No es cierto que Michigan se haya negado a certificar los resultados de las elecciones

Trump asegura falsamente que ese estado, donde perdió, se negó a confirmar el resultado de la elección presidencial.
/ Source: Telemundo

Por Clara Hendrickson - PolitiFact

El presidente, Donald Trump, continúa buscando victorias imposibles en los estados que perdió en las elecciones del 3 de noviembre, esta vez con una falsa alegación de haber triunfado en el proceso de conteo en Michigan.

“¡Guao! Michigan acaba de negarse a certificar los resultados de las elecciones", dijo Trump en la red social Twitter. "Tener coraje es hermoso. ¡Estados Unidos está orgulloso!", agregó.

El mandatario está equivocado. Michigan no se negó a certificar los resultados de sus elecciones. De hecho, el Consejo Estatal de Escrutadores, que se encarga de certificar los resultados, aún no se ha reunido para hacerlo. La reunión está programada para el 23 de noviembre.

[Trump llamó a dos funcionarios electorales en Michigan antes de que ellos decidieran cuestionar el conteo de votos]

Trump parece que confundió al Consejo Estatal con el Consejo de Escrutadores del condado de Wayne, el más grande del estado. El 17 de noviembre, la junta del condado, compuesta por cuatro miembros, se retrasó cuando sus dos integrantes republicanos votaron inicialmente en contra de certificar los resultados. Más tarde, estos se unieron a sus colegas demócratas para certificar unánimemente los resultados.

Esto fue lo que realmente sucedió en el condado de Wayne

La junta del condado de Wayne se reunió el 17 de noviembre para considerar los resultados de las elecciones de sus 43 jurisdicciones, incluida Detroit.

Los miembros republicanos de la junta -la presidenta, Mónica Palmer, y William Hartmann- votaron inicialmente en contra de certificar los resultados del condado, alegando discrepancias en algunos distritos de Detroit y en el número de votos anticipados emitidos y contados por los escrutadores.

Los distritos electorales con tales discrepancias se consideran "desiguales", a menos que las brechas se contabilicen y se expliquen en los registros electorales.

[Trump prepara su último ataque a la legitimidad de las elecciones pero sus aliados le ofrecen dos consejos]

De 503 precintos electorales de Detroit, 85 estaban desiguales, al igual que 94 de las 134 juntas de conteo de votos anticipados de la ciudad. La mayoría de ellos registraron discrepancias de tres votos o menos; solo 10 precintos que se activaron el día de las elecciones y 43 juntas de conteo anticipado tuvieron mayores discrepancias.

Las discrepancias se presentaron en alrededor de 400 de los aproximadamente 250,000 votos emitidos en Detroit, según los resultados electorales no oficiales.

Durante la reunión, Palmer dijo que estaría dispuesta a certificar los resultados de las elecciones para las jurisdicciones fuera de Detroit, aunque algunas de ellas también tenían distritos que tenían desigualdades.

Estos votos de los republicanos despertaron un grito de protesta. Quienes participaron en la videoconferencia los acusaron de racismo por sugerir que se excluyeran los votos de Detroit, la ciudad más grande del estado donde 80% de la población es negra.

[Funcionarios de la Administración Trump hablan en privado con Biden para facilitar la transición pese al bloqueo del presidente]

Palmer y Hartmann cambiaron de opinión y finalmente votaron para certificar los resultados de las elecciones y aprobaron una resolución para que la secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson, auditara los resultados del condado.

¿Qué pasa después?

Ahora que las juntas de escrutinio en los 83 condados de Michigan han certificado sus resultados, la Junta de Escrutadores Estatales se reunirá el próximo 23 de noviembre para certificar los resultados a nivel estatal.

Una demanda federal presentada por la campaña de Trump pidió al Tribunal de Distrito del Oeste del estado que detuviera la certificación de los resultados de las elecciones de Michigan. El tribunal no se ha pronunciado aún sobre el caso.

La demanda se basa, en gran medida, en cientos de declaraciones juradas presentadas por los candidatos republicanos presentes en el TCF Center, donde los trabajadores electorales de Detroit contaron los votos anticipados emitidos por los votantes de la ciudad.

Los reclamos de fraude electoral en Detroit han sido rechazados hasta ahora en los tribunales. 

Steven Liedel, abogado de Lansing, Michigan, especializado en derecho constitucional estatal, dijo que los miembros de la junta estatal están obligados a certificar los resultados en todo el estado.

[Biden obtiene casi 80 millones de votos, pero Trump sigue presionando por el recuento y no admite su derrota]

"Han hecho un juramento de defender la Constitución de Estados Unidos y de Michigan, y tienen el deber legal de certificar los resultados si se los presentan", dijo.

Nuestra calificación

Trump afirmó que Michigan "se negó a certificar los resultados de las elecciones". Eso no es cierto.

La Junta Estatal que certifica los resultados en Michigan tiene programado reunirse el 23 de noviembre. Ese día votarán sobre la certificación.

En el condado de Wayne, dos miembros republicanos de la junta de escrutinio votaron inicialmente en contra de certificar los resultados, pero luego cambiaron sus votos.

Calificamos la afirmación de Trump como falsa.

Este artículo fue traducido por Daniela Nougues gracias al convenio FactChat, coordinado por la International Fact-Checking Network (IFCN) con el apoyo de WhatsApp. El objetivo del proyecto es llevar mejor información en español durante las elecciones presidenciales de los EE.UU. en 2020. Este y otros chequeos políticos los puedes recibir directo por WhatsApp al hacer click aquí o al registrar el número +1 727-477-2212 y escribir "Hola" en el primer mensaje. Te esperamos.

#Chatbot