IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Congreso sigue estudiando cambios en el sistema de jubilación. Estas son las disposiciones clave que están en juego

Las diferencias entre la propuesta aprobada por la Cámara de Representantes y las del Senado todavía tienen que resolverse antes de que se pueda ultimar un proyecto de ley.

Sarah O’Brien - CNBC

Todavía hay bastantes posibilidades de que se promulguen cambios en el sistema de jubilación de Estados Unidos antes de que acabe el año.

A pesar de que faltan pocos meses para que el próximo Congreso se reúna el 3 de enero -las elecciones de mitad de mandato serán el 8 de noviembre-, el impulso para mejorar la capacidad de los estadounidenses de ahorrar para la jubilación cuenta con el apoyo de republicanos y demócratas.

Las propuestas se denominan colectivamente Secure 2.0, que es un guiño a la Ley Secure de 2019, cuyas disposiciones introdujeron cambios importantes en el sistema de jubilación por primera vez desde 2006.

[El expresidente de la Fed y otros dos economistas reciben el Premio Nobel por su investigación en banca]

“Todavía hay un tremendo interés bipartidista en hacer otro proyecto de ley de seguridad de la jubilación”, confirmó Paul Richman, jefe de Gobierno y asuntos políticos del Instituto de Jubilación Asegurada.

“Creo que la oportunidad para que eso ocurra sería... después de las elecciones de mitad de período, cuando [los legisladores] podrían poner en marcha algunos proyectos de ley relacionados con los impuestos”, opinó Richman. “Sería el momento adecuado porque la mayoría de los cambios afectarían al código fiscal”, añadió.

Todavía hay que resolver las diferencias

La Cámara de Representantes aprobó su versión de Secure 2.0, la Securing a Strong Retirement Act (H.R.2954), a finales de marzo con una votación bipartidista de 414-5.

En el Senado, los comités con jurisdicción sobre las disposiciones relacionadas con la jubilación ya han aprobado propuestas que, en su conjunto, constituyen la base de la versión Secure 2.0 de esa instancia: el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones avanzó en junio la llamada Ley Rise & Shine (S.4353), y el Comité de Finanzas aprobó en septiembre un proyecto de ley conocido como Ley EARN (S.4808).

[EE.UU. suma 263,000 nuevos puestos de trabajo en septiembre y el desempleo cae al 3.5% pese al enfriamiento de la economía]

Por supuesto, habrá que resolver las diferencias entre el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes y las propuestas del Senado antes de que ambas cámaras puedan aprobar un paquete final.

“Tenemos entendido que el personal de los comités con jurisdicción ha comenzado a discutir”, afirmó Richman.

Si Secure 2.0 no se convierte en ley para finales de 2022, todo el proceso legislativo tendría que volver a empezar con nuevas propuestas en un futuro Congreso.

[El precio de la mantequilla está por las nubes y no va a bajar. Estos son los motivos y lo que aconsejan los expertos]

Estas son algunas de las disposiciones clave que se están considerando para Secure 2.0, algunas de las cuales son iguales o similares en los proyectos de ley de Secure de la Cámara de Representantes y del Senado, y otras que no lo son.

Utilización de los fondos 401(k) para emergencias

Dos propuestas del Senado -aprobadas en comisiones distintas- abordan el acceso a los fondos de emergencia.

Una de ellas permitiría a las empresas inscribir automáticamente a sus trabajadores en cuentas de ahorro para emergencias, al 3% del salario, a las que se podría acceder al menos una vez al mes. Los trabajadores podrían ahorrar hasta 2,500 dólares en la cuenta, y cualquier exceso de aportaciones iría automáticamente a una cuenta del plan 401(k) vinculada a la empresa.

[La deshonestidad en torno al dinero es un factor de riesgo para las relaciones de pareja, según una encuesta]

La otra propuesta del Senado adopta un enfoque diferente: permitiría a los trabajadores retirar hasta 1,000 dólares de su cuenta 401(k) o de su cuenta de jubilación individual para cubrir gastos de emergencia sin tener que pagar la típica penalización fiscal del 10% por retirada anticipada si son menores de 59½ años.

Según las propuestas de la Cámara de Representantes y del Senado, las víctimas de abusos domésticos recientes tampoco se enfrentarían a la penalización del 10% por retirar de sus ahorros para la jubilación una cantidad de hasta 10,000 dólares o el 50% del saldo de la cuenta, lo que sea menor.

Aumentar el acceso a la desgravación fiscal del ahorrador

En virtud de la ley actual, muchos trabajadores de ingresos bajos y medios pueden acogerse a la llamada desgravación fiscal del ahorrador. Se trata del 50%, el 20% o el 10%, según los ingresos, de las aportaciones realizadas a un plan en el lugar de trabajo o a una cuenta IRA, con un crédito máximo de 1,000 dólares, o 2,000 dólares para los matrimonios.

El crédito no está disponible para los contribuyentes con una renta bruta ajustada de 34,000 dólares o más (68,000 dólares para los declarantes conjuntos). Además, no es reembolsable, lo que significa que si su obligación fiscal es nula, no obtendrá nada del valor del crédito como reembolso.

[¿Qué ocurrirá con el precio de los alquileres en 2023? Esto opinan los expertos]

El proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes aumentaría el límite de ingresos y ampliaría el número de personas que pueden acogerse al crédito completo.

La disposición del Senado es similar, pero también haría que el crédito fuera totalmente reembolsable, así como exigiría que el reembolso se depositara en la cuenta de jubilación del trabajador, aunque las cantidades inferiores a 100 dólares se enviarían directamente a los contribuyentes.

