Esta casa está hecha de tierra y cáscaras de arroz. Solo cuesta 1.000 dólares

La casa, que se construyó en apenas 10 días, busca reducir el costo de las propiedades inmobiliarias.
Una persona visita una casa 3D en Amsterdam, Holanda.
Una persona visita una casa 3D en Amsterdam, Holanda. AP / AP

Con apenas una base de lodo y una combinación de concreto, la compañía italiana World´s Advanced Saving Project (WASP) utilizó una impresora 3D para construir una cabaña que cuesta menos de 1.000 dólares. Tampoco necesita calefacción o aire acondicionado puesto que es capaz de mantener una temperatura interior constante.

"El material está hecho de tierra migajas y cáscara de arroz", dijo a Digital Trends Massimo Moretti, CEO de WASP.

Además de estos materiales, el hormigón se utiliza para levantar los cimientos del edificio, y la madera para el techo.

“Las fibras naturales nos permiten minimizar la contracción de la mezcla seca y confieren resistencia mecánica a la pared en capas. Al utilizar el molino de bandeja húmeda, la mezcla cruda alcanza una interesante plasticidad homogénea que permite una buena resolución en la textura impresa", agregó.

Una impresora 3D es una máquina que puede realizar réplicas en tamaño real de piezas o maquetas a partir de un diseño. 

La cabaña, bautizada como Gaia, tardó 10 días en construirse y tuvo un costo de 1.000 dólares, pero solo por el concepto de materiales. Se estima que la mano de obra podría aumentar el precio.

"Gaia representa un ejemplo de costos reducidos, especialmente si se compara con los rendimientos térmicos que generalmente se obtienen solo con diferentes sistemas tradicionales", continuó Moretti.

Según el CEO, la empresa estaba evaluando ingresar al mercado de la construcción y ofrecer sus servicios de manera comercial.

A la par de WASP, científicos de la Universidad de Tartu y la Universidad de Ciencias de la Vida, ambas en Estonia, han desarrollado un material parecido al concreto a partir de la turba mollida, la ceniza de esquisto bituminosa y nanopartículas de sílice que puede imprimirse en 3D.