IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Jill Biden condena la retórica "incendiaria" de Trump en entrevista con Noticias Telemundo

“Donald Trump está diciendo cualquier cosa para crear caos, para que la gente no salga a votar. Están atemorizando a la gente”, aseguró la esposa del candidato demócrata en una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo.
Jill Biden en un evento de campaña en Pittsburgh
La doctora Jill Biden, esposa del canidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, durante un evento de campaña en Pittsburgh, Indiana; el 2 de noviembre de 2020.AP
/ Source: Telemundo

WASHINGTON.— Jill Biden, esposa del aspirante presidencial demócrata, Joe Biden, afirmó este lunes que, con él en la Casa Blanca, los latinos “tendrán un lugar en la mesa”, al tiempo que condenó la retórica incendiaria del presidente, Donald Trump, y las caravanas de sus partidarios, que han agudizado las tensiones en los centros de votación

En entrevista telefónica exclusiva con Noticias Telemundo, Biden dijo que, pese a un calendario repleto de viajes por estados clave como Florida, Ohio y Pennsylvania, se siente “motivada” y optimista, tanto por los testimonios que ha recabado de familias como por la “abrumadora” participación en las urnas.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales EE.UU. 2020]

“Tanta gente se está uniendo para ayudar a otros, y creo que verdaderamente así será un Estados Unidos con Joe Biden… necesitamos un cambio de liderazgo del caos que tenemos ahora”, manifestó Biden, al afirmar que su esposo traerá “un nuevo día”.

Preguntada sobre la polarización política en el país, Biden condenó tanto la retórica “incendiaria” del presidente, Donald Trump, como las “caravanas” de sus partidarios, que, según monitores electorales, en las últimas semanas han bloqueado puentes, carreteras, y la entrada a centros de votación en algunos estados.

“Donald Trump está diciendo cualquier cosa para crear caos, para que la gente no salga a votar. Todo lo que él dice es tan incendiario; he visto en las noticias y la gente me ha hablado de estas caravanas de sus partidarios, y están atemorizando a la gente, y no hay cabida para la violencia en nuestro país”, advirtió.

Ella se refería a imágenes de televisión que muestran caravanas de vehículos, adornados con banderas y afiches de la campaña de Trump, intentando bloquear el paso hacia centros de votación.

El pasado fin de semana, la campaña de Biden canceló un evento electoral en Texas después que su autobús fuese rodeado por una de esas caravanas. Trump ha reprochado que el FBI esté investigando el incidente, por considerar que sus partidarios sólo estaban “protegiéndolo”.

Testimonios de la campaña

Jill Biden señaló que, en su recorrido por el país, ha querido plasmar el mensaje de que el exvicepresidente, “no da por hecho ningún voto”, y luchará por familias trabajadoras que afrontan inseguridad alimentaria y la pérdida de sus casas y empleos a raíz de la recesión.

[Resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos 2020]

Jill Biden, esposa del candidato demócrata presidencial Joe Biden, durante un acto de campaña en Kissimmee, Florida; el 1 de noviembre de 2020.Cortesía de la campaña de Biden

Uno de los testimonios que le “tocó el corazón”, dijo, fue el caso de una pareja de octogenarios en Iowa, cuya granja sufrió sendas inundaciones “debido al cambio climático”.

En la segunda inundación, el esposo de la mujer sufrió un ataque nervioso y fue internado en un hospital psiquiátrico, “y ella me decía, Jill, estoy sola en esta granja, ¿Qué hago?”, recordó.

También destacó cómo, hace tres semanas, ayudó a repartir cajas de verduras frescas en Minnesota, “y la cola se extendía hasta donde alcanzaba la vista”, porque tantas familias están pasando hambre.

[Resultados en el Senado de las elecciones de Estados Unidos 2020]

Asimismo, recordó las “charlas” –palabra que dijo en español– que ha sostenido con mujeres latinas durante meses y las que les prometió que, si gana Biden, los latinos tendrán un puesto en la mesa”.

“Joe es la persona más optimista que conozco y espero que la gente tome en cuenta su carácter y que él será un presidente bueno, decente y honorable”, aseguró.

Una “reapertura responsable”

Maestra de profesión durante 36 años, Biden afirmó que entiende bien las preocupaciones de las familias estadounidenses que, en medio de la pandemia del COVID-19, han afrontado encerronas y clases virtuales con sus hijos, pero su esposo tiene un plan para la “reapertura responsable” de las escuelas y negocios.

