IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Texas prometió acabar con los violadores tras aprobar la ley antiaborto. Pero la mayoría de casos nunca son procesados

La restrictiva ley del aborto no contempla ninguna excepción en caso de violación y el gobernador prometió terminar con los violadores. Pero Texas resuelve menos casos que la media de Estados Unidos.

Por Laura Strickler y Adiel Kaplan - NBC News

WASHINGTON — El gobernador Greg Abbott y otros defensores de la nueva ley de Texas que prohíbe el aborto después de seis semanas -incluso en casos de violación e incesto- han prometido tomar medidas contra las agresiones sexuales para reducir la necesidad de abortar. Abbott dijo el mes pasado, poco después de que entrara en vigor la ley conocida como SB 8, que “eliminaría a todos los violadores”.

Sin embargo, una revisión de nuestra cadena hermana NBC News de los datos del estado y del FBI indica que la tasa de esclarecimiento de violaciones en Texas ha estado cayendo año tras año y está por detrás del promedio nacional en casi un tercio.

En 2019, el año más reciente del que se dispone de datos nacionales y estatales, la tasa nacional era del 32.9%, mientras que la tasa en Texas había caído al 23.3%. Apenas cuatro años antes, Texas había resuelto el 38% de los casos de violación.

[Ocho claves para comprender por qué es tan polémica la ley contra el aborto de Texas y la decisión de la Corte Suprema]

La falta de juicios por violación en Texas ha sido tan preocupante que la oficina de Abbott patrocinó un estudio en la Universidad de Texas en Austin que se publicará este otoño y que examina por qué la gran mayoría de los casos de agresión sexual nunca son procesados.

Aclarar un caso suele significar realizar una detención o identificar definitivamente a un sospechoso.

Los índices de esclarecimiento y de detenciones varían de un estado a otro por muchas razones. Las estadísticas sobre delincuencia son notoriamente difíciles de comparar debido a las diferencias en la calidad, los criterios y el estilo de registro de una jurisdicción a otra.

El FBI advierte que utilizar sus datos sobre delincuencia para clasificar a los estados por sus resultados puede ser engañoso, al igual que comparar los resultados de un estado de un año a otro.

Sin embargo, históricamente, la tasa nacional de detenciones y resolución de casos de violación ha ido en descenso desde 1996, cuando era del 52%. Los índices de resolución y detención de todos los delitos violentos llevan años descendiendo, y la violación siempre ha sido difícil de perseguir e investigar.

[“Un asalto a los derechos”: las reacciones a la prohibición casi total del aborto en Texas]

Los defensores de las víctimas de agresiones sexuales afirman que la falta de detenciones y encarcelamientos echa por tierra la afirmación de Abbott de que puede “eliminar a todos los violadores de las calles de Texas saliendo agresivamente a arrestarlos y procesarlos”.

“Cuando decimos que vamos a detener a todos los violadores, eso no es posible”, afirmó la detective de la policía de Houston Kamesha Baker, que trabaja en la división de víctimas especiales y es miembro del grupo de trabajo del gobernador sobre agresiones sexuales. Su departamento investiga 20,000 violaciones al año, la mayor cantidad del estado.

El Gobierno de Biden ha pedido a la Corte Suprema que detenga la imposición de la ley de Texas. El tribunal dictaminó el viernes que la ley SB 8 seguirá en vigor mientras se acelera la respuesta a la impugnación de la Administración.

Otros siete estados -Alabama, Louisiana, Mississippi, Misuri, Ohio, Oklahoma y Tennessee- han aprobado leyes similares de prohibición del aborto sin excepciones por violación o incesto. Los tribunales han bloqueado la entrada en vigor de todas estas leyes.

La impugnación de la ley de Mississippi se dirige a la Corte Suprema en un caso que puede poner en entredicho la decisión del caso de Roe contra Wade de 1973, que legalizó el aborto en todo el país.

[No, es falso que haya un mayor riesgo de aborto espontáneo por la vacuna de COVID-19]

Los datos sobre casos de violaciones esclarecidos no están disponibles en los siete estados. Sin embargo, se dispone de las tasas de detenciones de 2019 en seis de ellos. Tres están cerca o justo por encima de la media nacional del 14.2%, mientras que otros tres están por debajo.

La de Texas también está por debajo de la media nacional, con detenciones en el 13.4% de los casos.

¿Por qué es tan difícil mover la aguja?

Las dificultades para detener y acusar a los sospechosos en casos de violación no son específicas de Texas ni de ninguno de los otros estados que han restringido el aborto.

La exsargento de la policía de Austin Elizabeth Donegan, que dirigió la unidad de delitos sexuales del departamento durante nueve años, dijo que las bajas tasas de arresto por violación son un problema en todo el país.

Un grupo se reúne para protestar por las restricciones al aborto en el Capitolio del Estado en Austin, Texas, el martes 21 de mayo de 2019.Eric Gay / AP

“No puedo decir que haya algo único en Texas”, dijo. “Los problemas radican en el liderazgo, la formación y la verdad sobre lo que ocurre en nuestras comunidades en respuesta a las agresiones sexuales”.

