IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un helicóptero rescata a un hombre en Alaska que llevaba una semana peleando contra un oso hambriento

El oso le desgarró el torso y la pierna y “regresó a su campamento para acosarlo todas las noches”, según dijo la tripulación de la Guardia Costera que lo descubrió haciendo señales de auxilio con las manos cuando sobrevolaba la zona.

Por Doha Madani – NBC News

Un hombre herido en un remoto campamento minero de Alaska, sin nadie a quien pedir ayuda, fue rescatado este viernes, después de que estuvo defendiéndose durante una semana de los feroces ataques de un oso hambriento, informaron las autoridades.

El sujeto, que no fue identificado, fue visto agitando las manos en señal de auxilio por la tripulación de un helicóptero de la Guardia Costera de Kodiak que sobrevolaba la zona, según informó la agencia en un comunicado el martes.

[Un joven toma el control de los mandos de un avión e intenta estrellarlo en Alaska]

La tripulación de la nave vio primero un letrero gigante de SOS en el techo de una choza donde el hombre había hecho su campamento. Patrullaban la zona que va de Kotzebue a Nome, pero solo avistaron al hombre cuando se dieron la vuelta para sobrevolar de nuevo esa zona.

El campamento minero de un hombre en Kodiak, Alaska, que fue atacado por un oso.Guardia Costera

Lo llevaron de inmediato a la ciudad de Nome para que recibiera atención médica de emergencia. Tenía una pierna herida y el torso rasgado porque un oso lo había atacado unos días antes.

"El hombre dijo que el oso había regresado a su campamento para acosarlo todas las noches durante una semana consecutiva", afirmó la Guardia Costera.

No está claro qué tipo de oso atacó al hombre, pero tanto los pardos como los negros son comunes en el estado. Alaska es el hogar del 98% de la población de osos pardos del país, según el Departamento de Pesca y Caza del estado.

Los mayoría de los ataques de osos son de pardos, porque son los más grandes y más agresivos.  Los Kodiak son una subespecie endémica del archipiélago de Kodiak en Alaska, por lo que es probable que se tratara de uno. Aunque también hay osos grizzli, otra subespecie que habita la región.

[Diez segundos de terror: así sobrevivió un hombre al ataque de un oso pardo en Alaska]

Los osos negros estadounidenses, que son más pequeños que los pardos, tienen menos probabilidades de atacar a los humanos y rara vez se muestran agresivos con las personas, a menos que protejan a sus cachorros.

Como muchas especies, estos animales se enfrentan al problema de la pérdida de su hábitat debido a la expansión de los asentamientos humanos y la deforestación, según advierte el Fondo Mundial para la Naturaleza.