IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Kamala Harris vs. Mike Pence: ¿qué proponen los candidatos a la vicepresidencia de EE.UU.?

Así se comparan las propuestas de Harris, y su compañero de fórmula Joe Biden, con las de su contrincante Pence y el presidente Donald Trump?
/ Source: Telemundo

La campaña presidencial en Estados Unidos se desarrolla en circunstancias únicas debido a la pandemia del COVID-19 que ha provocado más de 7.5 millones de contagios y superó la barrera de las 210,000 muertes en ese país. “Histórica” es uno de los términos que frecuentemente se usan para describir la contienda entre Donald Trump y Joe Biden, los dos líderes políticos que se enfrentarán en los comicios del próximo 3 de noviembre.

En ese escenario, la candidatura de la senadora Kamala Harris por el Partido Demócrata a la vicepresidencia es vista como un hito revolucionario por su historia personal. Harris, hija de dos inmigrantes, una médica científica de India y un economista de Jamaica, es la primera mujer negra -y la primera persona de ascendencia india- que integra la fórmula presidencial de uno de los grandes partidos tradicionales estadounidenses. Además fue precandidata demócrata durante el proceso de primarias en esta elección.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales 2020]

“Su historia es inspiradora y está totalmente calificada para el cargo porque no solo tiene la experiencia y la formación profesional, sino que también tiene un gran carisma y empatía por los más desfavorecidos”, le dijo a Noticias Telemundo Anita Isaacs, académica de Ciencias Políticas en la Universidad Haverford. “Ella representa lo fundamental de ser estadounidense porque este es un país de inmigrantes”.

En el otro lado del espectro político se encuentra Mike Pence, actual vicepresidente y una figura que simboliza el establishment del ala más conservadora del Partido Republicano. Para muchos analistas, Pence había logrado distanciarse de algunas de las mayores controversias del mandato de Trump antes de la actual crisis sanitaria.

Pero su actuación como líder del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la epidemia ha afectado su imagen debido a los cuantiosos contagios, fallecimientos y la tendencia a no seguir por completo las recomendaciones de los expertos en salud.

“Pence simboliza al conservadurismo de la cultura política estadounidense que está muy arraigado en los valores religiosos y tiene una base sólida”, explica María Puerta-Riera, profesora de Ciencias Políticas en el Valencia College de Florida. “Pero la gestión de la pandemia va a ser un punto crítico en esta campaña, muchos ataques se van a centrar en sus decisiones”.

[Esto es lo que proponen Donald Trump y Joe Biden para Estados Unidos de ganar la presidencia]

Difícilmente se podría conseguir a dos dirigentes que encarnen de manera tan marcada a sus partidos y las diversas corrientes de raza, género y cambio generacional del actual momento político.

Ambos son fuertes prospectos para ocupar la vicepresidencia, pero uno, Pence, es un hombre blanco que lucha por convertir sus posiciones conservadoras en un valor actual, así como la demostración constante de una lealtad casi total hacia su presidente.

El vicepresidente Mike Pence y la senadora Kamala Harris.AP

Y la otra aspirante, Harris, es la primera mujer negra que rompe barreras al conformar una apuesta presidencial y, hasta hace algunos meses, criticaba públicamente al hombre que hoy apoya, cuando en un debate presidencial televisado recordó que Biden se opuso en los años 60 a que el transporte escolar fuera un medio de integración de las escuelas públicas.

Este miércoles, en el tercer día de la Convención Nacional Demócrata, Harris pronuncia su primer discurso como la candidata a la vicepresidencia de su partido. Cómo se comparan sus propuestas y su recorrido con el de su contrincante Pence? 

Migración

  • Pence ha apoyado e impulsado las restrictivas políticas migratorias del actual gobierno que incluyen:
  • Los vetos migratorios para países con una población mayoritariamente musulmana.
  • Construir un muro en la frontera sur con México.
  • Reducir el límite anual de visas para víctimas de tráfico sexual y violencia contra mujeres y niños.
  • La política de ‘tercer país seguro’.
  • Las redadas y deportaciones masivas de personas indocumentadas.
  • La detención de decenas de miles de personas en centros que los exponen a malas condiciones sanitarias, entre otras violaciones a sus derechos.

