IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El congresista republicano George Santos se declara no culpable tras ser acusado de 13 cargos, entre ellos, fraude y lavado de dinero

El político de 34 años fue acusado por el Departamento de Justicia. De ser hallado culpable, se enfrentara a hasta 20 años de prisión.
/ Source: The Associated Press

El congresista republicano por Nueva York George Santos, célebre por haber inventado partes fundamentales de la historia de su vida, se declaró no culpable este miércoles de las acusaciones de que engañó a donantes, robó en su campaña y mintió al Congreso sobre su condición de millonario, todo ello mientras hacía trampas para cobrar prestaciones de desempleo que no merecía.

Santos, de 34 años, fue acusado por el Departamento de Justicia de 13 cargos, entre ellos, siete cargos de fraude electrónico, tres de lavado de dinero, uno de sustracción de fondos públicos y dos de declaraciones materialmente falsas ante la Cámara de Representantes, según detalla la cadena NBC News. El republicano se entregó esta mañana a las autoridades.

De ser hallado culpable, Santos se enfrenta a hasta 20 años de prisión por los cargos principales. Los fiscales dijeron que el FBI ha estado investigando el caso con la ayuda de la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Nassau y el IRS.

El fiscal federal Breon Peace dijo que la acusación "busca responsabilizar a Santos por varios presuntos esquemas fraudulentos y tergiversaciones descaradas".

"Este es el comienzo, ahora yo tengo que defenderme", dijo Santos más tarde en rueda de prensa. "Es una cacería de brujas", añadió, repitiendo la frase hecha de Trump.

"Voy a librar mi batalla, voy a limpiar mi nombre", sostuvo y agregó que piensa postularse a la reelección. "No voy a renunciar", enfatizó, "voy a demostrar mi inocencia".

[El Departamento de Justicia presenta cargos federales contra el congresista republicano George Santos]

Santos, quien ha enfrentado presiones legales y políticas para que renuncie a su asiento en el Congreso después de que admitió que había mentido sobre partes de su pasado, es el centro de múltiples investigaciones sobre sus finanzas y otros temas.

Acusaciones en su contra

  • Estafar a donantes

Santos está acusado de estafar a posibles partidarios políticos en septiembre de 2022 al reclutar a un consultor político con sede en Queens —descrito por el Departamento de Justicia como “Persona # 1”— para comunicarse con posibles donantes en nombre del congresista. 

[El jurado declara a Trump responsable de abuso sexual y difamación a la escritora E. Jean Carroll]

“Santos supuestamente ordenó a Persona # 1 que dijera falsamente a los donantes que, entre otras cosas, su dinero se utilizaría para ayudar a elegir a Santos a la Cámara, incluida la compra de anuncios de televisión”, precisó el departamento. Dos contribuyentes anónimos transfirieron entonces 25,000 dólares cada uno a una cuenta bancaria controlada por Santos.

“Santos supuestamente utilizó gran parte de ese dinero para gastos personales. Entre otras cosas, Santos supuestamente utilizó los fondos para hacer compras personales (incluida ropa de diseño), retirar dinero en efectivo, saldar deudas personales y transferir dinero a sus socios”, añadió.

  • Hacerse pasar por desempleado y cobrar el cheque

La acusación también alegó que Santos cometió fraude al seguro de desempleo a partir de 2020 al solicitar prestaciones de desempleo que se pusieron a disposición de los estadounidenses sin trabajo durante la pandemia.

Solicitó el dinero a pesar de estar empleado como director regional de una empresa de inversiones con sede en Florida, donde ganaba un salario anual de 120,000 dólares, según la acusación.

Santos supuestamente afirmó falsamente que había estado desempleado desde marzo de 2020, según el departamento. Entre entonces y abril de 2021, cuando Santos estaba recibiendo un salario, “afirmó falsamente cada semana que tenía derecho a las prestaciones por desempleo cuando no era así”.

"Como resultado, Santos recibió presuntamente de forma fraudulenta más de 24,000 dólares en prestaciones del seguro de desempleo", agregó el Departamento de Justicia.

