La campaña entra en su recta final: Trump ataca a Biden por no confiar en sus promesas sobre una vacuna

Mientras que el candidato demócrata Joe Biden se reunió con líderes sindicalistas este lunes, el presidente Trump volvió a utilizar la Casa Blanca como escenario de campaña y atacó a sus rivales con descalificaciones personales.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, se reunió con los líderes de los tres principales sindicatos del país en el feriado de este lunes de Labor Day, mientras que su compañera de fórmula Kamala Harris, y, por separado, el vicepresidente, Mike Pence, hicieron campaña en Wisconsin, ahora que la carrera de las elecciones de noviembre, interrumpida por la pandemia del COVID-19, entra en recta final. 

Por su parte, el presidente, Donald Trump, dio una rueda de prensa en la Casa Blanca en la que dedicó más tiempo para atacar a sus rivales demócratas que para hablar de la economía, como tenía previsto.

Ambas campañas ven una victoria en Wisconsin como decisiva para ganar las elecciones.

[Trump sugiere retrasar las elecciones de noviembre, pero no tiene el poder para hacerlo]

Trump (izquierda) y Biden, en imágenes de archivo. AP / AP

Trump ataca a Harris por no creer sus promesas de una vacuna contra el coronavirus: "Debe disculparse de inmediato"

Trump volvió a usar la Casa Blanca como un escenario de campaña al convocar a una rueda de prensa en la que insultó a Biden y Harris, transgrediendo una vez más la línea simbólica que separa al Gobierno de su campaña de reelección.

El presidente lanzó ataques personales contra Biden, a quien llamó “una persona estúpida” y desestimó a Harris como “una persona incompetente”, y aseguró que nunca sería presidente.

Trump, que ha presionado a las autoridades sanitarias de su Gobierno para acelerar el proceso de obtención de la vacuna contra el COVID-19, alegó que Harris y Biden estaban divulgando “una imprudente retórica antivacunas”, porque habían cuestionado la seguridad de una posible vacuna que aparentemente saldrá al mercado pocos días antes de la elección del 3 de noviembre.

El presidente acusó a Harris de “despreciar la vacuna para que la gente no crea que el logro fue un gran logro".

Por su parte, Biden dijo este lunes que se vacunaría “mañana mismo” si los científicos dijeran que el inoculante es seguro y efectivo.

“Uno de los problemas de jugar con la política es que ha dicho tantas cosas que no son verdad, que me preocupa que si llegamos a tener una vacuna realmente buena, la gente estará reacia a ponérsela”, dijo este lunes el candidato demócrata.

Trump también aprovechó para defenderse de las declaraciones de que él se había referido a los soldados estadounidenses caídos en combate como “perdedores”.

“No estoy diciendo que los militares estén enamorados de mí, pero los soldados sí lo están”, afirmó Trump. “Las personas más importantes en el Pentágono probablemente no lo están, porque no quieren hacer nada más que pelear guerras para que todas esas maravillosas empresas que fabrican las bombas, los aviones y todo lo demás se mantengan felices".

Biden se reúne con líderes sindicales en Pennsylvania

El candidato presidencial demócrata Joe Biden conversa con sindicalistas durante un evento de campaña en Lancaster, Pennsylvania; el 7 de septiembre de 2020.  AP

Sentado en el patio trasero de la casa de uno de sus partidarios, Biden conversó con cuatro sindicalistas que apoyan su campaña.

Durante la reunión dijo que Trump era un enemigo de los trabajadores estadounidenses y lo criticó duramente por los supuestos comentarios ofensivos que hizo hacia los soldados caídos en combate.

Tres de los trabajadores presentes en la reunión eran veteranos.

“Cuando se trata de veteranos, (Trump) es francamente antiestadounidense”, comenzó Biden. "Nunca he dicho eso de un presidente, nunca, nunca, pero llamar a aquellos que sirvieron 'perdedores' y 'bobos'... ellos son héroes".

Después viajó a Harrisburg, Pennsylvania, para asistir a una asamblea púbica virtual con la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations, AFL-CIO en inglés), la mayor central obrera de Estados Unidos y Canadá.

Biden se presentó como "el mejor amigo que los trabajadores han tenido en Estados Unidos en la Casa Blanca", en caso de ganar la elección, y dijo que Trump sólo estaba interesado en los mercados de la bolsa.

Apareciendo en la pantalla junto a Richard L. Trumka, el presidente de la AFL-CIO, el candidato demócrata prometió que aumentaría el salario de los trabajadores esenciales, aprobaría la ley PRO para otorgar más derechos sindicales a los trabajadores y haría que los ejecutivos de las empresas puedan ser demandados si interfieren con la sindicalización.

