IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los demócratas buscan extender los créditos por hijo hasta 2025 y hacer permanentes los subsidios de Obamacare como parte de su nuevo plan fiscal

El enorme proyecto de ley de impuestos y gastos de 3.5 billones de dólares incluye medidas sobre los precios de los medicamentos con receta, la infraestructura y la energía limpia. Esperan finalizarlo para fin de mes.
/ Source: Telemundo

Por Sahil Kapur y Leigh Ann Caldwell – NBC News

Los demócratas de la Cámara de Representantes esperan prolongar los actuales pagos en efectivo por hijos hasta 2025 y hacer permanentes los subsidios ampliados de Obamacare (la ley de Cuidado de Salud Asequible, ACA, por sus siglas en inglés) como parte del nuevo plan fiscal que los legisladores dieron a conocer el lunes.

Las familias que califican para el crédito fiscal por hijo comenzaron a recibir pagos mensuales en efectivo del Gobierno este verano. Esos pagos cesarán si el Congreso no renueva el programa.

La amplia propuesta de 3.5 billones de dólares que se está tramitando en el Congreso será probablemente objeto de una intensa lucha política durante las próximas semanas, pero los demócratas esperan incluir medidas populares como la desgravación fiscal por hijos y pagarlas con subidas de impuestos a las empresas y a las rentas más altas.

Ana Gonzalez, madre de familia, habló con Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, durante una visita de ella a la escuela para hablar sobre el crédito tributario por hijos. Getty Images/Gary Coronado

Tanto los pagos en efectivo por hijos como los subsidios del ACA se aprobaron de forma temporal en el paquete de ayuda por COVID-19 de 1.9 billones de dólares, aprobado por los demócratas a principios de este año.

Las nuevas propuestas difundidas el lunes por los demócratas del Comité de Medios y Arbitrios forman parte de las principales secciones relacionadas con los impuestos del multimillonario paquete de medidas de seguridad que el Congreso está preparando y que es una pieza central de la agenda del presidente, Joe Biden.

La prórroga del crédito fiscal por hijo incluiría algunos cambios técnicos, como permitir que los contribuyentes que no tengan un número de Seguridad Social (SSN, por sus siglas en inglés) puedan reclamarla con un Número de Identificación del Contribuyente Individual (ITIN, por sus siglas en inglés), dijo un asesor demócrata.

Para pagar la gran factura de gastos y los recortes fiscales, el plan incluye subidas de impuestos para los ricos y para algunas empresas.

El plan de la Cámara de Representantes eleva el tipo impositivo marginal superior al 39.6% para las personas que ganan más de 400,000 dólares y para las parejas que ganan más de 450,000 dólares al año.

La propuesta implementa un nuevo sistema de impuestos a las empresas. En lugar de un tipo fijo del 21%, las empresas pagarían el 18% por los primeros 400,000 dólares de ingresos imponibles, el 21% por los ingresos de hasta 5 millones de dólares y el 26.5% por los ingresos superiores.

La comisión publicó el proyecto de ley en dos tandas y se espera que tenga audiencias el martes y el miércoles. La nueva legislación también incluye medidas sobre los precios de los medicamentos con receta, la energía limpia y las infraestructuras.

[Todo lo que debes saber del adelanto del crédito por hijos] 

Una de las omisiones más notables es la propuesta de cambios en el límite de 10,000 dólares de las deducciones fiscales estatales y locales, que han exigido numerosos legisladores demócratas de estados con altos impuestos. El presidente de Ways & Means, Richard Neal, demócrata de Massachusetts, emitió una declaración conjunta con el representante Tom Suozzi, demócrata de Nueva York, y el representante Bill Pascrell, demócrata de Nueva Jersey, afirmando que trabajarán por separado para añadir un "alivio significativo de impuestos locales y estatales (SALT, como se los conoce en inglés)" al proyecto de ley final.

La misma comisión aprobó otras disposiciones del proyecto de ley a finales de la semana pasada, incluyendo un programa para garantizar 12 semanas de permiso familiar y médico remunerado para los trabajadores.

[El crédito tributario por hijo empieza a llegar a millones de hogares del país] 

Es probable que el proyecto de ley definitivo se modifique antes de que se vote en el pleno de la Cámara, con el fin de atender una serie de demandas de los legisladores. Los demócratas cuentan con una estrecha mayoría y no tienen esperanzas de conseguir los votos de los republicanos. La legislación también necesitará el apoyo de los 50 miembros demócratas del Senado antes de convertirse en ley.

Todavía no se sabe cuánto dinero recaudaría la propuesta de la Cámara. Los demócratas están esperando un análisis del Comité Conjunto de Impuestos. El total podría proporcionar una cantidad más realista de cuánto puede gastar el partido.

El senador Joe Manchin, demócrata de Virginia Occidental, un importante voto decisivo, dijo que quiere que el proyecto de ley se pague en su totalidad, y pidió un tipo impositivo de 25% para las empresas.

Mientras la Cámara de Representantes sigue adelante con su propuesta, los demócratas del Senado continúan negociando un acuerdo sobre su propia versión, y hay diferencias con el plan de la Cámara. Por ejemplo, es poco probable que el Senado acepte el plan de ahorro de medicamentos recetados de la Cámara.

El Comité de Finanzas del Senado se reunió el jueves pasado para debatir sus propuestas de ingresos, pero no pudo llegar a un acuerdo en muchos puntos, incluida la tasa del impuesto corporativo. Es probable que la decisión se deje en manos del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, para determinar lo que se puede aprobar.