Fidel Castro en el cine: "El cineasta menos conocido"

El escritor Gabriel García Márquez lo llamó “el cineasta menos conocido del mundo” a raíz del respaldo que diera Fidel Castro para la creación de la Escuela Internacional de Cine y TV en San Antonio de los Baños, en 1986.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Miami, FL.- El escritor Gabriel García Márquez lo llamó alguna vez “el cineasta menos conocido del mundo” a raíz del respaldo que diera Fidel Castro para la creación de la Escuela Internacional de Cine y TV en  San Antonio de los Baños, en 1986.

Pero la historia de Castro con el cine se remonta muchos años atrás. De su época de juventud hay referencias vagas y dispersas sobre su participación como actor y extra en filmes de Hollywood. El libro The Best of MGM, The Golden Years 1928-1959, de James Robert Parrish y Gregory Mank, lo sitúan como un participante en la filmación de Bathing Beauty (1944), dirigida por George Sidney y protagonizada por Red Skelton y Esther Williams.

Fidel Castro (1926-2016): La obsesión de gobernar

Sidney lo habría utilizado además como extra en la comedia musical Holiday in Mexico, filmada en 1946 con los músicos José Iturbi y Xavier Cugat. Castro no aparece en los créditos, aunque existen testimonios de su participación como extra, así como también fue su contribución el mismo año en Easy to Wed, de Edward Buzzell y con Esther Williams y Lucille Ball, en la que aparece al lado de una piscina.

A partir de 1959 el extra Fidel Castro pasa a tener el papel protagónico en la historia de su país. Su imagen fue presencia permanente en documentales para televisión y cine, pero también recreado y caracterizado en obras de ficción, de la mano de directores famosos como Alfred Hitchcock, Woody Allen y Brian de Palma.

Hitchcock lo empleó como material de archivo en Topaz (1969), un filme de intriga y espionaje con el trasfondo de la Crisis de los Misiles de 1962.

Así fue el anuncio de la muerte de Fidel Castro

También de 1969 es Che!, del realizador Richard Fleischer, quien le dio a Jack Palance el papel de Fidel Castro frente a Omar Shariff interpretando al guerrillero argentino.

Aunque sin mencionarlo por su nombre, Woody Allen se inspiró en la revolución cubana para su película Bananas (1971), donde un líder guerrillero se vuelve completamente loco y sumerge al país en un caos, mientras un turista catador de productos se convierte en la esperanza de salvación de la nueva república.

En 1983, Castro aparece en un pasaje histórico de Scarface, de Brian De Palma, mientras pronuncia un discurso en los días del éxodo del Mariel.

Discursos e imágenes del líder cubano se suceden también en JFK (1991), de Oliver Stone, y en Before Night Falls (2000), de Julian Schnabel, inspirado en la autobiografía homónima del escritor Reinaldo Arenas.


El día que Fidel Castro fue un espalda mojada

En The Lost City (2005), el actor y director Andy García le entregó la caracterización de Fidel Castro al actor miamense Gonzalo Menéndez, cuyo papel queda opacado por el desempeño de Jsu García como el Che Guevara. En el filme, Dustin Hoffman interpreta al mafioso Meyer Lansky.

Con mayor protagonismo de la figura transcurre la miniserie de ficción, de 200 minutos, Fidel, del cineasta inglés David Attwood y con el actor Víctor Hugo Martin en el papel principal, realizada en el 2002. Gael García Bernal representa el papel del Che Guevara, mientras que Héctor Elizondo asume al político cubano Eduardo Chibás. 


Fidel Castro practicó tiro con las escopetas de Hemingway

Con más sentido de parodia y sátira fue realizada la comedia Company Man (2000), de Peter Askin y Douglas McGrath. La trama aborda la historia de un profesor universitario que se convierte en espía a comienzos del proceso revolucionario y se involucra en un complot para derrocar a Castro, que es representado por el actor australiano Anthony LaPaglia.

