IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden ordena publicar documentos secretos de la investigación del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001

La información sólo podrá permanecer clasificada si su publicación supone un riesgo claro para la seguridad nacional, y no para "ocultar violaciones de la ley, ineficacias o errores administrativos, o para evitar avergonzar a personas, agencias u organizaciones", establece la orden ejecutiva del presidente.

Por Shannon Pettypiece - NBC News

El presidente, Joe Biden, ha ordenado la desclasificación de numerosa información secreta recopilada durante la investigación terroristas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 tras la creciente presión ejercida para que lo haga por familiares de las víctimas.

La orden ejecutiva firmada por el presidente este viernes establece un calendario específico a lo largo de los próximos seis meses para publicar los documentos, pero algunos se conocerán tan pronto como la próxima semana, cuando se cuple el vigésimo aniversario del atentado.

La información sólo podrá permanecer clasificada si su publicación supone un riesgo claro para la seguridad nacional, y no para "ocultar violaciones de la ley, ineficacias o errores administrativos, o para evitar avergonzar a personas, agencias u organizaciones", establece la orden de Biden. 

["Afganistán es libre por fin". Los talibanes toman el control del aeropuerto de Kabul tras la salida de EE.UU.]

"La información recopilada y generada en la investigación del Gobierno de Estados Unidos sobre los atentados terroristas del 11-S debe ser divulgada ahora, salvo cuando las razones más poderosas aconsejen lo contrario", aseguró el presidente. 

Getty Images

La Casa Blanca se ha visto sometida a una intensa presión por parte de las familias de víctimas y de rescatistas, que creen que los documentos clasificados pueden mostrar un vínculo entre los líderes de Arabia Saudí y los atentados.

Casi 1,800 personas afectadas por los ataques emitieron el mes pasado una declaración en la que se oponían a la participación de Biden en cualquier acto conmemorativo este año a menos que hiciera públicos más documentos, diciendo que como candidato se comprometió a ser más transparente.

[“No sacamos a todos los que queríamos sacar”. Más de 100 estadounidenses quedan varados en Afganistán tras la retirada militar]

Tras conocer el anuncio, el grupo 9/11 Families United lo calificó como un paso hacia la obtención de justicia para sus seres queridos muertos en el ataque. 

"Estamos encantados de que el presidente haya forzado la publicación de más pruebas sobre las conexiones de los saudíes con los atentados", dijo Terry Strada, cuyo marido, Tom, murió en el World Trade Center de Nueva York.

"Llevamos demasiado tiempo luchando contra el FBI y la comunidad de inteligencia, pero esto parece un verdadero punto de inflexión", agregó.

El informe de la comisión que investigó el ataque no encontró pruebas que implicaran a los líderes saudíes en el ataque, pero dijo que ciudadanos de ese país desempeñaron un papel importante en la financiación del grupo terrorista Al Qaeda. El Gobierno saudí ha negado cualquier relación con los atentados. 

Adam Schiff, congresista por California y presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que apoya la publicación de los documentos.

 "A medida que nos acercamos al vigésimo aniversario de ese terrible día, las familias de los que fueron asesinados, y todos los estadounidenses, tienen derecho a conocer la historia completa, y el paso del tiempo ha mitigado las preocupaciones sobre las fuentes y los métodos", aseguró en un comunicado.

[Biden defiende la trágica salida de Estados Unidos de Afganistán: “Era irse o escalar”]

Los tres presidentes anteriores (Donald Trump, Barak Obama y George W. Bush) se habían negado a desclasificar los documentos. La administración de Trump incluso invocó el privilegio de los secretos de Estado en 2019 para justificar el mantenimiento del secreto.