Estas son las carreras que podrían decidirse con un costoso recuento de votos

En Florida, Georgia, Mississippi, Arizona y Texas las elecciones todavía no terminan; de hecho, algunas podrían estar por repetirse.
Los trabajadores depositan las boletas electorales que dejaron en un buzón para clasificarlas
 Los trabajadores Mark Bezanson, a la izquierda, y Julie Olson depositan las boletas electorales que dejaron en un buzón para clasificarlas en una mesa en la oficina de elecciones del condado de King.AP / AP

Las elecciones de medio término han finalizado en gran parte del país, los candidatos y partidos ganadores se preparan para gobernar o legislar y los perdedores planean su próxima contienda, si no han considerado el retiro, pero en un puñado de carreras los finalistas, reacios a conceder la derrota, aún se aferran al triunfo.

La ley establece en la mayoría de estos casos que una diferencia menor al 0.50% de los votos, conlleva al recuento. Todavía hay votos que están siendo contados en estas carreras, pero están tan cerradas que es muy probable un nuevo cómputo y, en algunos casos, una nueva elección.

La elección de Georgia a gobernador

Una de las carreras que más llamó la atención de los medios durante la campaña (por las acusaciones del Partido Demócrata y organizaciones civiles de supresión de votos de minorías por parte de los republicanos en el poder) mantiene en vilo a la opinión pública, tras no saberse quién ha ganado.

Mientras tanto, el candidato republicano, Brian Kemp, ya renunció a su cargo de secretario de estado de Georgia para empezar su transición como mandatario. Kenn lleva la ventaja a la demócrata Stacey Abrams con 50.53% del voto, contra 50%.

En números absolutos la ventaja de Kemp es de 63.000 votos. Pero el equipo de campaña de Abrams ha contraatacado con una demanda en el condado de Dougherty. Donde los votantes alegaron un retraso en la distribución y el procesamiento de las boletas de votación en ausencia que comenzaron durante el verano y se vieron agravadas por los efectos del huracán Michael, que se produjo en octubre, reportó la cadena CNN.

"Tenemos informes de que las papeletas nunca llegaron, o que se nos entregaron mal, y que hubo un retraso increíble", dijo Kurt Kastorf, miembro del equipo legal de Abrams. "El condado continuaba enviando boletas al menos hasta la semana pasada".

Para que hubiera una nueva elección la diferencia final debería ser menor al 0.25%, lo que equivale a más de 25.000 votos.

Sobre esta posibilidad el jefe de comunicaciones de la campaña de Kemp, Cody Hall, comentó que, “puesto en términos simples, es matemáticamente imposible para Stacey Abrams que gane o que fuerce una nueva elección”.

Cuando terminen de contarse todos los votos, si se mantiene la diferencia de menos de medio punto porcentual, la ley obliga al recuento. Luego, si la diferencia fuese menor a un cuarto de 1%, habría una nueva elección.

La elección de Florida a gobernador

Aunque Andrew Gillum, candidato del Partido Demócrata, concedió la victoria a su contrincante republicano Ron de Santis la noche del martes, desde entonces la diferencia entre ambos se ha acortado.

Los condados más poblados del estado continúan contado los votos, mientras la diferencia se ha acortado a 0.47%, equivalente a 38,000 votos. Por ley, una diferencia menor a medio punto conlleva al recuento. Los 67 condados de Florida tienen hasta el sábado para enviar los resultados de la primera cuenta.

Uno de los condados que todavía no termina de contar es el de Broward, el segundo más poblado del estado y uno que tiene una historia de interferir ilegalmente en elecciones. Una corte sentenció que en 2016, la supervisora Brenda Snipes, había destruido algunas boletas de la carrera al congreso para favorecer a los demócratas. Snipes es una oficial demócrata elegida. El jueves dijo a reporteros que todavía no sabían cuántos votos faltaban por contar, debido al volumen de papeletas que recibieron, reportó el diario New York Times.

La elección de Florida al Senado

El gobernador, Rick Scott, del Partido Republicano se enfrentó al senador demócrata, Bill Nelson, en la contienda por el asiento del senado en Florida, este martes.

Los resultados preliminares indican que sólo 17,344 votos o una diferencia del 0.22% los separa, con la ventaja para el republicano. La ley en el estado de Florida señala que una diferencia menor al 0.25% conlleva a un recuento manual de los votos y menor al 0.5% a un recuento mediante una máquina.

“Creo que acertado decir que ahora mismo los resultados de la elección al Senado de 2018 no se saben”, dijo el abogado electoral de Nelson, Marc Elias, según el New York Times. También dijo que estaba seguro de que al final del conteo los resultados favorecerían a Nelson.

“Hay que ser claros, cuando Elías dice ‘ganar’, quiere decir ‘robar”, dijo un portavoz de la campaña de Scott.

El recuento por máquina tendría que completarse antes de las 3:00 PM del 15 de noviembre. Si el resultado de ese conteo fuera de una diferencia de menos del 0.25%, entonces tendría que hacerse un conteo manual para el 18 de noviembre.

Una vez que los condados hayan reportado los resultados no oficiales, el secretario de estado de Florida, Ken Detzner, nombrado por Rick Scott, podrá anunciar los recuentos que la ley mandate.

La elección de Arizona al Senado

El sitio dejado por el fallecido senador republicano John McCain todavía no encuentra un reemplazo. La republicana Martha McSally está arriba del demócrata Kyrsten Sinema, por sólo 17.000 votos, menos del 1%.

La razón por la cual no se ha podido declarar un ganador tiene que ver con el proceso de escrutinio de las papeletas que son recibidas por correo y con lo cerrado de la competencia.

Arizona se ha caracterizado por tener un sistema de conteo que privilegia la autenticación de las boletas que son enviados por correo, sobre la velocidad. De un total de 2 millones de boletas, 600.000 fueron recibidas por correo. Las firmas en este tipo de boletas tienen que ser verificadas una por una con la firma que está guardada en un archivo y en caso de no coincidir los oficiales tienen que contactar al elector en su hogar para asegurarse de que es él o ella.

Por ello, aún no se ha terminado el conteo en los condados de Maricopa y Phoenix, incluidos los suburbios.

La elección especial de Mississippi al Senado

La republicana Cindy Hyde-Smith y el demócrata Mike Espy se dirigirán a una segunda vuelta más tarde este mes, luego de que ambos candidatos no alcanzaron el umbral del 50%.

Hyde-Smith, quien fue designada para reemplazar a Cochran, un senador enfermo de 80 años de edad, a principios de este año, enfrentará cabeza a cabeza como favorita, en un estado tradicionalmente republicano, a Espy, ex secretario de Agricultura.

La elección del distrito 23 de Texas a la Cámara de Representantes:

La agencia de noticias Associated Press retiró su pronóstico de que el representante titular republicano, Will Hurd, había ganado a las 4:00 AM del miércoles. Luego de que el margen entre él y la demócrata Gina Ortiz se redujera a tan sólo 700 votos.

Según la ley electoral del estado, un candidato puede pedir el recuento de una elección si la diferencia de votos que separa a los dos es menor al 10% de los votos que recibió el virtual ganador. En este caso, Jones podría pedir el recuento.

Sin embargo, para hacerlo tendría que pagar de su propio bolsillo los costos en los que se incurriría. Según el diario Dallas Morning News este monto podría ascender a 100.000 dólares.