IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El hombre negro que murió baleado por un policía blanco en Michigan era un inmigrante. Huyó del Congo por la violencia

"[Mi hijo] nunca tuvo un problema con alguien", afirmó el padre de Patrick Lyoya, de 26 años. Ahora exige justicia y que se identifique al agente que le disparó en la nuca, un acto que equiparó a una "ejecución".

Patrick Lyoya, el hombre negro de 26 años al que le disparó en la nuca un oficial de policía blanco, llegó a Estados Unidos hace unos ocho años de la mano de su padre como un inmigrante del Congo que estaba escapando de la violencia, reportó este jueves la agencia de noticias The Associated Press.

Su padre, Peter Lyoya, exige justicia tras la muerte de su hijo mayor, uno de los seis que trajo a vivir a Estados Unidos en 2014 para alejarlos de la guerra civil en la República Democrática del Congo.

[La policía arresta en Manhattan al sospechoso del tiroteo del metro: “¡Lo tenemos, lo tenemos!”]

Patrick era a su vez padre de dos niños pequeños. Trabajaba en una fábrica de autopartes en Grand Rapids y visitaba a sus hermanos durante los fines de semana, le dijo su padre al medio citado.

"Patrick nunca tuvo un problema con alguien", afirmó Peter por medio de un intérprete.

Peter Lyoya sostiene una fotografía de su hijo, Patrick Lyola, de 26 años.
Peter Lyoya sostiene una fotografía de su hijo, Patrick Lyola, de 26 años, en su casa en Lansing, Michigan, el 14 de abril de 2022.Anna Nichols / AP

El 4 de abril, un oficial de tránsito detuvo a Patrick porque las placas no coincidían con el registro del auto que estaba conduciendo.

Según se aprecia en cuatro videos compartidos por la policía de Grand Rapids que captan el encuentro entre el agente y el conductor desde diferentes ángulos, Patrick salió de su auto y esperó al policía, quien aún no ha sido identificado por las autoridades.

El agente le pidió que regresara al auto, pero él no lo obedeció. Entonces, el agente lo empezó a empujar hacia el auto y Patrick trató de correr para alejarse de él.

Pero el agente lo alcanzó y lo derribó en el patio delantero de una casa, mientras el pasajero que iba en el asiento del copiloto con Patrick empezó a grabar el altercado. Los dos forcejearon durante unos segundos y luego empezaron a pelearse por un arma de descargas eléctricas o taser.

Según el jefe de la Policía de Grand Rapids, Eric Winstrom, la pelea por el taser duró alrededor de unos 90 segundos. Después, el agente intentó someter a Patrick hincándose sobre su espalda y le disparó con una pistola en la nuca.

"Lo veo como una tragedia", dijo Winstrom, un excomandante de alto rango de la policía de Chicago que se convirtió en el jefe de las fuerzas del orden de Grand Rapids en marzo.

[Sentencian a expolicía que mató a un hombre negro tras presuntamente confundirse de arma]

Los abogados de la familia Lyoya aseguraron que el oficial debería ser procesado y despedido.

“El video nos muestra que esto fue, como nos lo han dicho su mamá y su papá, una ejecución. Y no hay forma de tratar de darle la vuelta o justificarlo”, dijo el destacado abogado de derechos civiles Ben Crump. “Es un uso injustificable de la fuerza letal porque la policía convirtió una detención de tránsito en una ejecución”.

Peter Lyoya también pidió a la policía que revelara el nombre del agente que lo mató. Aseguró que los hermanos y hermanas de Patrick desean saber quién lo mató y les gustaría ver su foto para que puedan identificar "la persona que se llevó a nuestro ser amado”.

La madre de Patrick, la señora Dorcas, le dijo a los periodistas que creía que la familia había llegado a un país seguro cuando se mudaron a Estados Unidos después de dejar el Congo. Se declaró "asombrada de ver que mi hijo fue asesinado a balazos".

"Era mi hijo amado. Usted sabe cómo se ama al hijo primogénito”, dijo a través de un intérprete.

El miércoles, varios cientos de manifestantes se reunieron frente al Departamento de Policía de Grand Rapids para denunciar la violencia policial contra las personas negras, luego de que las autoridades revelaran los videos del incidente. La manifestación se mantuvo no violenta.