IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Qué partido controlará el Senado? La lucha se decidirá en enero en Georgia

Demócratas y republicanos actualmente tienen 48 escaños del Senado cada partido, y la pelea por la mayoría será definida en dos elecciones de Georgia que se decidirán en una segunda vuelta el 5 de enero.
/ Source: Telemundo

Aunque el control de la presidencia ya está definido, con el triunfo de Joe Biden, y que la Cámara de Representantes se queda en manos de los demócratas, la lucha por el control del Senado sigue abierta y no se definirá hasta enero, ya que hay dos escaños claves en Georgia que se decidirán en segunda vuelta.

Determinar qué partido controlará la Cámara Alta es clave, pues ahí se definen temas importantes para toda la nación, como un posible cheque de ayuda ante la pandemia, y se pueden aprobar o bloquear ambiciosas iniciativas legislativas o los nominados presidenciales para cargos federales. 

Para tener una mayoría en el Senado, se necesita 51 escaños sobre los 100 que tiene la cámara. El Partido Demócrata necesita ahora uno menos, dado que Kamala Harris tendrá el poder de votar como vicepresidenta en caso de un desempate en la cámara de a 50. 

Con los resultados hasta ahora, los demócratas y los republicanos suman 48 escaños cada uno, según las proyecciones de Noticias Telemundo. El sábado no había terminado tampoco el conteo de la elección al Senado por Alaska y por Carolina del Norte. Los republicanos lideran levemente estos dos escaños. Aún así, de confirmarse su victoria, llegarían a 50 senadores. Necesitan una de las dos bancas de Georgia para poder mantener su mayoría actual en la Cámara Alta. 

(El martes 10 de noviembre, Noticias Telemundo proyectó a Tom Tillis como ganador en Carolina del Norte, dejando así el conteo en 49 republicanos y 48 demócratas en el Senado).

[Resultados en el Senado de las elecciones de Estados Unidos 2020

Todas las miradas en Georgia

Georgia ha sido tradicionalmente un estado de tendencia republicana, pero en estas elecciones  muestra señales de un giro hacia los demócratas con un apretado conteo en la batalla entre Trump y Biden por la Casa Blanca. Allí se decidirá qué partido controla el Senado, pero en dos meses.

La ley estatal de Georgia exige que un candidato consiga una mayoría absoluta, de más del 50%; de lo contrario, se debe hacer una segunda vuelta, en esta ocasión ese balotaje será el 5 de enero.

 

Georgia, un bastión republicano, está mostrando indicios de señales hacia los demócratas. Allí se definirá el control de Senado en enero en dos elecciones estatales que se esperan sean de interés nacional. AP

Una de las contiendas en juego es por el 13° Distrito congresional. El actual senador republicano David Perdue tenía hasta este sábado el 49.8% del voto y unos 90,000 sufragios más que el demócrata Jon Ossoff. 

En el otro escaño pendiente en Georgia, una elección especial para cubrir el mandato pendiente del exsenador Johnny Isakson, el candidato demócrata Raphael Warnock quedó con 32% del voto y la actual senadora en funciones, Kelly Loeffler, quedó con casi 26%.

Loeffler fue nombrada para el cargo el año pasado después de que Isakson se jubiló. La republicana es la primera senadora por Georgia en casi 100 años. Warnock, un pastor de la iglesia, sería el primer senador negro de Georgia si es electo en enero. 

[Minuto a minuto de los conteos y resultados de las elecciones]

"Los dos candidatos generan gran interés, pero creo que tienen que aceptar lo que realmente es esto: una carrera de demócratas contra republicanos por la configuración y la autoridad en el Senado", dijo Jack Kingston, excongresista que perdió por poco una segunda vuelta en Georgia en 2014, en declaraciones a Associated Press.

Las elecciones de segunda vuelta por estas dos bancas en Georgia significarán una campaña a escala casi nacional, según estiman analistas, con decenas de millones de dólares gastados por ambas partes dado lo que está en juego. 

¿Por qué importa quién tiene el control?

Antes de estas elecciones, los republicanos mantenían la mayoría con 53 escaños contra 47 para los demócratas (dos de ellos son senadores independientes que votan en coalición). En esta contienda, habían 35 bancas en juego. 

Si los demócratas les arrebatan el Senado a los republicanos, tendrán en concreto el poder en el Congreso, dado que ya tienen una mayoría en la Cámara de Representantes desde 2018, que ha conseguido mantener con algún margen en esta elección. 

 

 

Este escenario de un Congreso demócrata además de que Joe Biden y Kamala Harris estén en la Casa Blanca aumenta las posibilidades del partido de aprobar leyes y asegurar importantes confirmaciones de nombramientos. 

Si los republicanos retienen la cámara, el actual líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, un republicano de Kentucky, mantendría ese cargo y tendría poder para bloquear políticas de Biden.

Las perspectivas son alentadoras para el Partido Republicano hacia enero, dado que en esta elección ya logró retener escaños claves en Colorado, Maine e Iowa. Además, sus candidatos cuentan con ventaja en las carreras pendientes de Alaska y Carolina del Norte.

[El Partido Republicano ganó escaños cruciales en el Senado, pese al récord de recaudación de los demócratas] 

La pelea en Carolina del Norte y Alaska 

Junto con los dos escaños en Georgia, hay otras dos contiendas Carolina del Norte y Alaska, en las cuales aún es muy pronto para determinar un ganador, según la proyección de Noticias Telemundo.

En Carolina del Norte, el senador republicano Thom Tillis y el demócrata Cal Cunningham tienen una reñida carrera. Hay apenas 100,000 votos de diferencia a favor de Tillis el viernes, pero restan más de 300,000 por contar, según las proyecciones de Noticias Telemundo. 

(El martes 10 de noviembre, Noticias Telemundo proyectó a Tom Tillis como ganador).

En Alaska, es demasiado temprano para anunciar el ganador de la carrera entre el republicano Dan Sullivan y el demócrata Al Gross: sólo el 56% de los votos han sido escrutados. Esta carrera no estaba indicada entre las esperadas como reñidas antes de las elecciones. 

 

El exastronauta Mark Kelly, de 56 años, lideró la mayoría de las encuestas (Archivo).AP / AP

 

Hasta el jueves por la noche, los republicanos contaban con una ventaja de 48 a 47, pero luego se confirmó en Arizona la elección a senador del demócrata Mark Kelly, exastronauta y capitán retirado de la Marina estadounidense. Kelly derrotó a Martha McSally, actual senadora republicana, quedándose con más del 51% de los votos, según la proyección más reciente de Noticias Telemundo.