[Resultados en la Cámara de Representantes de las elecciones de Estados Unidos 2020]

“Tenemos que escuchar a los médicos y a los científicos para controlar esta pandemia, y Joe tiene un plan para reabrir las escuelas, y otro para reabrir los negocios, porque la gente tiene que volver a trabajar”, enfatizó.

La agenda de Biden incluye un plan para la reconstrucción de los negocios mediante subvenciones. También ha prometido ampliar el acceso a internet en las escuelas, triplicar los fondos para escuelas en barrios pobres, y duplicar el número de sicólogos y consejeros en las escuelas, continuó.

En ese sentido, criticó el controvertido plan de Trump de ampliar las escuelas “chárter” cuando, a su juicio, debería canalizar los fondos federales a las escuelas públicas, porque “tu código postal no debería determinar tus experiencias” académicas.

[Encuesta de Noticias Telemundo: dos de cada tres votantes latinos prefieren a Biden sobre Trump]

“Al ofrecer clases virtuales, muchos educadores sienten que están perdiendo a algunos de sus alumnos, porque no los ven en sus pantallas, y se preocupan por ellos. Temen que tantos niños están quedan rezagados debido a esta pandemia”, señaló.

Biden no es “socialista”: es “lo opuesto a Trump”

Por otra parte, Jill Biden calificó la insistente acusación de Trump de que su esposo es “socialista” como una “locura”, al tiempo que aseguró que, en todo caso, ambos son diametralmente distintos.

“Simplemente es una locura. Joe ha estado en la política por más de 40 años; la gente lo conoce y saben que no es así, que no va a convertir a este país en uno socialista. Es un moderado y será un presidente para todos los estadounidenses… no será divisorio”, aseguró.

[Estos latinos votan para representar a sus familiares indocumentados que no pueden hacerlo: "Es un orgullo para todos"]

En cambio, “Donald Trump dice cualquier cosa, miente solo para que todo se vuelva caótico”, se quejó.

La doctora Jill Biden, esposa del candidato demócrata a la presidencia Joe Biden, durante un evento de campaña en Charolotte, Carolina del Norte; el 31 de octubre de 2020.  Getty Images

Debido a su propia biografía, al perder a su primera esposa y un hijo en un accidente hace muchos años, “él sabe lo que atraviesa la gente, cuando pierden un empleo, cuando sufren pérdidas… ¿Cuántas vidas hemos perdido en esta pandemia? Especialmente gente de la minoría”, reflexionó.

Trump ha repetido, casi a diario, la advertencia de la llegada del “socialismo” si gana Biden, secundado por grupos conservadores afines que incluso lideran una campaña de desinformación en las redes sociales.

Sus planes si se convierte en Primera Dama

Jill Biden visitó con frecuencia la Casa Blanca como “segunda dama” entre 2009 y 2017 pero, de ganar mañana, regresaría el próximo 20 de enero como Primera Dama, y ya tiene un rosario de ideas y proyectos para ese puesto.

[Nunca es tarde para aprender a votar: los grupos que enseñan a los latinos de Florida a salir a las urnas]  

Según explicó, ella dará prioridad a asuntos como ayudas económicas, educativas y de cuidado de salud para las familias militares –tal como hizo con la exprimera dama, Michelle Obama–, la expansión universal de programas preescolares y matrícula gratuita en colegios universitarios comunitarios, y la lucha contra la inseguridad alimentaria.

El domingo, ella estuvo en un acto en Florida con el chef español, José Andrés, ayudando a repartir comida a la gente, dijo.

“Es algo que tenemos que atender de inmediato, porque esto es EEUU y la gente no espera que nuestros niños pasen hambre”, enfatizó.

La promesa de la reforma migratoria

Preguntada sobre por qué los latinos deben creer en la promesa de Biden de promover una reforma migratoria -una tarea que el país arrastra durante décadas-, Jill Biden reconoció que “ha tomado demasiado tiempo” pero que ésta “es una gran parte de la plataforma” del candidato demócrata.

[¿Por qué siempre votamos los martes en Estados Unidos?]

“Él cree que la gente debe tener una vía hacia la ciudadanía y quiere proteger a los dreamers, yo he enseñado a dreamers. Espero que los latinos conozcan a mi esposo y sepan que este será un nuevo día”, subrayó.

El cuidado de salud, la economía, y la reforma migratoria figuran entre los temas más acuciantes del electorado hispano.

La Cámara de Representantes, bajo control demócrata, aprobó en junio de 2019 un plan reformista para legalizar a la población indocumentada, pero los republicanos lo han frenado en el Senado.