IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las nuevas leyes permiten conocer los salarios de las empresas. Así puede usar esa información para negociar su sueldo

Cada vez son más los estados que exigen a las empresas que revelen los rangos salariales en las ofertas de empleo. Conocer la horquilla de sueldos de la compañía puede ayudarle a negociar más dinero y otros beneficios. Le explicamos cómo.

Sharon Epperson y Stephanie Dhue - CNBC

Las nuevas leyes están haciendo más fácil que nunca saber cuánto se paga en un determinado trabajo. La legislación sobre transparencia salarial está cobrando impulso en ciudades y estados de todo el país, desde la ciudad de Nueva York hasta California y el estado de Washington.

Contar con información sobre el rango salarial de un puesto en el que estás interesado puede ser el punto de partida para tener una negociación exitosa sobre algo más que el salario.

[Compre con cautela esta Navidad. Muchas tiendas están restringiendo sus políticas de devolución]

“Hay que obtener toda la información posible por adelantado sobre la función, la estructura jerárquica y la forma en que se piensa en la compensación”, explicó Alexandra Carter, profesora de la Columbia Law School que enseña técnicas de negociación.

La información es poder

Los solicitantes de empleo pueden utilizar la información de un empleador sobre la banda salarial de un determinado puesto para hacer más preguntas.

Carter, autor de Ask For More: 10 Questions to Negotiate Anything, cita ejemplos de preguntas como “¿Qué se me exigirá en el puesto?” y “¿Cómo se valora dentro de esa banda?”.

[¿Qué sucederá con las acciones de Twitter ahora que es una empresa privada?]

Utiliza las preguntas “dime” para entender cómo las empresas elaboran las estructuras salariales y las cualificaciones requeridas para la parte superior del rango salarial.

Establecer una relación

El tono de las preguntas también es importante. “Lo que buscas es establecer una relación que te lleve no sólo a través de esta negociación, sino un año o dos más tarde, cuando pidas un aumento de sueldo o un ascenso”, señaló Carter. 

Negociar algo más que el salario

Piense en lo que quiere de un trabajo y recuerde que las empresas pueden tener más flexibilidad en cuanto a beneficios que a salario. Ventajas como la flexibilidad de horarios, el trabajo a distancia, el tiempo libre remunerado, la tutoría, los viajes y las conferencias de desarrollo profesional pueden añadir un valor significativo. 

Utilice la transparencia salarial para negociar un aumento

Saber lo que ganan los demás también puede ayudarle si quiere negociar un aumento de sueldo o un ascenso.

El 68% de las organizaciones planean aumentos salariales para todos los trabajadores en 2023, según una encuesta realizada a empresas estadounidenses por la Fundación Internacional de Planes de Beneficios para Empleados. Los encuestados dijeron que el rendimiento es el mayor factor utilizado para diferenciar los aumentos salariales de los trabajadores. 

Las leyes de transparencia salarial pueden hacer que sea menos probable que los empleados tengan que salir al mercado abierto para conocer su valor.

[Biden anuncia medidas para eliminar las llamadas ‘cuotas basura’ que cobran los bancos por sobregiros y cheques inválidos]

“Muchas veces, los empleados no tienen una idea de su valor en el mercado”, afirmó Ben Zweig, director general de Revelio Labs, una empresa de inteligencia laboral de Nueva York. Sin la información salarial publicada, la única forma en que los empleados descubren su valor es cuando empiezan a hacer entrevistas y a reunirse con los reclutadores.

“Eso es un gran desperdicio; es muy ineficiente. Ciertamente, las empresas no quieren que los empleados hagan eso”, afirmó Zweig.

Hacer avanzar la conversación

La transparencia salarial también puede ayudar a que las negociaciones vayan más allá del salario y pasen a la forma en que una organización debería cambiar un puesto de trabajo para mejorar la satisfacción de los empleados.

Los expertos dicen que los líderes empresariales y los gerentes de contratación deben entender que los empleados pueden poner un mayor valor en la equidad que el salario real.

“La remuneración no será el premio final por hacerlo bien en el trabajo”, señaló Zweig.