IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Habla el conductor latino que atropelló a 25 cadetes en Los Ángeles: "No lo hice intencionalmente, me siento mal"

“Es un buen chico que se quedó dormido de camino al trabajo a primera hora de la mañana”, dijo su abogada. El sheriff le puso en libertad pero sigue "atando los cabos sueltos".

Nicholas Gutiérrez, el conductor latino de 22 años que arrolló a 25 cadetes del sheriff cuando circulaba en sentido contrario por una avenida de Los Ángeles, California, explicó en una entrevista con la estación local de NBC News que el atropello no fue intencionado; su abogada señaló que se quedó dormido al volante.

Gutiérrez fue arrestado la semana pasada como sospechoso de intento de asesinato, pero a los pocos días fue puesto en libertad sin cargos y el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles explicó que era necesario seguir investigando lo sucedido.

“No lo hice intencionalmente”, dijo Gutiérrez a NBC4 en una entrevista junto su familia. “Me gustaría que nunca hubiera pasado", agregó, "me siento mal de que haya sucedido”.

“Intentaron [las autoridades] decir que lo hice intencionadamente, cosa que no hice. Seguí diciéndoles que no lo hice”, añadió.

Su abogada, Alexandra Kazarian, dijo al periódico Los Angeles Times que Gutiérrez se dirigía a su trabajo como ingeniero eléctrico en una empresa de paneles solares cuando se quedó dormido al volante. Se había despertado a las 5 de la mañana. Las autoridades aseguraron que el accidente ocurrió a las 6:30 de la mañana.

“Es un buen chico que se quedó dormido de camino al trabajo a primera hora de la mañana”, dijo Kazarian.

En el atropello del 16 de noviembre fueron heridos 25 reclutas de la academia de sheriff, y varios de ellos quedaron en estado crítico, algunos perdieron parte de extremidades, sufrieron heridas en el cerebro o fracturas, según el sheriff, Alex Villanueva.

Un video mostró una camioneta oscura muy dañada cerca de un poste de luz derribado que también fue golpeado por el conductor. En la calle se colocaron alfombras de triaje verdes, amarillas y rojas, que indicaban la gravedad de las lesiones.

Unos 75 reclutas corrían en formación de cuatro columnas en una calle cuando un vehículo se desvió hacia el lado equivocado de la carretera y chocó contra ellos antes de estrellarse con un poste y derribarlo. La policía informó ese día de que el conductor no estaba borracho o drogado.

Según testigos, el auto circulaba a unas 30 o 40 millas por hora cuando se estrelló contra los reclutas. Los que iban al frente de la formación pudieron apartarse antes de que el vehículo golpeara a otros que no tuvieron tiempo de reaccionar.

El auto destrozado que golpeó a los reclutas del sheriff del condado de Los Ángeles en Whittier, California, el miércoles 16 de noviembre de 2022.
El auto destrozado que golpeó a los reclutas del sheriff del condado de Los Ángeles en Whittier, California, el miércoles 16 de noviembre de 2022. Jae C. Hong / AP

La mayoría eran del sheriff pero algunos eran aprendices de los departamentos de policía de Pasadena, Glendale y Bellflower.

Villanueva dijo al medio NewsNation el jueves pasado que los investigadores creían que el choque fue un “acto deliberado” y que había causa probable para arrestarlo pero que Gutiérrez iba a ser puesto en libertad "provisionalmente" hasta que pudieran reforzar su caso ante la Fiscalía. "En este momento, queremos atar todos los cabos sueltos del caso y luego presentarlo al fiscal", explicó.

"Nicholas procede de una familia orgullosa de las fuerzas del orden y las lesiones de estos reclutas son más que desgarradoras", defendió su abogada.