  • Engañar a la Cámara de Representantes

El congresista también es acusado de engañar a la Cámara de Representantes y al público sobre su condición financiera durante sus dos campañas al Congreso.

Durante su primera campaña, en mayo de 2020, Santos informó en dos declaraciones a la Cámara Baja de que sus ingresos consistían en un salario, comisiones y bonificaciones por un total de 55,000 dólares procedentes de una empresa y afirmó que la única “compensación superior a 5,000 dólares que recibió de una sola fuente fue una bonificación por comisión no especificada” procedente de la empresa, alegó el departamento.

Pero, en realidad, Santos había exagerado los ingresos que recibía de la empresa y no declaró el salario que recibía de la empresa de inversiones, afirmó el departamento.

En su campaña del año pasado, Santos también exageró sus ingresos y activos. Afirmó que había recibido un salario de 750,000 dólares de su empresa con sede en Florida, la Devolder Organization LLC; entre 1 y 5 millones de dólares en dividendos de esa empresa; que tenía una cuenta corriente con depósitos de entre 100,000 y 250,000 dólares; y que tenía una cuenta de ahorros con depósitos de entre 1 y 5 millones de dólares.

“Estas afirmaciones eran falsas: Santos no había recibido de la Devolder Organization LLC los montos reportados de salario o dividendos y no mantenía cuentas corrientes o de ahorros con depósitos por los montos reportados”, detalló el Departamento de Justicia.

Presiones para que dimita

Muchos de los compañeros republicanos de Santos en Nueva York le pidieron que dimitiera tras revelarse su historial de invenciones. Algunos renovaron sus críticas cuando se conoció el caso.

“George Santos debería haber dimitido en diciembre. George Santos debería haber dimitido en enero. George Santos debería haber dimitido ayer. Y quizá dimita hoy. Pero tarde o temprano, lo elija o no, la verdad y la justicia llegarán a él”, dijo el representante Marc Molinaro, republicano que representa a partes del norte del estado de Nueva York.

Tras conocer los cargos contra Santos, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, siguió mostrándose reacio a pedir su renuncia. “Pasará por su tiempo en el juicio y vamos a averiguar cómo es el resultado”. Antes había dicho: “Creo que en Estados Unidos eres inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

¿Qué más se sabe de Santos?

Santos fue elegido congresista el pasado otoño tras una campaña basada en parte en falsedades. Dijo a la gente que era un rico negociante de Wall Street con una importante cartera inmobiliaria y que había sido una estrella del voleibol en la universidad, entre otras cosas. En realidad, no trabajó en las grandes empresas financieras que decía haber contratado, no fue a la universidad y había pasado apuros económicos antes de presentarse a las elecciones.

También surgieron dudas sobre sus finanzas. En sus declaraciones, Santos afirmó que había prestado más de 750,000 dólares a su campaña y a los comités de acción política relacionados con ella, pero no estaba claro cómo había podido acumular esa riqueza tan rápidamente después de años en los que luchó por pagar el alquiler y se enfrentó a múltiples procedimientos de desahucio.

Santos ya se ha enfrentado antes a investigaciones penales. Cuando tenía 19 años, fue objeto de una investigación penal en Brasil por presunto uso de cheques robados para comprar artículos en una tienda de ropa. Las autoridades brasileñas dijeron que han reabierto el caso.

En 2017, fue acusado de robo en Pennsylvania después de que las autoridades dijeran que usó miles de dólares en cheques fraudulentos para comprar cachorros de criadores de perros. Ese caso fue desestimado después de que Santos afirmara que su chequera había sido robada, y que otra persona se había llevado los perros.

Por otra parte, las autoridades federales han estado investigando denuncias sobre el trabajo de Santos recaudando dinero para un grupo que supuestamente ayudaba a animales domésticos abandonados y maltratados. Un veterano de Nueva Jersey acusó a Santos de no entregar los 3,000 dólares que había recaudado para ayudar a su perro a someterse a una operación quirúrgica.

Con información de AP y NBC News.