IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Condenan al 'chamán de QAnon' a más de tres años de cárcel por el asalto al Capitolio

Jacob Chansley fue descrito por los fiscales como "la cara pública" del ataque del 6 de enero. "Admito ante el mundo que me equivoqué. No tengo excusas", dijo ante el tribunal.

Por Tim Stelloh, Pete Williams y Marlene Lenthang - NBC News

Jacob Chansley, un hombre de Arizona apodado el chamán de QAnon', de 34 años, ha sido sentenciado a más de tres años de prisión por su participación en el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021, según dictaminó este miércoles un juez federal.

Al dictar la sentencia para Chansley, el juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Royce C. Lamberth, dijo: "Lo que hiciste fue horrible: obstruir el funcionamiento del gobierno. Lo que hiciste fue terrible. Te convertiste en la personificación del motín".

Chansley, de 34 años, se hizo visible entre los alborotadores del 6 de enero al aparecer sin camiseta y con la cara pintada, llevando un tocado de piel con cuernos, una bandera de Estados Unidos y un megáfono. 

Él estuvo entre la multitud que asaltó el edificio y, ya dentro, usó el megáfono para “alborotar” y "exigir la salida de los legisladores”, que se habían refugiado del asalto violento, agregaron los fiscales.

Chansley ha sido llamado "la cara visible" del asalto al Capitolio.Win McNamee / Getty Images

Chansley habló largamente en el tribunal antes de su sentencia.  

“Admito ante el mundo que me equivoqué. No tengo excusas. Mi comportamiento fue indefendible”, dijo. 

Pero fue categórico al afirmar que no es un delincuente peligroso: "No soy un hombre violento ni un supremacista blanco. Estoy verdaderamente arrepentido", indicó.

Dijo también que padece un trastorno de la personalidad y que se encuentra en el espectro del autismo.

Los fiscales federales habían pedido que Chansley, quien se declaró culpable en septiembre de un único delito de obstrucción de un procedimiento oficial, cumpliera 51 meses de prisión, seguidos de tres años de libertad supervisada.

También pidieron que pagara 2,000 dólares de indemnización, y lo describieron como "la cara pública" del ataque del 6 de enero.

[Asalto al Capitolio: citan a miembros del gabinete de Trump]

Añadieron que Chansley, quien promueve teorías conspirativas de extrema derecha conocidas como QAnon, usó las redes sociales para propagar "información falsa y retórica de odio" que inflamó el asalto.

Durante la audiencia de sentencia, la fiscal federal adjunta, Kimberly Paschall, dijo que en los meses previos al ataque Chansley "publicó mensajes ácidos en las redes sociales, alentando a sus miles de seguidores a exponer a los políticos corruptos, a identificar a los traidores en el gobierno, a detener su agenda, a detener el sello y a terminar con el estado profundo".

"Fue un llamado a la batalla", dijo.

El abogado de Chansley, Albert Watkins, dijo que el comportamiento de su defendido durante los disturbios era un indicador de problemas de salud mental.

"Él no era un organizador. No era un planificador. No era violento. No era destructivo. No era un ladrón", agregó.

También indicó que Trump "ya no es importante" para Chansley y que ahora está centrado en su salud mental.

En enero, Chansley pidió al entonces presidente Donald Trump que lo perdonara. Argumentó que él había aceptado su invitación para ir al Capitolio.

Cuando Trump cesó sus funciones, Chansley manifestó su decepción y se ofreció a testificar contra el expresidente en el juicio de destitución del Senado.

[Comité investiga el asalto al Capitolio en primera audiencia]

Chansley es una de las más de 650 personas que han sido condenadas ya por el asalto del 6 de enero. Alrededor de 120 se han declarado culpables, en su mayoría de delitos menores.