Trump prepara su último ataque a la legitimidad de las elecciones pero sus aliados le ofrecen dos consejos

El equipo del presidente preferiría que empezara a pensar en sus planes para enero, y tiene dos recomendaciones, pero Trump ya tiene lista la batalla final. "Quiere ganar dinero, pero más que eso, quiere atención", dice un aliado.
/ Source: Telemundo

Por Shannon Pettypiece, Carol E. Lee y Hallie Jackson de NBC News

WASHINGTON — Los aliados del presidente, Donald Trump, se están preparando para el final de batalla judicial contra los resultados de las elecciones en diciembre, cuando se reúna el Colegio Electoral, y siguen presionando al mandatario para que acepte un cierre de su presidencia y haga planes para su etapa posterior a la Casa Blanca.

"Las demandas legales continúan, pero aquellos cercanos al presidente, y francamente el presidente también, entienden que son inútiles", dijo un funcionario de alto rango de la Administración.

Si bien Trump apenas ha sido visto en público desde que se proyectó la victoria del demócrata Joe Biden hace una semana, el republicano ha seguido publicando tuits con regularidad en los que afirma falsamente que ganó las elecciones y que le robaron la contienda en un fraude generalizado.

Como consecuencia, la transición parece haber quedado en animación suspendida. 

 

Trump y gran parte de su personal continúan hablando públicamente como si fuera a quedarse en la Casa Blanca por un segundo mandato. El equipo de Biden está tratando de iniciar una transición, aunque sin la autorización formal por parte de la Casa Blanca que le permitiría acceder a información y recursos claves para facilitar el traspaso.

El uso implacable de Twitter por parte de Trump para cuestionar los resultados de las elecciones ante la opinión pública ha generado una respuesta mínima dentro de su partido. Sin embargo, algunos de los que están fuera de su entorno se preguntan cuál es su meta final: ¿seguirá la batalla hasta el día de la jura presidencial, el 20 de enero, o incluso después?

Los asesores de Trump están hablando con él sobre cómo será el final de su Gobierno, usando la palabra "cierre" en lugar de "concesión". Una de las salidas recomendadas como "cierre" es que acepte que Biden se mudará a la Casa Blanca el 20 de enero mientras continúa alegando que los resultados son cuestionables y, simultáneamente, anuncia que se postulará para las elecciones presidenciales en 2024, dijo un funcionario de alto rango de la Administración.

[Por qué es importante que un candidato acepte la derrota y qué puede aprender Trump de quienes perdieron antes que él]

Es probable que Trump se vea forzado a aceptar la fecha límite a la que apuntan sus aliados: el 14 de diciembre. El Colegio Electoral se reúne ese día para la votación formal del ganador, poco después de que los estados certifiquen los resultados de las elecciones.

Incluso si Trump no acepta los resultados hasta entonces, hay esperanza dentro de su Gobierno de que apruebe que Biden acceda a información de inteligencia antes de esa fecha, dijo un funcionario de alto rango. 

En privado, algunos senadores republicanos han aceptado ya que Biden será el próximo presidente. Pero se espera que la mayoría de ellos se mantenga en silencio hasta que el Colegio Electoral vote, dijo un estratega republicano.

 

Trump apenas ha sido visto en público desde que la victoria del presidente electo Joe Biden fue proyectada hace una semana. AP

Hasta entonces, la campaña de Trump continúa con los litigios judiciales y los pedidos de recuento de votos. Su equipo anunció el miércoles que pagará tres millones de dólares para que se realice un recuento parcial en Wisconsin.

Aunque muchos de los aliados de Trump admiten que se necesitaría un giro extraordinario para revertir el resultado electoral, no ven a Trump ni a su campaña rindiéndose hasta que no se haya realizado la última acción legal posible y hasta que se hayan certificado los resultados. 

Dentro de la Casa Blanca, el jefe de gabinete, Mark Meadows, está entre los que intentan que Trump acepte que se irá el 20 de enero, pero el abogado Rudy Giuliani lo sigue presionando para que continúe con las batallas legales, según una persona cercana al Gobierno..

"Vamos a seguir analizando todas las denuncias de fraudes y abusos que nos han llegado en las más de 11,000 pistas fiables que hemos recibido de nuestra línea de atención telefónica y en nuestro sitio web", dijo Jason Miller, asesor de campaña de Trump.

 

 

Trump ha promovido continuamente falsas teorías de conspiración sin fundamento alguno sobre el fraude electoral, tratando de socavar la credibilidad de las elecciones. Sin embargo, no hay evidencia de un fraude generalizado y NBC News ha proyectado, al igual que cada una de las principales organizaciones de noticias, que Biden es el ganador. 

Personas cercanas a Trump también han estado tratando de que centre su atención en sus planes para su etapa post-presidencial, pensando en una posible carrera electoral en 2024 y en que empiece su propia empresa de medios de comunicación.

Ha habido esperanza de que Trump acepte tranquilamente los resultados al final de la semana y permita que comience el proceso formal de transición. Pero no se espera un pronunciamiento público hasta más adelante.

[Las demandas de presuntos fraudes presentadas por la campaña de Trump chocan con los hechos]

Trump también ha estado hablando sobre una posible asociación con medios de comunicación, tal vez con el canal de noticias de derecha OANN o el sitio web Newsmax, dijo una persona cercana al mandatario.

"Quiere ganar dinero, pero más que eso, quiere atención", dijo un aliado.