El director del Servicio Postal promete ante el Senado que dará prioridad a las boletas electorales para que lleguen a tiempo

Louis DeJoy asegura que tiene la "capacidad adecuada" para manejar la avalancha de correspondencia ante la preocupación por los cambios introducidos justo antes de las elecciones.

El Servicio Postal tiene la "capacidad adecuada" para gestionar los envíos de boletas de las elecciones de noviembre, que tendrán prioridad sobre el resto de correspondencia como en comicios anteriores, según ha testificado su director general, Louis DeJoy, este viernes ante el Senado.

"A medida que nos acercamos a la temporada de elecciones, quiero asegurar a este comité y al público estadounidense que el Servicio Postal está totalmente comprometido y es capaz de entregar el correo electoral de la nación de forma segura y puntual", indicó ante el Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional.

DeJoy expresó además su apoyo a la práctica de votar por correo, en contra de las dudas engañosas que el presidente, Donald Trump, quien le nombró para el puesto, lleva semanas difundiendo. 

[Cinco falsedades en los ataques de Trump al voto por correo, que será clave en noviembre por el coronavirus]

“Este deber sagrado es mi prioridad número uno desde ahora hasta el día de las elecciones”, agregó DeJoy, "quiero enfatizar que no ha habido cambios en ninguna política con respecto al correo electoral para las elecciones".

El responsable del Servicio Postal se defendió así de la avalancha de críticas de los legisladores que le cuestionaron sobre el retraso de la entrega de correo atribuida a sus políticas de reducción de costos, que han generado preocupación sobre la llegada a tiempo de las boletas para las elecciones del 3 noviembre.

[El Servicio Postal avisa a los estados del alto riesgo de que los votos por correo no lleguen a tiempo para ser contados]

Con respecto a los cambios que DeJoy implementó desde que tomó las riendas de ese servicio en junio, indicó que no habló con el presidente sobre las controvertidas iniciativas operativas que, según algunos demócratas, podrían socavar la votación por correo antes de las elecciones.

"Nunca he hablado con el presidente sobre el Servicio Postal más que para felicitarme cuando acepté el puesto", dijo DeJoy, un aliado de Trump y donante del partido republicano.

La reprobación que han generado esos cambios llevaron a DeJoy a anunciar el martes que los suspendería hasta después de las elecciones, un compromiso que volvió a corroborar en el testimonio de este viernes.

DeJoy defendió su reorganización del servicio de correos porque, a su juicio, los cambios son necesarios.

También adujo que estaba tratando de asegurarse de que los camiones postales salieran a tiempo, lo que garantizaría mayores entregas.

Las operaciones en las plantas de procesamiento no cumplieron con sus planes de política, objetó. “Tenemos esfuerzos importantes para continuar y mejorar ese proceso y todos aquí estamos trabajando fervientemente para hacerlo bien”.

Cuando se le pidió un análisis detallado de las operaciones de la agencia, el director general de correos no se comprometió de inmediato a entregar el documento a los senadores. Tampoco dijo si hizo un análisis de cómo los cambios de política afectarían a los veteranos, los ancianos o las familias que envían documentos financieros por correo. “El único análisis que hice fue si los camiones salen a tiempo”, arguyó. "Todo el mundo debería haber recibido su correo más rápido". 

En sus palabras de apertura, DeJoy argumentó que aceptó el puesto de director general en junio porque, a su juicio, el Servicio Postal juega un "papel tremendamente positivo en la vida del público estadounidense y la vida de la nación".

Si bien lamentó el hecho de que el Servicio Postal registra pérdidas de más de 9,000 millones de dólares y aseveró que son necesarios cambios para que correos siga siendo un servicio sostenible en las próximas décadas.

[Cómo votar por correo: lo que necesita saber para hacer contar su voz este noviembre]

Culpó a los pagos de jubilación y los programas actuales de beneficios de salud como parte de las pérdidas, por lo que pidió al Congreso que ayude a mitigar estos problemas y proporcione mayores alivios para contrarrestar la crisis financiera causada por el coronavirus.

"Debemos adaptarnos a las realidades de nuestro mercado, generar más ingresos y controlar nuestros costos", dijo, al tiempo que dijo estar comprometido con hacer llegar las boletas para las elecciones a tiempo.

Con información de The Washington Post, NBC NewsCNN