Estadounidenses liberados por Irán emprenden viaje a casa

"Cuando los estadounidenses son liberados y son devueltos a sus familias, eso es algo que todos podemos celebrar", dijo el presidente Obama

WASHINGTON (AP) — Los estadounidenses que estuvieron presos en Irán comenzaron el domingo su largo viaje de regreso a casa, después de negociaciones diplomáticas delicadas que ambos gobiernos realizaron calladamente a la sombra de las negociaciones nucleares internacionales.

"Este es un buen día", dijo el presidente Barack Obama en la Casa Blanca el domingo. "Cuando los estadounidenses son liberados y son devueltos a sus familias, eso es algo que todos podemos celebrar".

Un avión de la fuerza aérea suiza que llevaba a tres de los cuatro estadounidenses liberados por Irán aterrizó en Ginebra y se esperaba que volara posteriormente a una base de la fuerza aérea de Estados Unidos en Alemania. Los cuatro estadounidenses fueron parte de un intercambio de prisioneros con Irán.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el reportero del diario The Washington Post Jason Rezaian, el ex marine estadounidense Amir Hekmati, y el pastor Saeed Abedini estaban en el vuelo, pero no Nosratollah Khosravi-Roodsari. Sin embargo, Irán dijo que éste viajaba en el avión también. No fue posible resolver la razón de la discrepancia por el momento.

Quienes "deseaban salir de Irán han partido", dijo por su parte un alto funcionario de Estados Unidos el domingo. El funcionario estadounidense habló bajo condición de anonimato debido a la sensibilidad el caso.

El editor que publica el diario The Washington Post, Frederick J. Ryan, Jr., confirmó que el reportero Rezaian partió del país acompañado de su esposa después de una "pesadilla de 545 días".

Irán celebró el retiro de las rígidas sanciones económicas luego de que la agencia atómica de la ONU certificó el sábado que la república islámica cumplió los compromisos como parte de un acuerdo con potencias mundiales para dar marcha atrás a su programa nuclear.

También se resolvió finalmente una controversia que databa de antes de la Revolución Islámica de 1979: una compra militar pr parte de Irán, con lo que Teherán recibirá 400 millones de dólares, más 1.300 millones en intereses.

Sin embargo, no todas las noticias era buenas para Teherán: Estados Unidos impuso el domingo nuevas sanciones contra 11 individuos y entidades que participaron en el programa de misiles balísticos de Irán, luego de que Teherán hizo un lanzamiento de prueba de un misil balístico de alcance medio en octubre.