IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Caeleb Dressel se une al selecto club de nadadores con cinco medallas de oro en unos Juegos Olímpicos

Cinco oros en una sola Olimpiada: una hazaña que solo habían logrado otros cuatro estadounidenses. "No ha sido un año fácil: ha sido muy difícil. Ver los resultados me hace feliz", aseguró el nadador, quien describe las secuelas que dejó el estrés de estar a la altura de todo lo que se esperaba de él.
/ Source: Telemundo

Por Paul Newberry – AP

No hubo alegría en el proceso para Caeleb Dressel.

Noches de insomnio. Casi sin apetito. Un capullo en unos Juegos Olímpicos, aislado de su esposa, familia y amigos en Florida.

Pero al final, todo valió la pena.

Al llegar a Tokio como uno de los atletas más publicitados de los Juegos, Dressel enfrentó el momento con actuaciones brillantes, una tras otra.

[Altas temperaturas, humedad y contagios de COVID-19: así empiezan los Juegos Olímpicos de Tokio]

Cuando culminó su participación este domingo, el joven de 24 años había acumulado cinco medallas de oro, una por cada carrera en la que tuvo oportunidad de competir, para así reclamar su lugar en el Monte Rushmore de la natación.

Sólo otros cuatro estadounidenses habían capturado cinco oros en una sola Olimpiada (tres en natación y uno en patinaje): Michael Phelps (que lo hizo tres veces: 2004, 2008 y 2016), Matt Biondi (1988), Eric Heiden (1980) y Mark Spitz (1972). Ahora ya son cinco.

Dressel coronó sus Juegos con una victoria dominante en los 50 metros estilo libre y una deslumbrante etapa de mariposa con el equipo estadounidense, que rompió un récord mundial de 12 años y les permitió llevarse el oro en el relevo combinado 4x100.

Dressel se deleitó con el triunfo, pero también reveló el terrible precio que tuvo que pagar.

"Estoy muy contento de haber terminado", dijo. “No es una semana ni un año fácil en absoluto. Supongo que algunas partes fueron extremadamente agradables. Yo diría que la mayoría no lo fueron".

[Los Juegos Olímpicos vuelven a Australia por tercera vez: Brisbane será la sede en 2032]

Dressel dio un pequeño indicio de la angustia detrás del escenario. Cuando llega el momento de competir, su mirada es siempre de férrea determinación, un deseo a sangre fría de ser el primero en tocar la pared, sin importar cuánto duela.

Caeleb Reel Dressel tiene 24 años. Nació en Green Cove Springs, Florida y es uno de solo cinco nadadores que han ganado cinco medallas de oro en una sola olimpiada.Carl Recine/Reuters

Sin duda asusta a algunos de sus oponentes antes de sumergirse en la piscina, una figura imponente con un enorme tatuaje que comienza en la parte superior de su hombro izquierdo y se extiende hasta la muñeca, básicamente envolviendo todo su brazo.

El tatuaje tiene imágenes de una bandera estadounidense, azahares, naranjas, magnolias, un águila calva, un oso, un caimán; esencialmente un tributo en tinta a su estado natal.

["Somos humanos": Simone Biles destaca la importancia de la salud mental tras retirarse de otra final olímpica]

"Soy muy bueno para ocultar mis emociones", dijo Dressel. "Puedo ofrecer un muy buen espectáculo antes de cada carrera, pero una vez que lo apago, simplemente desaparece".

De hecho, hay un lado sensible que pocos ven. Dressel pasó el poco tiempo libre que tenía escribiendo un diario sobre sus experiencias en Tokio. Las lágrimas corrían libremente cuando nadie miraba.

El trabajo monótono que implica nadar seis eventos en poco más de una semana, sin mencionar el estrés de estar a la altura de todo lo que se esperaba de él, llevó a Dressel al límite.

