Ésta es la estrategia de AMLO para acabar con la peor ola de violencia de la historia reciente de México

Mientras que la Suprema Corte ha invalidado una ley que regulaba la participación del Ejército en la seguridad, el nuevo gobierno vuelve a apostar por los militares.

desde el inicio de la llamada guerra contra las drogas hace una década, los militares se volvieron una pieza clave en el arsenal de los presidentes para combatir la inseguridad. pero este poder ha sido ampliamente criticado por académicos y políticos que consideran que el ejército no está capacitado para cumplir las funciones que la policía debería ejercer.

"hay un reconocimiento de que la estrategia de seguridad, hasta el día de hoy, no ha sido la acertada” dijo hoy a la agencia de noticias efe el subdirector del centro de derechos humanos miguel agustín pro juárez (centro prodh), santiago aguirre.

a los reclamos de la sociedad ahora se suma un dictamen de la suprema corte de justicia que ha declarado como inconstitucional una ley aprobada el año pasado, que pretendía regular la participación del ejército en las tareas de seguridad. nueve votos contra uno la suprema corte ha decidido este jueves invalidar la ley de seguridad interior, aduciendo varios motivos.

el ministro presidente, luis maría aguilar, fue quizás quien más claramente expresó su opinión sobre el uso del ejército. pues dijo que se pronunciaba por invalidar la ley porque la participación de las fuerzas armadas podría “generar un mal mayor no deseado”, según el periódico el financiero.

no sin cierta ironía, la declaración de inconstitucionalidad de esta ley ocurre el mismo día que el próximo ejecutivo anuncia que el ejército participará en las tareas de seguridad pública e interior. el presidente electo, andrés manuel lópez obrador, ha reconocido que para llevar a cabo el plan nacional de paz tendrá que modificarse el marco legal, incluido probablemente la constitución.

la controversia política y ahora también jurídica sobre el empleo del ejército en tareas de seguridad pública ocurre en el contexto de la peor crisis de violencia por la que haya pasado el país en tiempos modernos.

aunque amlo ha repetido en muchas ocasiones que su administración se enfocará en combatir las causas del crimen y no combatirá “el fuego con el fuego”, el anuncio de esta tarde ha generado incertidumbre sobre el camino que seguirá.

"en términos generales es decepcionante para la opinión pública porque no se ve claramente diferenciada de la estrategia implementada contra el crimen organizado desde hace 12 años", dijo este jueves a efe el coordinador del centro de estudios políticos de la universidad nacional autónoma de méxico (unam), khemvirg puente.

si bien el principal anuncio del plan de paz y el que ha causado mayor revuelo es el de la creación de una guardia nacional, conformada por policías militares y policías federales, también hubo otros puntos que se referían a la amnistía a ciertos criminales y la regulación de sustancias hoy prohibidas.

recientemente la senadora olga sánchez cordero presentó en el senado una iniciativa para regular el uso de la marihuana y sacar de la cárcel a los presos por delitos no violentos asociados con el consumo, producción o comercio en pequeña escala de esta sustancia.

el sociólogo fernando escalante gonzalbo, profesor de el colegio de méxico, consideró esta medida como una acción positiva. “es solo el principio, no para pacificar el país, sí para empezar a enderezar el camino en materia de seguridad”, escribió en su en su columna en el diario milenio. sin embargo, criticó la creación de un mando único policial “con independencia en su carácter federal, estatal o municipal”, pues en su opinión los problemas del país, en gran medida, son de carácter local.

incluso el conservador partido acción nacional, que bajo felipe calderón impulsó la participación del ejército, se ha sumado a las críticas.

“la creación de la guardia nacional, conformada por miembros de las fuerzas armadas, es una contradicción más del presidente electo”, dijo marko cortés, presidente del partido.

el 11 de mayo de 2017, días después de que un enfrentamiento entre soldados y presuntos ladrones de combustible dejara diez muertos -seis civiles y cuatro militares- en palmarito, puebla, amlo lamentó la presencia del ejército a las calles. solo ha causado "más sufrimiento, más dolor", remarcó.

los tres anuncios recientes: la inconstitucionalidad de la ley de seguridad interior; el plan nacional de paz y la despenalización de la marihuana son piezas fundamentales para empezar a entender cómo será la estrategia de seguridad del próximo gobierno de méxico.