Esta niña tomó la peor decisión. Era acosada en la escuela. Su familia denuncia racismo

Tenía sólo nueve años y era muy buena en matemáticas y jugando con su muñecas. Hizo un nuevo amigo. Eso y otras cosas hicieron que fuera víctima de bullying. "Muérete", la decían.

McKenzie Adams tenía sólo nueve años pero ya sabía que, de mayor, quería ser científica. Era muy buena con las matemáticas, pero también le gustaba montar en bicicleta, jugar con sus muñecas o la PlayStation 4, o grabar vídeos bromistas con sus primos, según ha informado el diario Tuscaloosa News.

McKenzie Adams se ahorcó la semana pasada.

Su abuela la encontró muerta el lunes 3 de diciembre en su casa de Linden (Alabama). Su funeral se celebrará el sábado en la escuela elemental Jones, en Demopolis, adonde había sido transferida la niña después de que su madre y su abuela se quejaran a la Junta estatal de Educación de que estaba siendo en su escuela de Linden. Pero tampoco en ese nuevo colegio las cosas le fueron mejor.

Su madre, Jasmine Jones, denuncia que seguía siendo acosada “por toda la escuela”, en su opinión por motivos racistas: la llevaba al colegio una familia blanca, y se había hecho amiga de un niño blanco. “La decían ‘mátate”, explica. “Deberías morirte”, la decían, según ha explicado su tía, Eddwina Harris, a la emisora WIAT.

La escuela lo niega: dice que se ha hecho una investigación interna y no existen registros de acoso escolar, según el citado diario. El jefe de la policía de Linden, Robert Alston, ha señalado al diario The Washington Post que su investigación todavía no ha concluido, pero no ve motivos para dudar la versión de la familia: “Son muy buena gente”.

De acuerdo con el Departamento de Salud, hasta uno de cada tres estudiantes en Estados Unidos asegura haber sido acosado en la escuela, la mayoría en primaria. Sólo entre el 20% y el 30% se lo dice a un adulto. Si cree que conoce algún caso, o está sufriendo una situación similar en persona o cerca de usted, aquí puede encontrar ayuda.