"No puedes dormir bien, no puedes dormir la siesta, estás temblando todo el tiempo, no comes", dijo. "Probablemente he perdido 10 libras". Nadie podría imaginar lo que estaba pasando Dressel al ver la manera en que dominaba en la piscina.

[Michelle Obama envía a Simone Biles las palabras de aliento de toda una nación]

Su brillante técnica más allá de la inmersión, un movimiento parecido al de una mariposa que solo era visible para las cámaras debajo de la superficie, le aseguró que tuviera la ventaja tan pronto como su cabeza salía del agua.

La única carrera individual que estuvo en duda fue la de 100 estilo libre, que Dressel lideró hasta el final. Pero tuvo que trabajar duro para mantener a raya al campeón olímpico Kyle Chalmers por seis centésimas de segundo.

En el 100 mariposa, Dressel rompió su propio récord mundial y superó a la estrella húngara Kristof Milak, ganador del 200 mariposa, por unos relativamente cómodos 0,23 segundos.

El 50 estilo libre fue la derrota más grande imaginable en una carrera que es simplemente un sprint furioso y sin aliento de un extremo de la piscina al otro. Por lo general, se decide por unas pocas centésimas de segundo, pero en este caso Dressel terminó con una distancia de medio cuerpo por delante del francés Florent Manaudou.

El margen de la victoria (0.48 segundos) fue el más grande en la historia olímpica para los 50 libres de hombres o mujeres. Como evidencia de lo increíble que fue su tiempo para una carrera tan corta, la brecha entre los otros siete nadadores fue de solo 0.24 segundos.

[El nadador Caeleb Dressel arrasa en Tokyo 2020]

Su última competencia mostró un dominio similar. Nadando mariposa en la tercera etapa, Dressel tomó el relevo cuando los estadounidenses estaban detrás de Gran Bretaña e Italia. Rápidamente se colocó a la cabeza superando en más de segundo a los otros, lo que le dio a Zach Apple un respiro para resolver el asunto en la etapa de estilo libre.

El entrenador del equipo masculino de Estados Unidos, Dave Durden, dijo que la emocionante victoria de Dressel en los 100 libres, el primer oro individual de su carrera, "lo liberó para nadar de la forma en que sabemos que puede nadar".

"Es difícil", dijo Durden, "y luego, una vez que lo hace, es como una exhalación profunda y entonces él puede ir tras ello".

El único oro que Dressel no ganó fue en una carrera en la que nunca tuvo la oportunidad.

Los estadounidenses eligieron una alineación diferente a la de todos los demás en el relevo mixto 4x100, un nuevo evento olímpico que cuenta en el que nadan dos hombres y dos mujeres en cualquier orden.

[El dato de cómo Caeleb Dressel cuida su salud mental]

Mientras que todos los demás finalistas utilizaron a una mujer en la última etapa de estilo libre, los entrenadores estadounidenses eligieron a Dressel. Sabían que comenzaría atrasado en el cambio final, pero nunca esperaron que le tocara ir a más de 8 segundos del líder.

Eso fue demasiado incluso para un nadador con el talento de Dressel, aunque pasó a tres nadadores para llevar a los estadounidenses del último al quinto lugar.

El nadador estadounidense Caeleb Dressel se lanza al agua durante la final de los 50 metros en Tokio 2020.Marko Djurica/Reuters

A diferencia de Phelps, quien nunca tuvo miedo de ser el centro de atención y siempre se apresuró a sacar provecho de sus enormes logros olímpicos, Dressel solo quería regresar a su estado natal tan pronto como fuese posible.

No tuvo mucho contacto con su esposa ni con nadie más durante unos Juegos Olímpicos que se retrasaron un año por la pandemia de coronavirus. Fue extremadamente agotador solo hablar por teléfono o Facetime. No tenía energía para dar más allá de la piscina.

“No es el proceso más agradable, pero valió la pena. Cada parte valió la pena”, dijo. "Solo porque sea malo no significa que no valga la pena".