IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Republicanos piden la destitución de Biden citando la Enmienda 25 para removerlo del poder por sus "problemas de memoria"

La congresista Claudia Tenney, republicana por Nueva York, escribió una carta al fiscal general, Merrick Garland, en la que pide al Gabinete del Gobierno federal que "explore" la posibilidad de destituirlo debido a su "deterioro cognitivo".

Tras los intentos de los demócratas para excluir al expresidente Donald Trump de las boletas electorales de 2024 en más de dos docenas de estados, basándose en el argumento de que violó la cláusula de insurrección de la Enmienda 14 de la Constitución por el asalto al Capitolio, los republicanos están solicitando que se destituya al presidente, Joe Biden, bajo la Enmienda 25, después de que el informe del fiscal especial Robert Hur lo describiera como "un hombre mayor con problemas de memoria".

La congresista Claudia Tenney, republicana por Nueva York, le escribió el jueves una carta al fiscal general, Merrick Garland, en la que compartió sus “graves preocupaciones” y pidió al Gabinete del Gobierno federal que “explore” la posibilidad de destituir a Biden en virtud de la Enmienda 25, según la misiva consultada por nuestra cadena hermana NBC News.

La Enmienda 25 es un procedimiento para sustituir al presidente en caso de muerte, dimisión, destitución o incapacidad, la cual fue aprobada tras el asesinato de John F. Kennedy. Sin embargo, para que se pueda implementar, la vicepresidenta y la mayoría de los miembros del Gabinete tienen que votar para decidir si el presidente en funciones es incapaz para ejercer su cargo. Luego deben informar su decisión al Senado y la Cámara de Representantes.

President Joe Biden
El presidente, Joe Biden, en un mitin en la Universidad George Mason de Manassas, Virginia, el 23 de enero de 2024.Julia Nikhinson / Bloomberg via Getty Images file

El fiscal especial Hur provocó un revuelo el jueves tras dar a conocer su informe de 388 páginas sobre el manejo de material clasificado por parte de Biden, en sus tiempos como vicepresidente y como senador, el cual fue hallado en su casa de Delaware y en un antiguo despacho.

Hur concluyó que el mandatario retuvo de manera voluntaria los documentos, aunque no presentó cargos contra él tras describirlo como un "anciano con mala memoria” que no recordaba su época como vicepresidente ni cuándo murió su hijo y quien le habría causado simpatía a un jurado.

Tenney criticó ese argumento en su carta a Garland.

“No enjuiciamos ni nos negamos a procesar a personas en función de sus personalidades o de la percepción que el público anticipa de ellas”, escribió Tenney. “Si el fiscal especial considera que las pruebas constituyen una base razonable para presentar cargos, debe hacerlo”.

Tenney comparó la decisión de Hur en su investigación sobre Biden con la presentación de cargos por parte del fiscal especial Jack Smith contra el expresidente Donald Trump por su manejo de documentos clasificados en Mar-a-Lago. El Departamento de Justicia “éticamente no puede presentar cargos” contra Trump “porque tiene agudeza mental y una personalidad contundente” mientras se niega a presentar cargos contra Biden debido a su “deterioro cognitivo”, argumentó Tenney.

Trump, quien enfrenta varios cargos, incluida la retención intencional de información de defensa nacional, declaraciones y representaciones falsas, conspiración para obstruir la justicia y ocultación corrupta de un documento, se ha declarad no culpable.

La polémica por la aptitud mental de Biden en el informe de Hur ha sumido a la campaña del presidente de 81 años, el más longevo de la historia del país, en un estado de pánico ante las dudas del público sobre su capacidad para llevar las riendas del Gobierno durante los próximos cuatro años. Y se produce en un momento en el que su principal adversario, Trump, de 77 años, se proyecta como una alternativa más enérgica para la Casa Blanca, a pesar de sus amplios problemas legales y sus propios deslices de memoria.

“Es hora de la Enmienda 25”

Las declaraciones de Tenney parecen haber ganado tracción entre el círculo de legisladores más conservador conocido como el 'Freedom Caucus'.

El senador Josh Hawley, republicano por Missouri, cuestionó la aptitud de Biden para dirigir la nación por los próximos cuatro años si no podía recordar su época como vicepresidente. Aseguró que Biden era “un anciano incapaz de recordar quién es, dónde está o qué ha hecho”, por lo que había que hacer algo al respecto. “Es hora de la Enmienda 25”, afirmó.

