IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Trump sigue sin aceptar la derrota un día después de que Biden fuera declarado ganador

El presidente reiteró este domingo que los demócratas le “robaron” la reelección y que continuará su batalla para escudriñar los votos en estados clave de la contienda, antes de volver al campo a jugar golf. Pero se agotan sus opciones legales, según expertos.
/ Source: Telemundo

El presidente, Donald Trump, reiteró este domingo que los demócratas le “robaron” la reelección y que continuará su batalla para escudriñar los votos en estados clave de la contienda. Sin embargo, se agotan sus opciones legales, según expertos.

En una serie de mensajes en su cuenta en la red social Twitter, Trump ha repetido sus quejas de que esta ha sido una “elección robada”. Twitter ha colocado advertencias en cada uno de los mensajes de que sus alegatos sobre fraude electoral “han sido disputados”.

[Siga minuto a minuto las elecciones presidenciales en EE.UU. de 2020]

Su abogado personal, Rudolph Giuliani, y otras fuentes allegadas a su campaña, han dejado en claro que continuarán su batalla en los tribunales mañana lunes, aunque no han ofrecido pruebas del presunto fraude electoral.

Dos senadores republicanos y férreos aliados de Trump, Lindsey Graham, por Carolina del Sur, y Ted Cruz, por Texas, afirmaron hoy domingo en la cadena conservadora Fox News que la “contienda está en disputa”, y que Trump debe luchar “por cada voto legal y cada voto en persona”.

Sin embargo, la mayoría de expertos legales han explicado que no hay pruebas de fraude y es poco probable que las demandas de Trump prosperen en los tribunales.

Trump se ha convertido en el primer presidente en perder la reelección desde 1992 -con la derrota del republicano George H.W. Bush frente al demócrata Bill Clinton-, al no conseguir los 270 votos mínimos necesarios del Colegio Electoral.

[Estas son las promesas de inmigración de Joe Biden, el nuevo presidente electo]

No existe un requisito constitucional para que admita su derrota, aunque forma parte de la tradición política en Estados Unidos y del proceso de transición y alternancia en el país.

Sería la primera vez que un presidente en funciones se niegue a hacerlo en la historia moderna del país. Los demócratas Al Gore y Hillary Clinton lo hicieron en 2000 y 2016, respectivamente, pese a que su base también se quejó de que hubo fraude y robo de una elección legítima.

El presidente, Donald Trump, juega golf en el Club Nacional de Golf Trump en Sterling, Virginia, este domingo 8 de noviembre de 2020.AP / AP

Trump recibió este sábado la noticia de su derrota mientras jugaba golf, y durante toda la semana su equipo legal acudió a medios conservadores a explicar su estrategia legal.

[Kamala Harris gana la vicepresidencia, un triunfo histórico que abre la puerta a más mujeres en la política]

Giuliani lideró el sábado una rueda de prensa para exponer esta estrategia. No salió como esperaba, sin embargo, pues llegaron a la dirección incorrecta, y en vez de un lujoso hotel terminaron en el estacionamiento de una empresa de jardinería en Philadelphia. Esto pronto generó reacciones y memes en las redes sociales y le mereció una parodia en el popular programa de comedia de ‘Saturday Night Live’.

El coro de republicanos que le piden a Trump que acepte la derrota se hace más fuerte con los días. El expresidente republicano George W. Bush lo hizo así este domingo y expresó su apoyo al presidente electo Biden y a la vicepresidenta electa Kamala Harris.

"Aunque tenemos diferencias políticas, sé que Joe Biden es un buen hombre, que ganó su oportunidad de liderar y unificar a nuestro país", aseguró Bush en un comunicado.

Bush aclaró que Trump "tiene el derecho" de llevar a cabo recuentos e impugnaciones legales, pero sugirió que los esfuerzos probablemente no tendrán éxito. 

"El pueblo estadounidense puede confiar en que esta elección ha sido fundamentalmente justa, que se mantendrá su integridad y que su resultado es claro", añadió. "Debemos unirnos por el bien de nuestras familias y vecinos, y por nuestra nación y su futuro".