Estados Unidos votó, pero también hubo muchos ciudadanos que no pudieron o no quisieron

Una gran parte de los que no votaron, aproximadamente 8 de cada 10, no tenían un título universitario
Los residentes de Los Ángeles ejercen su derecho al voto anticipado en Culver City.
Los residentes de Los Ángeles ejercen su derecho al voto anticipado en Culver City.  EFE / EFE

Para algunos es un privilegio perdido, otros están desilusionados por un sistema que no hace nada por ellos y hay quienes están molestos por la división  que está destrozando al país.

Aunque la mayoría de los estadounidenses votó el martes en las elecciones de mitad de período, también hubo mucho que se quedaron en casa, según AP Vote Cast, una encuesta nacional del electorado.

Los no votantes dijeron que las razones más importantes para no hacerlo eran que no les gustaba la política en general y que no sabían lo suficiente sobre las posiciones de los candidatos. Pocos dijeron que era porque no sabían dónde votar, les tomaba demasiado tiempo o no tenían la identificación requerida.

A nivel nacional, el 70% de las personas registradas que optaron por no votar en las elecciones de mitad de período eran menores de 45 años. Una gran parte de los que no votaron, aproximadamente 8 de cada 10, no tenían un título universitario.

Truth Graf, de 57 años, no pudo votar después de ser condenada por incendio y posesión de cocaína por lo que ella llama "un acto de desesperación". Quemó su casa durante la crisis de la vivienda para evitar la ejecución hipotecaria, y su derecho de voto no se restaurará hasta que esté fuera de libertad condicional en 2040.

"Tendré 80 años cuando pueda volver a votar. Para mí es devastador estar aquí sentada el día de las elecciones ", dijo Graf, mientras apoyaba los codos en la mesa de su cocina en Woodstock, Georgia. "Creo firmemente en el proceso de tener una voz y mi voz ha sido quitada".

Debbie Key, de 58 años, no cree que su voto haga una diferencia. "Estoy un poco desilusionada", dijo mientras trabajaba en la Casa de las Flores de Brenda en Woodstock, Georgia. "No estoy suficientemente educado en política". Añadió: "Y lo que se me presenta a través de anuncios de televisión no es suficiente para que tenga una opinión. Soy bastante ambivalente. Nada me ilumina".

Oscar Ramírez, de 61 años, emigró de Cuba y ha votado en elecciones pasadas, pero el clima político divisivo lo ha hecho detenerse. "Agradezco a Dios y a este país todos los días por lo que me dieron", dijo Ramírez mientras descargaba especias para ser entregadas en un mercado en Woodstock, Georgia. "Me enferma la forma en que se enfrentan". Añadió: "Republicanos y demócratas solo se atacan y todo lo que recibimos son promesas. Se preocupan más por los demás que por nosotros. Veo que desde el pasado, una vez que llegan allí, se olvidan de la gente pequeña".

Charles Shields, de 71 años, no sentía que obtendría un trato justo, sin importar quién ganara. "No vi una razón para votar. Siento que si voto, realmente no sirve", dijo mientras estaba parado en su porche con sus perros en su casa en Atlanta. "Siento que un nuevo hombre que entra es un buen hombre, pero cuando entra allí, es cuando se convierte en una persona diferente. He oído casi todo lo que pueden decir". Aún así, dijo, contribuye de otras maneras. "Lo que normalmente hago es saber quién me gusta y andar con él en mi auto, así que siento que eso me está ayudando".

La estudiante de Georgia State University, Ebony Short, de 22 años, pasó parte del martes estudiando en su habitación. "El neoliberalismo es tan malo como el conservadurismo. El capitalismo está perpetuando la globalización del fascismo, y esa es otra razón por la que no voy a votar", dijo Short, quien votó en las elecciones locales del consejo de la ciudad, pero considera que las razas de nivel superior avanzarán."No voy a avergonzar a la gente por votar, pero quiero que la gente entienda que usted también en esa misma forma no debería avergonzar a alguien que no usa el voto como táctica ¿Cómo puede estar molesto con las personas que lo hacen?" ¿Exigiendo más del sistema? "

El estudiante de la Universidad de Emory, Omar Hernández, de 20 años, simplemente se quedó sin tiempo. "Hubiera tenido que presentar una boleta de votación en ausencia porque soy de Florida, y con los exámenes y la escuela, me sentí abrumado", dijo Hernández, quien estudiaba química orgánica en su computadora portátil mientras esperaba un corte de cabello en Atlanta. . "Honestamente, siento que votar es un lugar donde todos pueden sentir que están haciendo una contribución a la sociedad, es solo una forma de mantener la esperanza para las masas, como hacerles sentir que tienen algo que decir en el gobierno y realmente no es así".

Jay Philbert, de 38 años, dijo que decidió no votar nunca más después de votar por el presidente George W. Bush y luego por el presidente Barack Obama. "Demócratas, republicanos, lo mismo. Ala izquierda, derecha. No tengo tiempo para eso. No sé si mi voto realmente cuenta", dijo Philbert mientras trabajaba en un automóvil en Intown Auto Care en Decatur, en Georgia. "La Ley del Cuidado de Salud a bajo precio no es asequible. Tengo un lema por el que vivo. Si no hace que mi vida sea mejor, no lo hago. Beber no hace que mi vida sea mejor, dejé de beber".