IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Encuentran a dos niños migrantes de Honduras abandonados a orillas del Río Grande en Texas

Agentes de la Patrulla Fronteriza estaban recorriendo la zona en un bote cuando vieron a los dos pequeños: una niña de 2 años y un bebé de tres meses. “Son hermanos”, decía una nota que estaba debajo de un portabebés.
/ Source: Telemundo

Una niña de 2 años y un bebé de tres meses de Honduras fueron encontrados este martes por la Patrulla Fronteriza abandonados a las orillas del Río Grande, en la frontera de Texas, indicó la agencia en un comunicado. 

Agentes de la Estación Sur en Eagle Pass, una ciudad texana vecina a la mexicana Piedras Negras, estaban recorriendo en bote la zona al mediodía cuando distinguieron un color inusual a la orilla del cauce.

Al acercarse, encontraron a dos pequeños migrantes. Debajo del portabebés había una nota que decía que son hermanos. 

[Ataques de pánico y autolesiones: así es la desesperación que sufren los niños migrantes en refugios de emergencia]

“Es desgarrador y frustrante saber que hay niños abandonados”, dijo el agente jefe de la Estación Sur, Robert N. Garcia, en un comunicado difundido por redes sociales.

 

Los menores son hermanos según una nota que los agentes encontraron debajo del portabebés. Estación Sur de la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

No se trata de un hecho aislado: con frecuencia se informa de menores migrantes que han sido abandonados o quedaron solos en esa zona tejana del Río Grande, en el límite con el estado mexicano de Coahuila.

En mayo, se conoció el caso de cinco niñas centroamericanas, con edades desde 11 meses a 7 años, que aparecieron solas en una granja cerca del río. Un mes antes, un agente rescató a un niño migrante de 10 años de Nicaragua en la frontera al este de la ciudad de Río Grande.  Se había quedado dormido y el grupo con el que venía, lo abandonó

Los agentes de la Estación Sur en Eagle Pass hicieron este martes una búsqueda exhaustiva en los alrededores del lugar donde estaban la niña y el bebé hondureños. “No se encontró a ninguna otra persona”, se indicó en un comunicado

 

 

Los pequeños estaban en buen estado y no necesitaron atención médica. Fueron trasladados a la estación policial de la ciudad de Uvalde, unas 60 millas al norte de la frontera, para que se registre su información y sus casos en el sistema.