Kamala Harris en su primer evento de campaña en solitario

Harris se reunió con trabajadores del sindicato IBEW y dueños de negocios negros en Milwaukee, mientras que Pence visitó una instalación de energía en La Crosse como parte de su campaña

El vicepresidente Mike Pence y la senadora Kamala Harris.AP

Harris también conversó con Jacob Blake, un hombre negro al que la policía le disparó siete veces por la espalda en Kenosha, Wisconsin, y que actualmente se encuentra hospitalizado.

La senadora se reunió con la familia del hombre de 29 años, quien quedó paralizada a consecuencia de las lesiones que sufrió, y habló con Blake.

[Kamala Harris vs. Mike Pence: ¿qué proponen los candidatos a la vicepresidencia de EE.UU.?]

"Son una familia increíble. Y lo que han aguantado y lo hacen con tanta dignidad y gracia. Saben, ellos están cargando en sus hombros con el peso de muchas voces", dijo Harris a reporteros durante una visita a la planta de entrenamiento de la Hermandad Internacional de Trabajadores Eléctricos en Wisconsin.

El estrecho margen de votos por el que Trump ganó en ese estado en 2016 lo ayudó a llegar a la Casa Blanca. 

Según los detalles obtenidos por la agencia The Associated Press, la campaña de Biden anunciará tres apoyos sindicales: el Sindicato Internacional de Trabajadores de América del Norte, el Sindicato Internacional de Constructores de Ascensores y la Federación Nacional de Empleados Federales, que representan colectivamente a cientos de miles de trabajadores en todo el país y que pueden movilizarse para apoyar la campaña.

Biden cree que estos respaldos le podrían ayudar a ganar estados como Wisconsin y Pennsylvania.

La recta final de las campañas presidenciales

El fin de semana de Labor Day generalmente marca el comienzo no oficial de la última fase de la carrera presidencial, ya que los candidatos aceleran su actividad de cara al día de las elecciones. 

Los eventos de este día feriado se desarrollan con el telón de fondo de una pandemia que ha trastornado la campaña, obligando a realizar gran parte de la actividad electoral de forma virtual.

El evento de hoy de Harris marca su primera aparición electoral en solitario desde que Biden la anunciara como su compañera de fórmula hace casi un mes

[El profesor que ha predicho sin equivocarse el resultado de todas las elecciones desde hace 30 años ya escogió su ganador]

Biden intensificó su campaña la semana pasada cuando hizo apariciones en Pittsburgh y Kenosha, Wisconsin, y también realizó dos conferencias de prensa. Se espera que el candidato, así como Harris aprieten el acelerador en los más de dos meses que restan hasta el 3 de noviembre.

La campaña de Trump se vio perturbada la semana pasada por una investigación publicada por la revista The Atlantic sobre supuestos comentarios despectivos contra los soldados caídos, así como su criticada visita a Kenosha, Wisconsin, escenario de las protestas más recientes contra la brutalidad policial.

[¿Cómo puedo votar por correo? ¿Estoy a tiempo de registrarme? Lo que debes saber sobre estas elecciones]

Una economía fuerte, y que fue el mayor activo de Trump en los inicios de su campaña de reelección, puede que se convierta ahora en uno de sus puntos débiles debido a los estragos del coronavirus en el mercado laboral y en el crecimiento económico.

La campaña de Biden ha hecho énfasis en que el daño económico fue provocado por la respuesta inadecuada del Gobierno a la pandemia que resultó en más pérdidas de vidas y empleos de los necesarios, una estrategia con la que pretenden conquistar a los votantes sindicales.

[¿Cómo puedo votar por correo? ¿Estoy a tiempo de registrarme? Lo que debes saber sobre estas elecciones]

La economía de Estados Unidos se ha recuperado lentamente desde que colapsó en la primavera, ya que muchas empresas han reabierto y han vuelto a contratar a algunos empleados despedidos.

Sin embargo, la recuperación está lejos de ser una realidad. Solo se han rescatado aproximadamente la mitad de los 22 millones de puestos de trabajo que se perdieron por causa del COVID-19.

[Tras la reapertura aumentaron los contagios, ¿hay posibilidades de un nuevo cierre de la economía?]

Además, las desigualdades económicas también parecen haberse profundizado, con trabajadores de menores ingresos y minorías sufriendo de manera desproporcionada, mientras que los estadounidenses ricos han perdido menos puestos de trabajo e incluso se han beneficiado del aumento de los precios de las acciones y de las viviendas.

Con información de la agencia AP, CNN y The New York Times.