IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un estudio sugiere que el dinero puede comprar la felicidad. Esta es la cantidad que debe ganar para conseguirla

Durante un experimento de seis meses, las personas que recibieron transferencias en efectivo de 10,000 dólares se sientieron más felices que las que no recibieron el pago.

Por Aria Bendix - NBC News

Un experimento reciente sugiere que el dinero sí puede comprar la felicidad, al menos durante seis meses, entre los hogares que ganan hasta 123,000 dólares al año.

Un estudio publicado el lunes en la revista PNAS analizó los efectos de dar a 200 personas una suma única de 10,000 dólares.

El dinero, que procedía de dos donantes ricos anónimos, se distribuyó en PayPal a través de una asociación con la organización TED.

[No debe lamer este sapo: su veneno es tóxico y causa malestar y alucinaciones]

Los participantes que recibieron el dinero debían gastarlo todo en un plazo de tres meses. Registraron su grado de felicidad mensualmente, al igual que un grupo de control de 100 personas que no recibieron dinero. Los investigadores midieron la felicidad pidiendo a las personas que clasificaran su grado de satisfacción en una escala de 1 a 7 y la frecuencia con la que experimentaban sentimientos positivos, como la felicidad, y negativos, como la tristeza, en una escala de 1 a 5.

El grupo que recibió 10,000 dólares informó de niveles más altos de felicidad que los que no lo hicieron después de sus tres meses de gasto. Después de que pasaran otros tres meses, los receptores seguían informando de niveles de felicidad más altos que cuando empezó el experimento.

Sin embargo, las personas con ingresos familiares superiores a 123,000 dólares no informaron de mejoras notables en su felicidad.

Los participantes registraron cómo gastaban su dinero, pero los investigadores todavía están analizando los datos para ver si algún tipo de compras les produjo más felicidad.

[Un estudio revela que los hongos mágicos pueden ayudar a tratar la depresión]

Los participantes en el estudio procedían de tres países de renta baja -Brasil, Indonesia y Kenia- y de cuatro países de renta alta: Australia, Canadá, Reino Unido y EE.UU. Los resultados indicaron que los participantes de los países de bajos ingresos fueron tres veces más felices que los de los países de altos ingresos. Y las personas que ganaban 10,000 dólares al año obtenían el doble de felicidad que las que ganaban 100,000 dólares anuales.

“Diez mil dólares en ciertos lugares del mundo pueden realmente comprar mucho”, señaló Ryan Dwyer, coautor del estudio, que realizó la investigación como estudiante de doctorado en la Universidad de Columbia Británica. “Algunas personas gastaron gran parte del dinero en pagar su hipoteca o en hacer una gran reforma en su casa”.

Los participantes en el estudio no sabían a qué se estaban apuntando al principio: en diciembre de 2020, TED invitó a la gente en Twitter a solicitar un “experimento misterioso” que sería “emocionante, sorprendente, que consumiría algo de tiempo, posiblemente estresante, pero posiblemente también cambiaría la vida".

[Este medicamento para la diabetes puede ayudar a adolescentes y niños a perder peso, según estudio]

Unos meses más tarde, un grupo selecto recibió correos electrónicos diciéndoles que recibirían 10,000 dólares.

Dwyer cree que sumas más elevadas -más cercanas, por ejemplo, al reciente bote de la lotería Powerball de 2,040 millones de dólares- producirían un aumento aún mayor de la felicidad.

“Normalmente, las personas que ganan la lotería son más felices muchos, muchos años después”, explicó.

Una persona juega a la lotería Powerball en una tienda 7-Eleven en Milpitas, California, el 7 de noviembre de 2022.
Una persona juega a la lotería Powerball en una tienda 7-Eleven en Milpitas, California, el 7 de noviembre de 2022.Tayfun Coskun / Anadolu Agency via Getty Images

Una investigación realizada en 2019 descubrió que los grandes premios de la lotería aumentaban la satisfacción vital de las personas, y un estudio de 2007 concluyó que las personas que ganaban hasta 200,000 dólares de la lotería tenían mejor salud psicológica que las que no ganaban nada.

Los resultados contradicen investigaciones anteriores que sugerían que ganar la lotería no tenía mucho efecto en la felicidad.

[La FDA advierte de la escasez de amoxicilina, el antibiótico más usado en el país para tratar infecciones]

Ania Jaroszewicz, científica del comportamiento de la Universidad de Harvard, dijo que todavía no hay consenso científico sobre si el dinero puede comprar la felicidad. Jaroszewicz supervisó un experimento en el que se dieron pagos únicos de 500 o 2,000 dólares a 5,000 personas de bajos ingresos en EE.UU. Ningún grupo informó de mejoras en su bienestar financiero o psicológico hasta 15 semanas después de recibir el dinero.

“Hay muchas investigaciones contradictorias, y muchas de ellas dependen de los detalles de cuánto se da, a quién se da, qué medidas se utilizan exactamente, etc.”, afirmó.

Un famoso estudio publicado en 2010 sugería que el bienestar emocional mejoraba a medida que aumentaban los ingresos de quienes ganaban hasta 75,000 dólares al año. Sin embargo, un estudio de 2020 reveló que no existía tal tope y que las personas que ganaban 80,000 dólares o más al año informaban de mayores niveles de sentimientos positivos y menos sentimientos negativos a medida que aumentaban sus ingresos.

Dwyer dijo que es posible que parte de la felicidad reportada en su estudio tuviera que ver con el entusiasmo inicial de la gente y que el sentimiento “probablemente decae lentamente con el tiempo si no están recibiendo ningún ingreso adicional”.

Eso hace que sea difícil comparar sus resultados con los de los experimentos con la renta básica, que han dado estipendios más pequeños de forma regular.

[Este joven latino quedó en estado vegetativo tras una “sencilla” cirugía. Un jurado le otorgó $21 millones a su familia]

Estos programas piloto se han centrado en gran medida en personas de bajos ingresos, desempleadas o sin vivienda. Por ejemplo, un experimento dirigido por la ciudad de Stockton, California, daba a las personas 500 dólares mensuales de estipendio.

Los participantes, que tenían que vivir en barrios en los que la mediana de los ingresos familiares era de 46,000 dólares o menos al año para poder optar a ellos, informaron de mejoras en su bienestar emocional, disminución de la ansiedad y la depresión y aumento del empleo a tiempo completo al cabo de un año.

En el estudio de Dwyer, los ingresos oscilaban entre 0 y 400,000 dólares anuales, con una media de 54,000 dólares. La mayoría de los participantes eran licenciados o tenía estudios superiores.

[Una vacuna experimental contra el VRS para embarazadas protege a los bebés y ofrece esperanza tras décadas de fracasos]

Jaroszewicz destacó que en cualquier estudio sobre el dinero y la felicidad, los resultados también pueden depender de las circunstancias particulares de la vida de las personas y de sus expectativas.

Algunas personas pueden suponer erróneamente que la suma les cambiará la vida, dijo: “Luego llegas y dices: ‘Oh, en realidad, sigo teniendo todos estos problemas que no están relacionados con el dinero’. Quizá sigas teniendo un problema de relación personal o no estés satisfecho en el trabajo”.