La Cámara de Representantes bloquea cambios al Servicio Postal hasta después de la elección y le da 25,000 millones en fondos de emergencia

En una inusual sesión sabatina, los representantes demócratas aprobaron una propuesta de ley que dará más presupuesto a la oficina de correos cuando el voto en ausencia se ha vuelto tema candente político. Falta que el asunto sea discutido en el Senado, donde es poco probable que se apruebe.
/ Source: Telemundo

La Cámara de Representantes sostuvo una sesión inusual este sábado para aprobar una ley que destine 25,000 millones de dólares en fondos de emergencia al Servicio Postal y prohíba hacer cambios al sistema de correos antes de las elecciones de noviembre.

La medida fue aprobada con 257 a favor y 150 en contra, por lo que el lado demócrata, que tiene 232 legisladores, pudo atraer el apoyo de varios republicanos. Sin embargo, la ley todavía necesitaría ser aprobada por el Senado, de mayoría republicana, y el presidente Donald Trump ha dicho que vetará la medida.

La propuesta fue promovida por congresistas del Partido Demócrata que acusan a la Administración Trump de alterar la operación de la agencia de correos cuando no es urgente hacerlo, y en momentos en que pudiera dejar sin posibilidad de voto a millones de estadounidenses que preferirán ese método a ir a una casilla por miedo a contagio de COVID-19.

Los cambios en política de correos, que incluyen reducir los horarios de oficinas de correos y el retiro de buzones para depositar las cartas, fueron implementados en las últimas semanas por Louis DeJoy, nombrado al cargo en junio. DeJoy es donante de campañas republicano y hasta hace poco dirigía una empresa de logística que creció justamente con un contrato gubernamental con el Servicio Postal.

[Cómo votar por correo: lo que necesita saber para hacer contar su voz este noviembre]

El Gobierno argumenta que los cambios se deben a que la cantidad de correo ha disminuido mucho en los últimos meses durante la pandemia de COVID-19, y que el servicio de correos (USPS, por su sigla en inglés) está perdiendo dinero.

Aunque el mismo Trump ha reconocido de manera explícita que no quiere que USPS tenga más fondos porque le disgusta el voto por correo y considera que puede haber fraude con él. Especialistas indican que no hay ninguna evidencia de que las boletas enviadas de esta manera promuevan estafas electorales.

Protestas a favor del Servicio Postal afuera del Hotel Trump en Washington D.C. el 22 de agosto de 2020.Reuters

El voto en ausencia, como se le llama al sufragio con una papeleta que se envía al domicilio de los electores registrados, ha sido adoptada como opción automática en estados como California.

La ley aprobada este sábado busca también que no se puedan retirar más máquinas clasificadoras de correo ni buzones públicos -más de 600 han sido quitadas este año, mucho más que el promedio de años pasados-, y la medida requerirá que todo el correo oficial de las elecciones sea considerado “de primera clase”.

[Cinco falsedades en los ataques de Trump al voto por correo, que será clave en noviembre por el coronavirus]

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, aseguró que el Servicio Postal será "el centro de las elecciones" pues millones de estadounidenses optarán por las boletas de voto por correo para evitar los centros de votación debido a pandemia.

"Nadie debe ser forzado a elegir entre su salud y el derecho al voto", indicó Pelosi, representante demócrata por California.

La Cámara Baja se reunió para esta votación pese a que el plan era regresar a labores hacia mediados de septiembre.

DeJoy testificó el viernes en el Senado y aseguró que su "prioridad número uno" es asegurarse de que el correo electoral llegue a tiempo, aunque varios estados habían recibido advertencias recientes de que no se iban a procesar a tiempo las boletas por correo.

DeJoy aún así dijo el viernes que el Servicio Postal la "capacidad adecuada" para gestionar los envíos de boletas de las elecciones de noviembre, y que tendrán prioridad sobre el resto de correspondencia como en comicios anteriores.

El encargado del Servicio Postal testificará de nuevo este lunes, ahora ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes.

[El Servicio Postal suspende medidas de recorte que podían poner en peligro la votación por correo en las elecciones]

Aunque el presidente Trump ha dicho que planea vetar la ley aprobada este sábado por los representantes, hay otra medida que pudiera apuntalar al servicio de correos próximamente.

El líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, está pensando en un rescate postal de 10,000 millones de dólares como parte del próximo paquete de ayuda para gente afectada por las crisis de COVID-19. La Casa Blanca ha dicho que estaría abierta a más fondos postales como parte de un proyecto de ley más amplio.

Con información de AP y The Washington Post.