Excursionista camina 48 horas con la pierna destrozada tras una caída brutal: “La única forma de rescatarme era hacerlo yo”

"Fue el peor escenario posible". Estaba sólo. Herido. En la mitad de una desolada montaña. Nadie sabía a dónde había ido... Sólo tenía nueces y una barra de energía
En esta foto de archivo, dos excursionistas caminan por un sendero del Joshua Tree National Park, en California.
En esta foto de archivo, dos excursionistas caminan por un sendero del Joshua Tree National Park, en California.AP / AP

Un excursionista que cayó por una cascada de seis metros este domingo mientras hacía senderismo en el Mount Nebo, en Australia, fue rescatado después de deambular dos días con una pierna y muñeca fracturadas.

Neil Parker, de 54 años, pudo sobrevivir gracias a sus conocimientos de primeros auxilios, los que utilizó para entablarse la pierna izquierda con bastones de senderismo y otros suministros, reportó la página de noticias ABC.

“Tuve que cargar mi pierna y pesaba mucho. Tenía una venda en mi codo, así que pude usarlo poco a poco”, dijo desde su cama en el hospital, según CNN.

De acuerdo con Parker, la ruta que tomó, enclavada en la zona conocida como Cabbage Tree Creek, la había recorrido en numerosas ocasiones, pero esta vez, al parecer, el clima le jugó una mala pasada. Le había tomado cerca de una hora y 40 minutos llegar a la cima. 

“He escalado la cascada en muchas ocasiones, pero ahora estaba muy seca y las rocas eran resbalosas y, en vez de quedarme parado, me resbalé y caí”, relató.

Después de la caída, lo que vino fue un calvario: dos días moviéndose lenta y dolorosamente con la esperanza de encontrar un lugar en el que pudiera alertar a las autoridades o ser visto por algún helicóptero.

Durante esas 48 horas, Parker bebió agua de un arroyo y se alimentó con comida que llevaba en su mochila. Tenía una barra de proteínas, paletas y un puñado de nueces.

Mientras que en el día las temperaturas rondaban los 87 grados Fahrenheit, en la noche el frío monte podía albergar una mínima de 42.8 grados Fahrenheit.

“Pensé que estaría en problemas porque nadie sabía dónde estaba. La única forma de rescatarme era hacerlo yo mismo. Era el peor escenario posible”, señaló.

Sin embargo, los pensamientos sobre su familia lo mantuvieron activo y con esperanzas. No quería morir en medio del denso arbusto que caracteriza la zona, por lo que centró todas sus fuerzas en continuar moviéndose.

También lo ayudó el hecho de que tenía cierta experiencia como miembro del Brisbane Bushwalkers Club, empresa que promueve el senderismo en el estado de Queensland.

El director del club, Stephen Simpson dijo que, aunque Parker era “un líder entrenado muy capaz y competente”, no había seguido las reglas que indican nunca ir solo a este tipo de actividades.

"Normalmente, recomendamos caminar con un mínimo de cuatro personas", para que, en caso de un accidente, las tareas de rescate puedan dividirse.

Dos días después, Parker fue encontrado por un helicóptero que lo ató a una camilla y lo trasladó a un hospital cercano en donde recibió tratamiento.

El cirujano ortopédico Nicola Ward señaló que las heridas de Parker eran muy dolorosas y que era “increíble” que aún así hubiera continuado moviéndose.

"Esencialmente, con una fractura de tobillo como la que tiene, la extremidad es un peso muerto e inútil, no se puede caminar sobre ella, no se puede poner peso a través de ella y hay que arrastrarla y lo mismo con la muñeca", explicó.

El doctor aclaró que podrían pasar meses antes de que Parker pueda mover con normalidad su pierna.

"La preparación es la clave, saber y comprender cuál es el terreno. Pero hay actividades deportivas que nunca debes hacer solo", puntualizó Parker.

RELACIONADO:

Un niño de tres años se cayó de un sexto piso. En un dramático rescate, una multitud le salvó la vida

"Fue obra de Dios". Graban emocionante rescate de una bebé abandonada en un bosque envuelta en plástico