IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, permite que el proyecto de voto para los no ciudadanos se convierta en ley

Con esta medida, más de 800,000 personas podrán participar en las elecciones municipales de 2023. "Creo que los neoyorquinos deben tener voz y voto", recalcó Adams.

Por The Associated Press vía NBC News

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, permitió este domingo que el proyecto de ley para darle el voto en elecciones locales a no ciudadanos y dreamers se convierta en ley, lo que dará paso a que más de 800,000 personas en Nueva York tengan acceso a las urnas y participen el año que viene en las elecciones municipales.

Opositores han anunciado que impugnarán esta nueva ley, que el Consejo Municipal aprobó hace un mes. A menos que un juez detenga su aplicación, la ciudad de Nueva York se convierte así en la primera gran urbe de Estados Unidos en conceder el derecho de voto municipal de forma generalizada a los no ciudadanos.

Más de una docena de comunidades de Estados Unidos ya permiten a los no ciudadanos votar en las elecciones locales, incluidas 11 ciudades de Maryland y dos de Vermont.


Activistas participan en una manifestación en las escaleras del Municipio antes de una votación del consejo para permitir que los residentes permanentes legales voten en las elecciones para alcalde.
Activistas participan en una manifestación en las escaleras del Municipio antes de una votación del consejo para permitir que los residentes permanentes legales voten en las elecciones para alcalde.Mary Altaffer / AP

Los no ciudadanos, sin embargo, seguirían sin poder votar en elecciones presidenciales y para miembros del Congreso en las contiendas federales o en las elecciones estatales en las que se eligen gobernador, jueces y legisladores.

La Junta Electoral debe empezar a diseñar un plan de implementación antes de julio, que incluya normas de registro de votantes y disposiciones para crear papeletas de voto separadas para las contiendas municipales, con el fin de evitar que los no ciudadanos voten en las elecciones federales y estatales.

La medida permitiría a los no ciudadanos, que han sido residentes permanentes legales de la ciudad durante al menos 30 días, así como a quienes han sido autorizados para trabajar en Estados Unidos, incluidos los “dreamers”, ayudar a elegir al alcalde de la ciudad, los miembros del consejo, los presidentes del municipio, el contralor y el defensor público.

Las primeras elecciones en las que se permitiría votar a los no ciudadanos serían en 2023.

[“El beso de la muerte”: por qué un proyecto de ley demócrata sobre el derecho al voto puede complicarle la vida a los inmigrantes sin ciudadanía]

"Construimos una democracia más fuerte cuando incluimos las voces de los inmigrantes", dijo el ex concejal Ydanis Rodríguez, quien lideró el impulso para lograr la aprobación de la legislación.

Rodríguez, a quien Adams nombró Comisionado de Transporte, agradeció al alcalde su apoyo y espera su respaldo y defensa contra cualquier desafío legal.

Adams recientemente generó incertidumbre sobre la legislación cuando planteó su preocupación por el estándar de residencia de un mes, pero más tarde dijo que esas preocupaciones no significaban que fuera a vetar el proyecto de ley.

Aunque se dudaba que Adams pudiera impedir que el proyecto se convirtiera en ley, el plazo de 30 días para que tomara medidas expiró al filo de la medianoche.

Adams dijo que esperaba que la ley aportara millones más al proceso democrático.

"Creo que los neoyorquinos deben tener voz y voto en su gobierno, por lo que he apoyado y seguiré apoyando esta importante legislación", dijo Adams en un comunicado publicado este sábado por la noche. 

Y agregó que sus preocupaciones previas se calmaron después de lo que llamó un diálogo productivo con sus colegas.

Los opositores dicen que el Consejo Municipal carece de autoridad por sí mismo para conceder el derecho al voto a los no ciudadanos y que se debería haber buscado primero la acción de los legisladores estatales.

[Eric Adams gana las primarias demócratas para alcalde de Nueva York]

Algunos estados, como Alabama, Arizona, Colorado y Florida, han adoptado normas que anulan cualquier intento de aprobar leyes como la de Nueva York.