Obligar a la inscripción automática del 401(k) para muchos

El proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes exigiría a las empresas que inscriban automáticamente a sus empleados en su plan 401(k) a una tasa de al menos el 3% y que la aumenten cada año hasta que el trabajador contribuya con el 10% de su salario. Los trabajadores podrían optar por no hacerlo.

[Tu dinero cuenta: Sigue estas claves para ajustar tu estilo de vida con la realidad de tu bolsillo]

Excluye los planes existentes, las empresas con 10 o menos empleados y las empresas con menos de tres años de antigüedad.

El Senado no ha propuesto la inscripción automática.

Aumentar la contribución para ponerse al día

En la actualidad, las personas de 50 años o más que ahorran para la jubilación pueden hacer las llamadas aportaciones de recuperación a sus ahorros para la jubilación. Además de los límites de contribución anual estándar -20,500 dólares para los planes 401(k) y 6,000 dólares para las cuentas individuales de jubilación en 2022-, quienes cumplan los requisitos pueden aportar 6,500 dólares adicionales a su 401(k) o 1,000 dólares a su cuenta IRA.

El proyecto de ley de la Cámara de Representantes ampliaría la recuperación del 401(k) a 10,000 dólares para las personas de 62, 63 o 64 años. Los trabajadores inscritos en los denominados planes SIMPLE podrían recibir 5,000 dólares en aportaciones de recuperación, frente a los 3,000 dólares actuales.

[Biden pide paciencia a los votantes preocupados por la crisis económica]

La propuesta del Senado difiere al permitir que las personas de 60 a 63 años realicen la contribución adicional de 10,000 dólares para ponerse al día.

Las propuestas de ambas cámaras requerirían que todas las cantidades para ponerse al día se hicieran como contribuciones Roth (después de impuestos).

Hacer que los trabajadores a tiempo parcial puedan acceder antes a los 401(k)

La Ley Segura original establecía que los trabajadores a tiempo parcial que cotizan entre 500 y 999 horas al año durante tres años consecutivos pueden acogerse al plan 401(k) de su empresa. Tanto la Cámara de Representantes como el Senado quieren ahora reducir esa cifra a dos años.

Las empresas ya están obligadas a conceder el derecho a los empleados que trabajen al menos 1,000 horas en un año.

Saldos de 401(k) remanentes

Según la ley actual, si usted acepta un nuevo trabajo y deja atrás un 401(k) de menos de 5,000 dólares, su exempleador puede echarle. Para los importes inferiores a 1,000 dólares, podría ser retirado, mientras que los importes entre 1,000 y 5,000 dólares se transfieren a una cuenta de jubilación.

Dos personas mayores pagando facturas.
Dos personas mayores pagando facturas.supersizer / Getty Images

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado proponen elevar esa cantidad máxima a 7,000 dólares.

[Amazon y otras compañías adelantan ofertas navideñas en pleno octubre para ayudarle a ahorrar]

Una propuesta relacionada en ambas cámaras crearía un sistema nacional de ahorro para la jubilación “perdido y encontrado” para ayudar a los trabajadores a reconectar con las cuentas de jubilación a las que han perdido la pista al pasar de un trabajo a otro a lo largo de su carrera.

Préstamos para estudiantes frente a ahorros para la jubilación

Las propuestas de la Cámara de Representantes y del Senado facilitarían a las empresas la realización de aportaciones a los planes 401(k) y otros planes similares en el lugar de trabajo en nombre de los empleados que están pagando préstamos estudiantiles en lugar de contribuir a su cuenta de jubilación.

Aumento de la edad de distribución mínima requerida

Según el proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes, las distribuciones mínimas requeridas (RMD, por su sigla en inglés) de las cuentas de jubilación comenzarían a la edad de 75 años en 2033, frente a la edad actual de 72 años, que fue aumentada en la Ley Secure original desde los 70½ años.

[¿Cuántos latinos en EE.UU. disponen de ahorros para gastos imprevistos?]

La propuesta del Senado elevaría la edad de las distribuciones mínimas a los 75 años en 2032.

En ambos casos se reduciría la penalización por no realizar el RMD al 25%, y en algunos casos al 10%, desde el 50% actual.

Facilitar el acceso a las rentas vitalicias

Una opción para proporcionar un flujo de ingresos más adelante es un contrato de renta vitalicia cualificada (QLAC, por su sigla en inglés). Una vez que se adquiere la renta vitalicia, se especifica el momento en que se desea que comiencen los ingresos, que no puede ser más allá de los 85 años.

[Cómo ganar más dinero con sus ahorros ahora que los bancos suben las tasas de interés]

Sin embargo, el máximo que puede destinarse a un QLAC es de 135,000 dólares o el 25% del valor de sus cuentas de jubilación, lo que sea menor.

Ambos proyectos de ley eliminarían el límite del 25%. La medida del Senado también aumentaría la cantidad máxima permitida en un QLAC a 200.000 dólares.

Eliminación de los RMD de las Roth 401(k), permitiendo las aportaciones paralelas

Según la ley actual, las cuentas IRA Roth -cuyas aportaciones se realizan después de impuestos- no conllevan retiros obligatorios durante la vida del titular, pero las cuentas Roth 401(k) sí. Una propuesta del Senado eliminaría esos retiros obligatorios antes del fallecimiento.

Por otra parte, las disposiciones de ambas cámaras permitirían a los trabajadores obtener las aportaciones de contrapartida de su empresa a las cuentas 401(k) sobre una base Roth. Según la ley actual, todas las aportaciones de contrapartida se realizan en una cuenta antes de impuestos.