IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden inicia una jornada de actos conmemorativos por el 9/11 en la Zona Cero de Nueva York

El mandatario demócrata tiene previsto visitar los tres lugares donde se produjeron los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Tras Nueva York se desplazará a Pennsylvania y al Pentágono.

Por Shannon Pettypiece - NBC News

WASHINGTON — El presidente Joe Biden tiene previsto visitar el sábado los tres lugares donde se produjeron los atentados terroristas del 11 de septiembre, cuando la nación conmemoraba el 20º aniversario de ese día.

"A las familias de las 2,977 personas de más de 90 naciones que murieron el 11 de septiembre de 2001 en la ciudad de Nueva York, Arlington, Virginia, y Shanksville, Pennsylvania, y a las de los miles de personas que resultaron heridas, Estados Unidos los conmemorará a ustedes y a sus seres queridos", declaró Biden en un vídeo publicado el viernes.

["Todos los días es una lucha": así lidian los afectados del 9/11 con las secuelas de los ataques]

El presidente tiene previsto comenzar el día en Nueva York, asistiendo a un acto conmemorativo en la Zona Cero el sábado por la mañana junto con la primera dama Jill Biden y el expresidente Barack Obama. A continuación se desplazará al monumento al vuelo 93 en Shanksville, donde el expresidente George W. Bush tiene previsto pronunciar un discurso, antes de visitar el Pentágono, participando en las ceremonias de colocación de coronas en ambos lugares.

Biden hará el homenaje, el primero como presidente, semanas después de que los talibanes se hicieran con el control de Afganistán, casi dos décadas después de que Estados Unidos los expulsara del poder tras los atentados del 11 de septiembre.

En abril, Biden había fijado esa fecha de este año como plazo para la retirada total de Estados Unidos de Afganistán, reconociendo recientemente que no preveía un rápido relevo de los talibanes que los devolviera al poder para entonces.

Joe Biden y su esposa, Jill, durante el dencimonoveno aniversario de los atentados del 11 de septiembre en Shanksville, Pennsylvania.Jeff Swensen/Getty Images

Ese no fue el único reto espinoso al que se enfrentó el mandatario demócrata en las semanas previas al aniversario. A medida que se acercaba el día, un grupo de 1,800 familiares de víctimas del 11 de septiembre y del personal de emergencia que acudió al lugar del suceso comunicaron que se opondrían a la participación de Biden en cualquier acto del aniversario a menos que desclasificara los documentos de las investigaciones del FBI sobre la planificación de los atentados.

El viernes, Biden firmó una orden ejecutiva por la que se accede a su petición de hacer públicos los documentos que, según ellos, pueden mostrar una relación entre los dirigentes saudíes y los atentados. Biden ordenó que los documentos se hicieran públicos en los próximos seis meses, salvo que exista una clara justificación de seguridad nacional para mantenerlos clasificados.

[El 9/11 unió a Estados Unidos. Veinte años después, la nación está dividida]

"A medida que se acerca el 20 aniversario del 11 de septiembre el pueblo estadounidense merece tener una imagen más completa de lo que su Gobierno sabe sobre esos ataques", apuntó en un comunicado la semana pasada.

Biden, que no es ajeno a las pérdidas, ha adoptado el papel de consolador en jefe a lo largo de su presidencia. En febrero celebró una ceremonia de encendido de velas para conmemorar la muerte de 500,000 personas por el COVID-19, y dio un discurso en horario de máxima audiencia a la nación para conmemorar un año de encierro por la pandemia.

Su itinerario del sábado se remonta a la forma en que algunos de sus predecesores en los últimos 20 años han marcado otros aniversarios importantes del día de luto nacional.

[Así rinden homenaje a las 184 personas que perdieron la vida en el ataque al Pentágono]

En el primer aniversario de los atentados, Bush pronunció un discurso en el Pentágono, visitó un servicio conmemorativo en Shanksville y pronunció un discurso esa misma noche con la Estatua de la Libertad de fondo. En el quinto día aniversario de ese día volvió a desplazarse a los tres lugares.

Cuando se cumplieron los 10 años, Obama también acudió en los tres lugares y habló en la Zona Cero. Biden, entonces vicepresidente, habló en el Pentágono de su empatía con los que perdieron a sus seres queridos aquel día. "Sé lo que es recibir esa llamada de la nada, de que lo más querido de tu vida se ha ido", afirmó entonces.

El viernes, Biden volvió a señalar el dolor de la pérdida sufrida ese día.

"Es muy duro, ya sea el primer año o el vigésimo. No importa el tiempo que haya pasado, estas conmemoraciones traen todo dolorosamente de vuelta como si acabaras de recibir la noticia hace unos segundos", declaró.