apoderado legal de García Luna en varios registros ante el estado de Florida. Se trata de Daniel Javier Serber, quien no respondió a preguntas sobre sus contactos con el exfuncionario mexicano ni sobre la extensión de su relación laboral.

Algunos de los inmuebles registrados como oficinas de la empresa de Genaro García Luna. Crédito: Juan Cooper y Marina Franco

En el caso de las oficinas de GLAC en México, una recepcionista sí contestó uno de los dos teléfonos en una ocasión, pero no quiso dar detalles y dijo que no era posible hablar con nadie más de la empresa. GLAC aparece en el directorio de la torre donde supuestamente se encuentra, pero no hubo nadie que pudiera recibir a los reporteros ni atender preguntas. Llamadas posteriores no fueron contestadas. “Casi nunca contestan ni hay visitas”, explicó una persona que trabaja en el edificio.

Los apoderados

El abogado Daniel Serber no solamente aparece como “persona autorizada” de GL & Associates, sino de una compañía de responsabilidad limitada (LLC, en inglés) por medio de la que se rentó la segunda oficina que alguna vez fue registrada como domicilio de GLAC, y de otra LLC que solamente estuvo activa de manera temporal para la venta de una casa en Golden Beach. Esa casa de lujo aparece como el domicilio previo de García Luna en registros públicos.

Hay otros dos apoderados legales en los registros de GLAC en Miami: Gabriel Díaz Sarmiento, dado de alta como contador público en Florida, y César Andrés Giraldo, que por alguna razón en ciertos documentos está registrado como si fuera parte de la oficina de Sarmiento y en otros como si fuera de la de Serber.

Ni Sarmiento ni Serber ni Giraldo aparecen como socios de GLAC en los folletos de la consultora. Cuando Noticias Telemundo contactó a Sarmiento, contestó una mujer que se rehusó a hacer comentarios. Giraldo y familiares suyos no contestaron los intentos de llamada.

En adición a la atención inexistente o fantasma de las oficinas de GLAC tanto en México como en Miami, García Luna estaba promoviendo hasta hace unos meses también entre los servicios de su consultoría un índice “de los indicadores, variables y factores que inciden en la inseguridad”.

El índice aparece en todos los folletos de servicios de GLAC como si fuera marca registrada, aunque no cuenta como esta en Estados Unidos. En México sí tiene patente, tramitada en 2014, aunque sucede algo similar que con Serber: no está a nombre de García Luna, sino de abogados o terceros.

En México, por ejemplo, algunos de los contratos para que GLAC diera consultoría fueron tramitados por Édgar Anuar Rodríguez García, que también es el dueño de la patente del índice. En otros registros aparece Javier Alejandro Bache Ayala, antes parte de la Secretaría de Seguridad Pública. Ni Rodríguez García ni Bache Ayala aparecen como parte del consejo directivo o equipo de GLAC en sus folletos ni su sitio web.

Y a pesar de que GLAC se vende como consultora de seguridad, algunos de los contratos que ha recibido la empresa versan sobre temas completamente distintos. Uno de ellos, tramitado en 2015 a nombre de Rodríguez García por un monto de aproximadamente 85,000 dólares, fue para “asesoría en procedimientos de recursos humanos” del Partido Acción Nacional (PAN).

El PAN era el partido en el poder cuando García Luna era secretario de Seguridad del entonces presidente, Felipe Calderón.

El ‘cártel de Genaro’

El arresto de García Luna en Estados Unidos fue anunciado el 10 de diciembre, mismo día en que la Corte Federal para el Distrito Este de Nueva York le imputó tres cargos por narcotráfico y vínculos con narcotraficantes y uno por hacer declaraciones falsas.

El Distrito Este de Nueva York es el mismo donde fue juzgado el año pasado Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, y donde uno de los testigos –un antes alto mando del Cártel de Sinaloa, Jesús ‘El Rey’ Zambada–  dijo que García Luna había recibido sobornos en millones de dólares del cártel.

Esa denuncia había sido hecha desde 2008 por el excomisionado policial Javier Herrera Valles, que envió cartas al entonces presidente Calderón para denunciar que García Luna se estaba enriqueciendo en el cargo, realizando operativos mal planeados y haciendo nombramientos extraños de personas no capacitadas a puestos importantes en el aparato de seguridad.

En entrevista con Noticias Telemundo, Herrera Valles dijo que se siente “frustrado” de que sea hasta 11 años después de su carta que se abre un proceso en contra de García Luna y de que se esté llevando a cabo en Estados Unidos. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador dijo que no planea que haya una investigación propia en México.

“Es inconcebible que Genaro García Luna haya hecho todo esto por sí solo, hay quien actuaba por él mientras se deterioraba la seguridad del país”, dijo Herrera Valles, el antes policía que lo denunció hace una década. “Ahora toda esta gente está disfrutando sus millones de dólares y el país está hecho trizas. Pero era toda una camarilla, era el 'cártel de Genaro'”.