Funcionarios de la Administración Trump hablan en privado con Biden para facilitar la transición pese al bloqueo de Trump

Estos encuentros no sustituyen sin embargo las reuniones informativas sobre seguridad nacional o el COVID-19 que el Gobierno de Trump se ha negado a proporcionar al presidente electo y que pueden agravar la pandemia de coronavirus.

Por Dartunorro Clark y Kristen Welker - NBC News

Funcionarios de la Administración Trump, en servicio aún o ya fuera del Gobierno, se han puesto en contacto en privado con el equipo de transición del presidente electo, Joe Biden, cuando el mandatario, Donald Trump, sigue rechazando su derrota electoral y afirmando falsamente que ganó para bloquear la transición en la Casa Blanca, según fuentes familiarizadas con el tema.

Dos funcionarios del equipo de transición de Biden dijeron el miércoles que se trataba solo de unos pocos funcionarios actuales y antiguos de la Administración Trump, y aseguraron que no era "gran cosa".

Sin embargo, esto sugiere que hay personas en el entorno de Trump que creen que Biden será el próximo presidente incluso si este se niega a ceder y sus abogados interponen demandas sin mérito para impugnar los resultados en varios estados. La noticia fue reportada primero por CNN.

Los funcionarios subrayaron que el acercamiento no sustituye en modo alguno las reuniones informativas sobre seguridad nacional y COVID-19, que la Administración Trump se niega a proporcionar a los equipos de Biden.

[Tres latinos entre los primeros elegidos para ocupar cargos en la Casa Blanca con Biden]

La negativa de Trump a ceder ha retrasado a la Administración de Servicios Generales (GSA, en inglés) de certificar la transición de Biden, creando un retraso que ha impedido que el equipo de Biden inicie el proceso ordenado de hacerse cargo de la amplia burocracia federal.

Kate Bedingfield, portavoz del equipo de transición de Biden, dijo en un comunicado el miércoles que, a pesar del alcance, la GSA todavía tiene que certificar la transición.

"Se requiere más que exfuncionarios que decidan dar un paso al frente y ser útiles para asegurar una transición de poder sin problemas", dijo Bedingfield, "la GSA debe seguir la ley y averiguar los resultados de la elección para que los estadounidenses consigan un traspaso fluido y efectivo entre administraciones".

El presidente electo, Joe Biden, con mascarilla.Reuters

[Por qué es importante que un candidato acepte la derrota y qué puede aprender Trump de quienes perdieron antes que él]

Durante un encuentro virtual con trabajadores de la salud, Biden dijo que la falta de sesiones informativas podría retrasar a su Administración en la distribución de la vacuna del coronavirus.

"Y hay muchas cosas que simplemente no tenemos a nuestra disposición, así que a menos que nos las faciliten pronto, estaremos atrasados por semanas o meses para armar la iniciativa relacionada con el mayor problema que tenemos, con dos compañías farmacéuticas que vienen y encuentran un 95% de eficiencia en la eficacia de las vacunas, lo cual es una promesa enorme", dijo.

El equipo de Biden está recurriendo a exfuncionarios del Departamento de Justicia como parte de un esfuerzo para preparar una transición sin la cooperación de la Administración Trump.

La presión ha aumentado, en parte por parte de los republicanos en el Congreso, para permitir que Biden comience el proceso de transición, especialmente en temas delicados de seguridad, como la inteligencia y la respuesta al COVID-19.

[Fauci ve "muy probable" que se administren vacunas contra el COVID-19 en diciembre]

Varios legisladores republicanos han dicho que el equipo de Biden debería recibir sesiones informativas incluso cuando Trump impugne los resultados, sin pruebas, en los tribunales.