“Si alguna vez hubo un momento para invocar la Enmienda 25, ¿no sería ahora?”, también se preguntó en redes sociales el senador Mike Lee, republicano por Utah.

Por su parte, el congresista Greg Murphy, republicano por Carolina del Norte, fue tajante al decir que el actual estado mental y físico de Biden “debería impedirle ser presidente de Estados Unidos”, mientras que el presidente de la Comisión Judicial del Senado, Jim Jordan, afirmó que el informe de Hur demostraba que existía “una doble vara de justicia” en EE.UU. en referencia a las acusaciones de Trump.

“Nunca ha habido un caso más fuerte para la Enmienda 25 que ahora”, dijo tajante el congresista Mike Collins, republicano por Georgia.

Defensa iracunda de Biden

Tras la publicación del informe, el presidente Biden se mostró molesto en una conferencia de prensa en la que aseguró que había puesto a Estados Unidos “de nuevo en pie” y le dijo a Hur que no necesitaba su recomendación.

“¿Cómo demonios se atreve a plantear eso?”, expresó con enfado Biden. “Francamente, cuando me hicieron la pregunta, pensé para mis adentros que no era de su maldita incumbencia”.

El mandatario aseguró que su memoria “estaba bien” y se definió como un hombre “bien intencionado”, aunque luego confundió al presidente de Egipto, Abdel Fattah El-Sisi, con el de México, Andrés Manuel López Obrador.

Los abogados de Biden intentaron sin éxito que se eliminaran algunas descripciones “incendiarias” sobre la memoria del presidente, al considerarlas que tergiversaban lo ocurrido.

[Biden no recordaba ni cuándo murió su hijo, según el fiscal especial. Pero él lo cuestiona: “Mi memoria está bien”]

La edad de Biden está de nuevo al centro

Las conclusiones del informe, la oleada de ataques republicanos y la defensa iracunda de Biden -incluido el desliz- ha puesto a la edad del mandatario en el punto álgido del debate a meses de un nuevo mano a mano con Trump en el proceso electoral de noviembre.

Biden, el presidente de mayor edad en la historia de Estados Unidos, ha tenido que sobrellevar los cuestionamientos sobre su edad en reiteradas ocasiones, camino a su intención para reelegirse en el puesto.

No obstante, las conclusiones de Hur han provocado temor entre los demócratas acostumbrados a defender al mandatario de los ataques republicanos -incluido Trump- cada que aparece en público por su forma de hablar pausada, en ocasiones confusa.

La campaña misma de Biden ya era consciente de que una victoria del mandatario en noviembre dependía mucho de su capacidad para convencer a los votantes de que seguía siendo apto para el puesto y de que Trump, de 77 años, era una amenaza para la democracia del país.

[La Corte Suprema parece escéptica sobre los argumentos para apartar a Trump de boleta electoral en Colorado]

“Es una pesadilla”, le dijo a NBC News un miembro demócrata de la Cámara de Representantes que pidió hablar en el anonimato para ofrecer una evaluación franca, añadiendo que “debilita electoralmente al presidente Biden, y Donald Trump sería un desastre y un autoritario”.

“Para los demócratas, estamos en una situación sombría”, dijo.

Una encuesta realizada en enero por NBC News encontró que el 76% de los votantes tienen preocupaciones importantes o moderadas sobre la salud mental y física de Biden.

“Ha sido un problema desde mucho antes de que esto ocurriera”, precisó un veterano operativo demócrata que señaló que cuando se pide a los grupos de discusión que apliquen una palabra a Biden, a menudo es “viejo”.

David Axelrod, exestratega de Barack Obama, le dijo a The New York Times que el informe de Hur era tan preocupante para los demócratas por que “va al núcleo de lo que está afectando a Biden políticamente ahora, que es un temor generalizado de que no está a la altura”.

El asesor agregó que “las cosas más dañinas en política son las que confirman las sospechas preexistentes de la gente, y esas son las que viajan muy rápido. Es un problema”.

Lo que ya era un buen día para Trump el jueves, luego de que la Corte Suprema expresara escepticismo sobre los argumentos para sacarlo de las boletas elecotrales, durante una audiencia crucial, terminó siendo uno extraordinario gracias a su victoria contundente en los caucus de Nevada y al impulso que le ha dado a su campaña el informe de Hur.

Trump, que también salió victorioso el jueves en los caucus de las Islas Vírgenes y está más cerca de la nominación presidencial republicana, encontró en las conclusiones de este reporte una reafirmación hacia la incapacidad de la que siempre ha hablado al referirse al trabajo de Biden.