IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Este 1 de julio sube el salario mínimo en 16 ciudades, condados y estados

El salario mínimo federal es 7,25 dólares por hora, pero las administraciones locales y estatales han elevado la cifra en varias regiones.

El salario mínimo subirá el 1 de julio en ciudades, condados y estados de Estados Unidos en plena controversia sobre el efecto que puede tener sobre el empleo.

El salario mínimo federal es 7,25 dólares por hora, pero las administraciones locales y estatales pueden elevar esa cantidad, que no ha variado en la última década.

Este sábado subirá en los estados de Maryland (de 8,75 a 9,25 dólares) y Oregón (de 9,75 dólares a 10 en los condados rurales, 11,25 en el área metropolitana de Portland y 10,25 en el resto), y en las ciudades de Los Ángeles (de 10,50 a 12 dólares en empresas de 26 trabajadores o más), San Francisco (de 13 a 14 dólares), Chicago (de 10,50 a 11 dólares en empresas de más de cuatro trabajadores), Washington DC (de 11,50 a 12,5 dólares), y Flagstaff (de 10 a 10,50 dólares).

También subirá en los condados de Cook, Illinois (de 8,25 a 10 dólares, aunque hay algunas ciudades que han intentado evitarlo), y Montgomery, Maryland (de 10,75 a 11,50 dólares); y en varias urbes de California: Emeryville (de 13 a 14 dólares en empresas de hasta 55 trabajadores, y a 15,20 dólares para las de 56 empleados o más), Malibú y Pasadena (de 10,50 a 12 dólares en las empresas de 26 trabajadores o más), Milpitas (de 10,50 a 11 dólares),  San José y San Leandro (de 10,50 a 12 dólares), y Santa Mónica (de 10,50 a 12 dólares en las empresas de 26 trabajadores o más, y a 15,37 en los hoteles).

La Universidad de Washington divulgó un estudio la semana pasada sobre los efectos de la subida progresiva del salario mínimo hasta los 15 dólares llevada a cabo desde 2015 por ese estado. 

Según este trabajo, se ha producido una caída del 9% en el número de horas trabajadas, lo que se traduce en una disminución media de 125 dólares al mes en el salario de un trabajador que cobre ese sueldo. Asegura además el estudio que, si no se hubiera subido el salario mínimo, habría 5.000 puestos de trabajo más.

Apenas unos días antes, la Universidad de Berkeley concluyó que la subida del salario mínimo en Washington no había provocado una pérdida de empleos entre los trabajadores de restaurantes, los más afectados por esta medida.

Vídeo relacionado: Hispanos ven con ilusión aumento de salario mínimo