“Este éxodo tiene que terminar; es una amenaza a la seguridad de Estados Unidos y como nosotros respetamos su soberanía, sus fronteras, nosotros insistimos que respeten la nuestra”, dijo Pence durante su gira centroamericana de 2019 que buscaba que los gobiernos de esa región contuvieran la migración ilegal hacia su país.

  • DACA: Sobre al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia que ampara de la deportación a quienes llegaron al país siendo niños y no cuentan con documentos legales, la actual gestión propone un acuerdo en el Congreso que le otorgue permisos de trabajo a los dreamers y un camino a la ciudadanía, si se reforma el sistema migratorio para que sea ‘basado en méritos’.

-Harris respalda la agenda propuesta por Biden que busca:

  • Expandir el límite anual de visas para víctimas de tráfico sexual y violencia contra mujeres y niños.
  • Acabar la congelación de green cards para los nuevos inmigrantes.
  • Tratar a los cónyuges e hijos de quienes tienen esos permisos como parientes inmediatos.
  • Además, la plataforma demócrata formula la posibilidad de que se acelere el proceso de ciudadanía para los trabajadores esenciales en la pandemia como es el caso del personal de salud y los operarios agrícolas y entre otras personas.
  • DACA: Durante su campaña como precandidata demócrata, la senadora manifestó su apoyo y ha abogado por extenderlo. Su plan de gobierno incluía un sistema de parole que le permitiría a los dreamers casados con ciudadanos aplicar para la residencia permanente y, eventualmente, por la ciudadanía.

“Hay que reinstaurar DACA inmediatamente, terminar con el financiamiento a los centros de detención privados y no podemos tener una política en la que ICE hace detenciones en las cortes, las escuelas y los hospitales”, dijo Harris durante una entrevista con Noticias Telemundo en 2019. “Necesitamos una política que no sea meter a la gente en jaulas (…) Hay que asignar los recursos y tener el personal para atender estos casos y escuchar sus historias”.

Algunos expertos ven a la dupla Biden-Harris como la promesa de un cambio, pero advierten que eso no es suficiente. “Han dicho que no se va a construir ni un milímetro más del muro, pero no se habla de que lo van a derrumbar, tampoco plantean una reforma migratoria integral. Obama y Biden endurecieron las políticas migratorias, falta ver si Harris puede lograr un cambio en ese aspecto”, dijo Guadalupe Correa-Cabrera, académica de George Mason University, en una entrevista con Noticias Telemundo.

[Joe Biden escoge a Kamala Harris como vicepresidenta para sacar a Trump de la Casa Blanca]

Kamala Harris en la tercera noche de la Convención Nacional Demócrata. DNCC via Getty Images

Manejo de la pandemia del coronavirus

-El actual vicepresidente Pence lidera el grupo de trabajo de la Casa Blanca contra la epidemia y apoya a la estrategia sanitaria del presidente Trump. Pence dijo que una vacuna contra el COVID-19 debería estar disponible para fines de este año y respalda la cantidad de pruebas que se han realizado en el país, la cual los expertos sanitarios y epidemiólogos han dicho es insuficiente.

Aunque los contagios y fallecimientos no se han controlado, el vicepresidente aboga por reabrir los negocios y las escuelas en las regiones con bajas tasas de infección.

“No podemos dejar que nuestros niños se atrasen académicamente. Es absolutamente esencial que regresemos a los niños a las aulas para recibir sus clases en persona”, dijo en julio. Pence ha recomendado el uso de mascarillas cuando “no se puede mantener el distanciamiento social”.

- En julio, Harris presentó un proyecto de ley para permitir que los estadounidenses puedan quedarse en casa para evitar los contagios sin mayores consecuencias financieras.

La propuesta incluye:

  • Ayudas inmediatas para los inquilinos y propietarios.
  • Prohibir los desalojos, ejecuciones hipotecarias y los aumentos de alquiler durante un año entero.
  •  Ofrecer 18 meses para compensar los pagos atrasados de la renta.
  • Incentiva las medidas de moratoria en servicios como el suministro de agua y electricidad.

