IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Muere un niño al desplomarse desde una atracción de la ciudad de Nueva York polémica por atraer suicidios

El adolescente, de 14 años, se encontraba de visita con su familia y cayó al vacío pese a las medidas extra de seguridad puestas en marcha tras varias tragedias encadenadas.

Un adolescente de 14 años que se encontraba de visita con su familia en The Vessel, una estructura turística de 150 pies de altura formada por un laberinto de escaleras en la ciudad de Nueva York, perdió la vida este jueves al desplomarse desde una altura aún no determinada por causas que se desconocen, según informó la policía local.

The Vessel, ubicado junto a los muelles del río Hudson, reabrió a finales de mayo con nuevas medidas de seguridad después de haber cerrado en enero tras tres suicidios. Desde entonces se había prohibido a los visitantes entrar solos a la estructura, se había incrementado el número de personal de vigilancia, y se le había instruido para intentar detectar a personas que pudieran estar atravesando una crisis de salud mental.

Sin embargo, persistían dudas de que eso fuera suficiente: “La única manera de evitar futuras tragedias es elevar la altura de las barreras de seguridad”, indicó Lowell D. Kern, director de un grupo vecinal, al diario The New York Times en mayo.

El edificio de The Vessel en Hudson Yards, Nueva York.Getty Images

El joven fue hallado muerto al pie de las escaleras de la estructura alrededor de la una de la tarde (hora local de la Costa Este), según informó ABC News.  Aparentemente saltó desde la octava planta cuando se encontraba de visita con su familia. Se trata de la cuarta muerte desde la inauguración en 2019 de esta estructura diseñada por Thomas Heatherwick.

Los suicidios desde estructuras emblemáticas son una tragedia común en otros lugares, como el puente Golden Gate, que cruza la bahía de San Francisco (California) desde 1937. “La gente que quiere suicidarse no desea hacerse daño, busca acabar cuanto antes”, explicó Steven Miller, su administrador, en 2019. “Parece haber una leyenda que dice que saltar procura una muerte fácil”, añade, “pero la realidad es que no se trata de una forma fácil de quitarse la vida. De hecho, es una forma espantosa y muy dolorosa”.

La caída de 250 pies (el equivalente a un edificio de 25 plantas) apenas dura unos segundos, a una velocidad de 75 millas por hora. Pero el impacto contra el agua no siempre garantiza la muerte: puede provocar roturas de huesos y hemorragias internas, y, en caso de no ser rescatado, ahogamiento en la fría bahía. Algunos cadáveres nunca son rescatados.

Vista de Manhattan desde el río Hudson River, en Nueva YorkREUTERS

Unas 1.700 personas se han quitado de la vida de esta manera desde la construcción del puente. Y serían muchos más si los oficiales que patrullan la zona no interviniesen para convencer a quienes prácticamente cada día lo intentan. Se está construyendo una red alrededor del puente, como la que existe en algunos rascacielos emblemáticos de Nueva York, pero el proyecto multimillonario se ha visto retrasado hasta 2023 por problemas con los contratistas.

Si usted o alguien a quien conoce se encuentra en crisis, puede llamar a la Línea Nacional de Prevención de Suicidios en el teléfono gratuito 800-273-8255, enviar un mensaje con la palabra HOME al teléfono 741741, o visitar esta página web.