Por qué Biden le crea un dilema a Trump al elegir a Kamala Harris como vicepresidenta

Fue difícil catalogar a Harris durante las primarias demócratas y eso perjudicó su candidatura. Pero eso la convierte en un objetivo más complejo para Trump, quien también está luchando por atinarle un golpe importante a Biden.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Por Sahil Kapur – NBC News

WASHINGTON – Que Joe Biden haya escogido a Kamala Harris como compañera de fórmula crea un dilema para la campaña del presidente, Donald Trump, que no tiene respuesta inmediata a cómo competir contra ella.

Momentos después del anuncio, una de las principales asesoras de Trump, Katrina Pierson, criticó a Harris en una declaración como alguien que "intentará esconder su historial como fiscal" en California (en eso ha sido descrita por algunos críticos como demasiado dura), y como alguien que apaciguará a los "extremistas anti-policiales”, “falsa” y esclava de los “radicales”.

Esos primeros ataques dibujan un retrato contradictorio de Harris y muestran que la campaña para reelegir al presidente aún no se ha decidido por una forma coherente y consistente de criticarla.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales 2020]

"Esto realmente le ata las manos a la campaña de Trump: si la retratan como a favor de la policía o en contra de la policía", dijo Dan Eberhart, un donante republicano y partidario de Trump. "Ellos tendrán que decidir", añade.

Fue difícil catalogar a Harris ideológicamente durante las primarias presidenciales demócratas, lo que dejó a muchos votantes preguntándose realmente qué representaba y defendía. Al final eso perjudicó su candidatura y la obligó a salir de la carrera en diciembre de 2019, incluso antes de que se emitieran los primeros votos en Iowa.

Pero ahora eso la convierte en un objetivo más complejo para Trump, quien también ha pasado trabajo tratando de atinarle un golpe sustancioso a Biden: durante las primarias demócratas, Harris era una candidata poco común, que solía estar entre las primeras en las encuestas, y sin embargo nunca se ganó un apodo burlón del presidente.

Eso ha cambiado.

Un video que tuiteó Trump culpa a Harris de "acoger el plan de Bernie" de salud y de "pedir billones en nuevos impuestos".

Pero de hecho Harris abandonó el plan del senador y precandidato demócrata Bernie Sanders durante las primarias, y una de las políticas que la distinguía del resto era un recorte de impuestos para las personas de ingresos bajos y medios de unos tres billones de dólares.

La senadora por California Kamala Harris habla durante un mitin en enero de 2019 en Oakland, California.Noah Berger/AFP via Getty Images

El anuncio promete que Biden y Harris "acogerán conjuntamente a la izquierda radical".

"Joe el Lento y Kamala la Falsa: perfectos el uno para el otro, pésimos para Estados Unidos", dice el narrador del video.

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, respondió enfocándose en el apoyo de Harris a "abolir los seguros médicos privados", una postura que Harris adoptó al principio de las primarias y que luego abandonó, lo que hizo que la criticaran desde la izquierda.

McDaniel dijo que esta decisión de Biden, el presunto candidato demócrata, muestra que "la mafia de la izquierda está controlando la candidatura de Biden, tal como lo controlarían a él como presidente".

Cuando se le preguntó a Pierson en una llamada el martes cómo la campaña de Trump reconcilia su descripción de Harris como representante de la policía con el discurso del presidente de que él mismo es quien es duro con el crimen, Pierson dijo que eso era "confundir las cosas".

"Es una farsante. Ella estaba persiguiendo a la gente equivocada", le dijo Pierson a los periodistas. "Cuando no persigues a los pandilleros, pero sí persigues a los ciudadanos, por ejemplo, a los hombres negros con el tema de la marihuana, algo que ella misma admitió haber hecho, en realidad es que está manteniendo una doble moral".

Aceptada, aunque no necesariamente con cariño

Haber elegido a Harris le ganó a Biden elogios de demócratas progresistas y moderados, desde el expresidente demócrata Barack Obama hasta el progresista Bernie Sanders y Jim Kessler, vicepresidente ejecutivo del grupo centrista Third Way.

"La gente quiere clasificarla bajo una u otra ideología, cuando en realidad tiende a ser más como un barómetro, similar a Biden, pero no tanto como él ni tan conciliadora con los republicanos", dijo Waleed Shahid, portavoz del grupo de izquierda Justice Democrats, que respaldó a Sanders en las primarias presidenciales.

Harris, de 55 años, senadora por California en su primer término, haría historia como la primera mujer, la primera mujer negra y la primera asiática-americana en convertirse en vicepresidenta. Se le considera aceptable, aunque no siempre con cariño, por un amplio espectro del partido.

Algunos republicanos dijeron que una administración Biden-Harris sería extrema e inepta, una imagen que puede hacer que algunos se pregunten cuánto miedo les deben tener si serían demasiado ineficaces para implementar su agenda.

"Al seleccionar a Kamala Harris, el equipo de Joe Biden ha demostrado cuán radical e incompetente sería una administración Biden", tuiteó el martes el senador Tom Cotton, republicano por Arkansas.

El propio Trump criticó a Harris tras el anuncio al llamarla "asquerosa" (nasty) y "muy irrespetuosa" con Biden, aparentemente refiriéndose a un debate a principios de la campaña en el que ella lo culpó de ponerse nostálgico por haber trabajado en el Senado con quienes buscaban la segregación racial.

"No pensé que la fuera a escoger a ella", le dijo el presidente a los periodistas en la Casa Blanca el martes. "Y tiene muchas cosas difíciles por explicar". Minutos después, abandonó la rueda de prensa.