La senadora también ha respaldado varios proyectos de ley que buscan mitigar los efectos de la crisis causada por la pandemia, como una iniciativa para proveer mascarillas a todos los estadounidenses, y la creación de una fuerza de trabajo que atienda las desigualdades raciales relacionadas con el coronavirus (según diversos estudios, las minorías como los negros y latinos han sido más afectados por la pandemia que sus contrapartes blancas).

“El hecho es que el manejo de esta administración de la pandemia de COVID-19 ha sido un fracaso”, dijo Harris en julio, en un comunicado de prensa.

Derechos reproductivos

- Pence es un conservador tradicional que por mucho tiempo ha pedido desfinanciar a Planned Parenthood, una organización de salud reproductiva, y se opone al derecho al aborto, garantizado por la Constitución desde 1973.

El vicepresidente Mike Pence habla durante el evento por el día nacional de las enfermeras en la Oficina Oval de la Casa Blanca el 6 de mayo de 2020.AFP via Getty Images

“Mike Pence es un peligro para las mujeres y para la salud pública. Es el arquitecto de una cruzada de años contra la atención de la salud reproductiva en este país y construyó su carrera atacando los derechos de Planned Parenthood y LGTBQ”, dijo Alexis McGill Johnson, presidenta de Planned Parenthood.

- Harris, en cambio, dijo durante su precandidatura que, de ser presidenta, detendría “las peligrosas leyes estatales que restringen los derechos reproductivos” y ha copatrocinado varios proyectos como la Ley de Protección de la Salud de la Mujer.

Esa propuesta habría ilegalizado ciertas medidas restrictivas del aborto, como obligar a las mujeres a realizar viajes médicamente innecesarios a los proveedores de servicios de aborto antes del procedimiento. Además, la senadora votó para mantener los fondos federales para las clínicas de planificación familiar.

“La realidad es que este sigue siendo un tema fundamental de justicia para las mujeres en Estados Unidos. A las mujeres se les ha dado la responsabilidad de perpetuar la especie humana. Nuestros cuerpos fueron creados para hacer eso. No le da a ninguna otra persona el derecho de decirle a una mujer qué hacer con ese cuerpo. Es su cuerpo, es su derecho, es su decisión”, ha declarado.

Derechos LGBTQ

- Pence ha sido un opositor de los derechos de la comunidad LGBTQ. Según diversos reportes, en los años 90 llegó a decir que la homosexualidad era “una opción” o un “comportamiento aprendido” por lo que, según él, la comunidad LGBTQ no debería tener los mismos derechos civiles que otras minorías.

El actual vicepresidente también respaldó la legislación que prohibe que las personas transgénero sirvan en el ejército, además apoya las terapias de conversión, procedimientos penalizados en múltiples países por ser considerados altamente peligrosos y no estar avalados por estudios científicos.

- Como fiscal del distrito de San Francisco, Harris creó una Unidad de Crímenes de Odio, que se enfoca en las agresiones contra jóvenes LGBTQ en las escuelas. Además, convocó una conferencia de dos días en la que participaron al menos 200 fiscales y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de todo el país con el fin de concientizar sobre esos delitos y combatir las prácticas legales discriminatorias contra las personas gay y trans.

Economía

- Pence ha dicho que en tres meses la gestión económica del presidente Trump creó “más puestos de trabajo” que los que se registraron en los ocho años de la administración de Obama y Biden”, una afirmación que no corresponde con los datos oficiales.

Además, aboga por la reapertura de la economía, en medio de la pandemia.

“Estamos viendo que Estados Unidos vuelve a trabajar, y en gran parte del país estamos viendo cómo se expanden los empleos y la actividad económica”, dijo recientemente. También ha criticado el plan de impuestos propuesto por Biden y asegura que podría afectar mucho al medio oeste del país.

- Harris apoya aumentar el salario mínimo federal a 15 dólares la hora.

En el sitio web de su plataforma dice que quiere “revertir el recorte de impuestos de un billón de dólares del presidente Donald Trump para las grandes corporaciones y el 1% más rico”. El año pasado presentó una ley que le proporcionaría hasta 8,000 dólares a los trabajadores que califiquen para capacitación laboral con el fin de mejorar sus habilidades en varios mercados laborales.