Esta visa le permitiría a los sobrevivientes de la matanza de El Paso quedarse en Estados Unidos

Abogados de inmigración dicen que la visa podría abrir el camino para la residencia permanente, pero también podría llevar a la deportación. Le explicamos

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Los inmigrantes indocumentados víctimas de la masacre en El Paso, Texas, el pasado 3 de agosto, podrían acceder a un tipo de visa que ya usaron victimas del tiroteo en Las Vegas en 2017, ha reportado el diario El Paso Times.

Según la abogada Gabrielle Jones, del Centro de Asistencia Legal del Sur de Nevada, algunas mujeres indocumentadas, que habían sido contratadas para limpiar los baños portables en el festival de música en Las Vegas, se encuentran actualmente aplicando para la visa U.

Este tipo de visado fue diseñado para proteger a inmigrantes víctimas del crimen en Estados Unidos que decidan cooperar con las autoridades, ha agregado Jones.

En el caso de las mujeres indocumentadas que se encontraban trabajando en el festival al momento del tiroteo, el hecho de haber resultado lesionadas físicamente o haber quedado traumatizadas por el incidente les podría abrir una ventana para calificar para la visa U.

Con la visa U, las víctimas del crimen tienen derecho a vivir y trabajar legalmente en el país por un periodo de cuatro años y luego les permite aplicar para la tarjeta de residencia conocida como “green card”.

La visa U acoge a el esposo o la esposa, así como a los hijos de las victimas directas de crimen. Si la víctima es un menor de edad, los padres también pueden aplicar para recibir este tipo de visado.

No obstante, la ley es mucho menos exacta sobre las “víctimas indirectas”, aquellas testigos o personas que no fueron lesionadas físicamente pero que sufrieron “una lesión directa inusual como resultado del crimen calificado”.

De acuerdo con los abogados de inmigración de El Paso y las autoridades, los sobrevivientes indocumentados de la masacre del 3 de agosto, la cual tuvo lugar en una tienda Walmart, también podrían calificar para la visa, dándoles asi protección migratoria crucial mientras las autoridades locales y federales buscan imputar cargos que conduzcan a la pena de muerte para Patrick Wood Crusius, el hombre acusado de asesinar a 22 personas y lesionar a otras 25 en el tiroteo.

Crusius, de 21 años, fue acusado de asesinato punible y llevado a una cárcel en El Paso mientras que las autoridades investigaban también si el ataque pudo haber sido un crimen de odio después de conocerse que publicó en internet, en la página 8chan, una hora antes de la masacre un documento con contenido antinmigrante.

Los investigadores están examinando La verdad incómoda, un documento que arremetía contra los peligros de la inmigración en masa y advertía que a la larga los hispanos se apoderarán de la economía y el gobierno. El autor argumentaba que atacar objetivos de “baja seguridad” era una manera de “luchar para recuperar a mi país de la destrucción”. 

“Tenemos que atribuirle directamente el manifiesto a él”, dijo el jefe de la policía de El Paso, Greg Allen, durante una conferencia de prensa el domingo en donde las autoridades revelaron que Crusius vivía en Allen, un suburbio para gente de clase media alta cerca de Dallas, y que había manejado un poco más de nueve horas para llegar hasta la plaza comercial en El Paso, en donde más del 80% de la población es latina. Aún se desconoce por qué escogió ese lugar para el tiroteo.

“La visa U fue creada para personas como ellos que están viviendo en las sombras”, ha dicho Linda Corchado, abogada de inmigración de la organización sin animo de lucro Las Americas.

Sin embargo, los expertos en la materia han afirmado que la visa U tiene algunas condiciones y riesgos, tanto en el tiempo que puede tomar para asegurar la visa como en la posible exposición a la deportación.

El consulado de México en El Paso ha dicho que no puede confirmar cuantos sobrevivientes o familiares cercanos de las víctimas fatales de la masacre en Walmart estaban viviendo en Estados Unidos sin permiso. No obstante, los abogados de Las Americas han dicho que al menos 150 personas han contactado al consulado para pedir asistencia relacionada con la masacre.

En el tiroteo de Las Vegas, algunos de los trabajadores sin documentos temían contactarse con las autoridades para rendir su testimonio ya que creían que podrían ser deportados.

“Algunos de verdad querían dar información y no estaban pensando en el aspecto de inmigración”, ha dicho Jones.

En Las Vegas, los abogados de Legal Aid "lo [aplicación para el visado] limitaron a las personas que tenían información", ha indicado Jones. “Si alguien presenta una solicitud y se le niega, puede, potencialmente, llevar a su remoción. Necesitas un caso fuerte”.

Según El Paso Times, hay una gran acumulación de solicitudes de visa U actualmente pendientes ante los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, en inglés). Más de 141.000, de acuerdo con las cifras divulgadas en marzo de este año. El tiempo de espera para una decisión se ha extendido más allá de cuatro años, ya que el límite anual de 10,000 visas sigue vigente.

Además, bajo la administración de Trump, los abogados dicen que USCIS tiene la discreción de remitir a los solicitantes para deportación si su petición es denegada.

Los abogados de El Paso han dicho que todavía es muy pronto para tener datos concretos sobre las solicitudes de visa U, pero han agregado que no han remitido aplicaciones de visa U en nombre de las victimas de la masacre en Texas.