Fiscales piden 4 años de cárcel para el ex abogado personal de Trump

Michael Cohen ayudó a Trump a comprar el silencio de dos mujeres con las que tuvo relaciones extramaritales. Ahora enfrenta una sentencia por fraude financiero y por mentir al Congreso.

Fiscales de una corte federal en Nueva York han dicho este viernes que Michael Cohen, el ex abogado del presidente, Donald Trump, debería pasar un tiempo considerable en la cárcel, a pesar de su cooperación.

Cohen enfrenta una sentencia por dos admisiones de culpa independientes, una por violaciones financieras en la campaña electoral y la otra por mentir al Congreso sobre la trama rusa.

La recomendación estaba en una presentación antes de la sentencia de Cohen en Nueva York la próxima semana.

Cohen se declaró culpable de cargos federales y ha cooperado en múltiples investigaciones estatales y nacionales durante los últimos meses, incluyendo la investigación del fiscal especial de la Trama Rusa, Robert Mueller.

Los fiscales dijeron que el Departamento de Libertad Condicional de la corte estimó que las pautas de sentencias federales exigen que Cohen cumpla al menos cuatro años de prisión. Los fiscales dijeron que el rango "refleja la conducta criminal extensa, deliberada y seria de Cohen".

Los fiscales dijeron que Cohen no debería recibir el crédito que un testigo tradicional colaborador recibiría "dada, entre otras razones, la decisión afirmativa de Cohen de no convertirse en uno".

Sin embargo, el fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, se mostró menos severo ante Cohen y pidió al juez que considere su extensa cooperación en la investigación que lleva a cabo sobra la posible colusión de la campaña presidencial de Trump con agentes rusos.

Cohen ha proporcionado docenas de horas de entrevistas a Mueller, quien el martes pidió a un juez en Washington que no impusiera tiempo de prisión a otro de los ex colaboradores de Trump que se también se ha convertido en informante suyo, el ex asesor de seguridad Michael Flynn.

Las declaraciones de Cohen ya han puesto en aprietos a Trump, quien enfrentó una tormenta mediática cuando se supo que a través de su ex abogado había pagado dinero a dos mujeres de la industria de la pornografía para que no hablaran sobre las relaciones extramaritales que había tenido con ellas.

Más temprano este viernes, la Ofcina Federal de Prisiones informó que George Papadopoulos, la primera persona enviada a prisión en la investigación de Rusia, había sido liberado de prisión.

Papadopoulos, ex asesor de política exterior de la campaña de Trump, fue condenado a 14 días de prisión este año después de que se declarara culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con los intermediarios rusos. El equipo del asesor especial Robert Mueller recomendó el encarcelamiento de Papadopoulos por su cooperación displicente y porque sus mentiras habían dañado la investigación.

Papadopoulos tomó un tono de arrepentimiento durante su audiencia de sentencia, pero desde entonces ha descalificado la investigación de Mueller llamándola corrupta.

Los documentos desclasificados muestran que los contactos extranjeros de Papadopoulos durante la campaña presidencial incitaron al FBI en julio de 2016 a abrir una investigación de contrainteligencia. Esa investigación fue asumida más tarde por Mueller.