[La Corte Suprema rechaza bloquear la ley contra el aborto de Texas como pidió Biden pero la examinará de forma acelerada]

Baker, que está estudiando un doctorado en justicia penal con un enfoque en la agresión sexual, dijo: “Este es un problema de la sociedad, no solo de Texas. Al comprobar los estudios y los artículos revisados por pares en torno a otras ciudades y estados, me parece que en todos los casos hay una cuestión de cómo proporcionar apoyo probatorio cuando el caso se reduce al consentimiento", añadió.

Baker subrayó que sus opiniones son propias y no las del departamento de policía.

A diferencia de otros delitos, en las agresiones sexuales no suele haber testigos. La mayoría de las agresiones se producen en casas o residencias en las que no hay cámaras de vigilancia, recordó Baker. Algunas denuncias se hacen semanas después de los incidentes, lo que complica la recogida de pruebas forenses.

Sólo el 9% de las agresiones sexuales a mujeres en Texas son cometidas por personas que las víctimas no conocen, según una investigación de la Universidad de Texas. Las cifras son similares en todo el país. La exagente de policía de Nueva York Jillian Snider, profesora de la John Jay School of Criminal Justice, dijo: “Aunque la serie de televisión Ley y orden: Unidad de víctimas especiales lo haga parecer como si ocurriera todo el tiempo, es muy raro”.

Cuando una víctima conoce al agresor, demostrar que no hubo consentimiento puede ser un reto. Según los expertos, menos del 20% de las violaciones se denuncian a la policía.

[“Tiene consecuencias para toda la vida”. ¿Qué pasa cuando alguien que desea abortar no puede hacerlo?]

El sargento Christopher Adams, que dirige la unidad de la policía de Dallas que se ocupa de los delitos sexuales, dijo que su equipo de detectives también se ve a menudo obstaculizado por las víctimas que cambian de opinión sobre la acusación.

“No se trata de culparlas de ninguna manera: se trata de un suceso muy traumático, y muchas veces no quieren pensar en ello. Hablan con un oficial de patrulla — y luego como que desaparecen”, afirmó.

Los defensores de las víctimas y los analistas de datos del Gobierno en Wisconsin y Vermont, donde las tasas de arrestos y de resolución de violaciones en 2019 estaban por encima de la media nacional, dijeron que no eran conscientes de que sus estados habían realizado arrestos a un ritmo superior a la media y no tenían explicaciones definitivas.

Donegan señaló que el paso más importante para mejorar los resultados de los casos es formar a los detectives para que crean a las víctimas. “Si invirtiéramos en estos casos, estaríamos mucho más avanzados”, indicó. “La mayoría de las unidades de delitos sexuales lo hacen lo mejor que pueden, y siguen las indicaciones de sus supervisores”, agregó.

Shima Baradaran Baughman, profesora de Derecho de la Universidad de Utah que estudia los índices de resolución de violaciones, dijo: “El problema de resolver más delitos no se reduce a los fiscales o a más policías, sino a una mejor investigación policial".

La respuesta del gobernador

Los legisladores de Texas han impulsado fuertes leyes contra las agresiones sexuales, como una en 2019 que exigía al gobernador la creación de un grupo de trabajo de supervivientes de agresiones sexuales y otra que obligaba a enviar todos los kits de violación a los laboratorios de criminalística en un plazo de 90 días desde su recogida.

[Uma Thurman cuenta el aborto que vivió cuando era adolescente en solidaridad con las mujeres de Texas]

Como resultado, la entrega de kits de violación ha mejorado en Dallas, según la policía, pero en Houston, según Baker, los retrasos aún pueden ser de hasta 11 meses. Los laboratorios a veces están tan ocupados que los kits se subcontratan a un laboratorio privado en Virginia, lo que retrasa aún más los resultados.

Joe Pojman, fundador de la Alianza por la Vida de Texas, que apoya la prohibición del aborto en todos los casos, incluida la violación, dijo que está de acuerdo con el objetivo de Abbott de reprimir las agresiones sexuales. “Felicito al gobernador por hacer todo lo posible para asegurar que el violador sea condenado: debe hacerse justicia con el violador, y debe ser muy público para que sea disuasorio”, afirmó.

Un portavoz de Abbott dijo en un comunicado que “el gobernador ha defendido la seguridad de todos los texanos, y se ha centrado especialmente en proteger y apoyar a las mujeres que pueden ser víctimas de agresiones sexuales”.

El portavoz dijo que Abbott bloqueó los esfuerzos para “desfinanciar a la policía” para que las fuerzas del orden tengan “los recursos para luchar contra estos delitos e investigar las violaciones.”

Pero para Adams, el sargento de la policía de Dallas, la mejora es esquiva. “Evidentemente, nos encantaría que [la tasa de resolución] fuera mucho mayor”, dijo. “Pero, ¿creo que están haciendo el mejor trabajo que pueden? Sí, al cien por cien. Estamos haciendo todo lo que podemos hacer”.