IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Corte Suprema parece escéptica sobre los argumentos para apartar a Trump de la boleta electoral en Colorado

Los magistrados expresaron sus dudas durante la audiencia de apelación de Trump, quien fue excluido de las elecciones primarias republicanas en ese estado por el asalto al Capitolio.

Por Lawrence Hurley — NBC News

La Corte Suprema se mostró escéptica de los argumentos para excluir al expresidente Donald Trump de la boleta de las primarias republicanas en Colorado por sus acciones para intentar revertir los resultados de las elecciones de 2020, durante la trascendental audiencia que se llevó a cabo este jueves.

Una mayoría de los jueces pareció pensar, durante la audiencia de más de dos horas, que los estados no tienen un papel en la decisión de si un candidato presidencial puede ser excluido de la candidatura en virtud de una disposición de la 14ª Enmienda de la Constitución que prohíbe a las personas que “participaron en insurrección” ocupar cargos.

Los jueces expresaron su preocupación por la posibilidad de que los estados llegaran a conclusiones diferentes sobre si un candidato podía presentarse o no y varios indicaron que sólo el Congreso podía aplicar la disposición en cuestión.

Iowa Holds Republican Caucuses For First In The Nation Presidential Nominating Contest
Trump le habla a los votantes en una visita al Horizon Event Center, sede de los caucus de este lunes 15 de enero de 2024 en Clive, Iowa.Kevin Dietsch / Getty Images

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, explicó que “el objetivo” de la 14ª Enmienda era restringir el poder de los estados tras la Guerra Civil y cuestionó por qué daría a los estados la capacidad de expulsar a un candidato presidencial de las urnas.

Adoptando un enfoque similar, el juez conservador Brett Kavanaugh agregó que estaba claro, a partir de la totalidad de la enmienda, que “el Congreso tiene el papel principal aquí”.

Los jueces también se preguntaron sobre las implicaciones prácticas de permitir que la disposición se interprete estado por estado.

La magistrada Elena Kagan, una de los tres jueces liberales, preguntó por qué “un solo estado puede determinar quién es presidente de Estados Unidos. Parece bastante extraordinario, ¿no?”.

El juez conservador Samuel Alito calificó de “situación inmanejable” que los estados lleguen a conclusiones diferentes sobre la cuestión.

Por su parte, el juez Kentaji Brown Jackson, otro de los liberales, pareció estar de acuerdo, preguntando por qué los autores de la 14ª Enmienda “habrían diseñado un sistema que podría dar lugar a una heterogeneidad provisional de esta manera, en la que tenemos elecciones y diferentes estados dicen de repente: ‘tú eres elegible y tú no’”.

Los argumentos orales ante los nueve magistrados comenzaron poco después de las 10:00 am y finalizaron alrededor de las 12:30 pm.

Este caso tendría amplias implicaciones si Trump pierde, porque otros estados podrían seguir su ejemplo, poniendo obstáculos a su intento de recuperar la presidencia este otoño. Funcionarios estatales de gobiernos controlados por los conservadores también han advertido que, en respuesta, podrían tratar de eliminar al presidente Joe Biden de la boleta electoral.

La Corte Suprema, que cuenta con una mayoría conservadora de 6-3, abordó varias cuestiones jurídicas novedosas y trascendentales relativas a la Sección 3 de la Enmienda 14 de la Constitución, promulgada tras la Guerra Civil.

En virtud de esa disposición, destinada a impedir que antiguos confederados volvieran al poder en el Gobierno, cualquiera que hubiera servido anteriormente como “oficial de Estados Unidos” y luego “participara en una insurrección” quedaría inhabilitado para ocupar un cargo federal.

La Corte Suprema de Colorado dictaminó en diciembre que Trump podía ser expulsado de la boleta de las primarias republicanas, pero dejó en suspenso su decisión mientras apelaba.

El expresidente Donald Trump reaccionó desde su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, tras la audiencia en la Corte Suprema e insistió que el caso se trataba de “más interferencia electoral de los demócratas”.

[Maine y Colorado vetan a Trump de sus boletas en las primarias: ¿todavía puede postularse a la presidencia?]

Trump agregó que la buena noticia era que estaba liderando “prácticamente todas las encuestas” de cara a las elecciones de noviembre.

Además, el exmandatario arremetió otra vez contra Biden, al que calificó como “el peor presidente en la historia de nuestro país” y advirtió que “estamos en peligro de posiblemente una Tercera Guerra Mundial”. 

Trump, que ha asistido a menudo a las recientes audiencias judiciales en los diversos casos civiles y penales en los que está implicado, no estuvo presente este jueves en la sala del tribunal, tal como se esperaba.

El recurso legal fue presentado en nombre de seis residentes de Colorado, cuatro de los cuales son republicanos, por el grupo de vigilancia gubernamental de izquierdas Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington y dos bufetes de abogados.

Todos alegan en documentos judiciales que el exmandatario “organizó e incitó intencionadamente a una turba violenta a atacar el Capitolio de Estados Unidos en un intento desesperado de impedir el recuento de los votos electorales emitidos en su contra”.

Los abogados de Trump han ofrecido varios motivos para desestimar la demanda. Argumentan que el expresidente no es un funcionario de Estados Unidos, que no participó en una insurrección y que solo el Congreso puede hacer cumplir la Sección 3.

Los jueces escucharon a los abogados que representan al expresidente, a los demandantes de Colorado y a la secretaria de Estado de Colorado, Jena Griswold, la principal funcionaria electoral del estado.

La mayoría conservadora incluye a los tres jueces —Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett— nombrados por Trump. Otro conservador, el juez Clarence Thomas, se ha enfrentado al escrutinio sobre su participación en el caso debido al papel de su esposa, la activista política conservadora Virginia Ginni Thomas, en el respaldo a la impugnación de Trump de los resultados electorales. Algunos demócratas habían pedido a Thomas que se recusara.

A pesar de la mayoría conservadora, el tribunal ha dado regularmente derrotas a Trump desde que dejó el cargo.

El interés en el caso de Colorado aumentó cuando el principal funcionario electoral de Maine concluyó que Trump tampoco era elegible para aparecer en la boleta de las primarias republicanas en ese estado. Al igual que en el caso de Colorado, también quedó en suspenso, lo que significa que el expresidente sigue figurando en la boleta electoral por ahora en ambos estados.

La Corte Suprema está examinando el caso de Colorado en un calendario acelerado, y se espera que emita un fallo en las próximas semanas. Colorado es uno de los más de doce estados que celebran el 5 de marzo sus elecciones primarias.