En un tono de sátira fantástica se inscribe I love Miami (2007), del director Alejandro González Padilla, en la que un Fidel Castro anciano huye en balsa a Miami tras ser víctima de un atentado. El gobernante, pero sus sucesores lo creen muerto y publican la noticia de que está enfermo, ganando tiempo para preparar la transición del mando. El actor español Juan Luis Galiardo interpreta a Fidel Castro en una película donde la hija rebelde del gobernante, Alina Fernández Revuelta, y el comandante Huber Matos aparecen interpretándose a sí mismos.

Pero la documentalística producida en torno a Castro es aún más profusa e incluye desde recopilaciones de discursos, reportajes en lugares y eventos históricos, así como largas entrevistas con el protagonista. 

El significado de la "Casa Birán" para los Castro

Uno de los documentales emblemáticos de la primera etapa revolucionaria es Fidel! (1968), del cineasta y activista estadounidense Saúl Landau. El filme de Landau capta los días de la euforia social y las audacias del líder en su esplendor de popularidad. El cineasta acompañó a Castro y a una comitiva integrada por los comandantes Guillermo García, Faustino Pérez y Jorge “Papito” Serguera, a bordo de un jeep y en el avión ejecutivo AN-24 durante una gira de cinco días por pueblos y comunidades rurales del oriente de Cuba.

En 1977, el realizador Santiago Alvarez filmó a Fidel Castro en un singular encuentro con un campesino nonagenario, afectado de la vista, quien a los 11 años había conocido a José Martí tras desembarcar por Playita de Cajobabo, en el oriente cubano, en 1895. El documental se titula Mi hermano Fidel y constituye una muestra del culto cinematográfico a la figura del líder, cuando el campesino hace referencia una y otra vez a la continuidad de Martí en la persona de Fidel Castro.


Fidel Castro y Miami, la ciudad que más lo odió

De una entrevista de 16 horas en 1987, el periodista italiano Gianni Mina realizó Un día con Fidel, un documento audiovisual que repasa los acontecimientos de su época, describe las personajes políticos con quienes se relacionó, aborda por primera vez la epopeya del Che Guevara y análisis la crisis del socialismo.

En el 2003, Oliver Stone estrenó Comandante,  basado en entrevistas con Fidel Castro realizadas durante una visita de tres días del cineasta estadounidense a Cuba. La película mezcla imágenes de archivo con filmaciones cámara en mano y entrevistas a Castro.  Se estrenó en el Festival de Cine de Sundance en enero de 2003 y HBO tenía previsto estrenarlo en mayo, pero una serie de acontecimientos, entre ellos la detención de 75 disidentes en la primavera de 2003, forzaron a HBO a postergar el estreno.

Por exigencia de HBO, Stone filmó una segunda parte, titulada Looking for Fidel, con entrevistas a algunos disidentes cubanos, con referencias a la ola represiva conocida como la Primavera Negra.


Fidel Castro y Nueva York: amores y odios, de Manhattan a Harlem

La realizadora cubanoamericana Adriana Bosch se aventuró en el 2005 en la conformación de una  biografía de Castro, difundida por la cadena PBS. Cuenta con fragmentos de intervenciones de Castro y entrevistas a familiares, testigos excepcionales y personalidades desde Alina Fernández Revuelta,  Rafael Diaz-Balart, ex cuñado, hasta Huber Matos y Alcibiades Hidalgo, ex asistente de Raúl Castro. Incluye imágenes inéditas o poco conocidas, algunas obtenidas de archivos rusos que fueron vendidas a un instituto académico británico.

Una obra antológica sobre la presencia de Castro en la vida de los cubanos es Cuba, la bella (1996), del realizador exiliado Ricardo Vega. Utilizando imágenes de archivo de sus discursos a lo largo de 35 años, algunos olvidados o de acceso limitado, Vega logró elaborar un relato de la megalomanía, los planes irrealizables y la frustración nacional en contraste con la retórica triunfalista del líder cubano.


Proyectos Fracasados de Fidel Castro

Y sobre un amor desconocido de Castro, el cineasta de Wilfried Huismann realizó Dear Fidel (2000), que aborda la relación amorosa de Marita Lorentz con el líder cubano.