El Congreso investiga al director del Servicio Postal por supuestas violaciones de las leyes electorales

Los demócratas de la Cámara de Representantes analizan las acusaciones de que presionó a los empleados de su antigua empresa para que hicieran donaciones a candidatos republicanos y luego les reembolsó en forma de bonos.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

El director general del Servicio Postal, Louis DeJoy, se enfrenta a una investigación por una supuesta violación de las leyes financieras de las campañas electorales. Los demócratas de la Cámara de Representantes analizan las acusaciones de que presionó a los empleados de su antigua empresa a que hicieran donaciones a los candidatos republicanos y luego les reembolsó en forma de bonos.

Cinco personas que trabajaban para la antigua empresa de DeJoy, New Breed Logistics, aseguraron que fueron presionados por los ayudantes de DeJoy o por el propio DeJoy a extender cheques y asistir a eventos de recaudación de fondos en su mansión en Greensboro, Carolina del Norte, según informó  The Washington Post. Dos exempleados dijeron a ese periódico que DeJoy daba más tarde mayores bonificaciones para reembolsar las contribuciones.

Según las leyes electorales, no es ilegal alentar a los empleados a que contribuyan a los candidatos, pero sí lo es reembolsarles para evitar los límites federales de contribución a las campañas.

El fiscal general de Carolina del Norte, Josh Stein, dijo el martes que es ilegal "reembolsar directa o indirectamente a alguien por una contribución política". 

[La Cámara de Representantes bloquea cambios al Servicio Postal hasta después de la elección y le da 25,000 millones en fondos de emergencia]

DeJoy ya estaba bajo la lupa, tras acusaciones de que los cambios que hizo en el Servicio Postal desde que asumió el cargo en junio han retrasado el correo, con lo que ha crecido la preocupación sobre la capacidad de la agencia para procesar la gran cantidad de boletas que se esperan este otoño debido a la pandemia.

El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes citó recientemente a DeJoy para que informara sobre las demoras generalizadas.

Las revelaciones sobre la financiación de la campaña muestran que entre 2000 y 2014, cuando se vendió New Breed, más de 100 empleados donaron más de 610,000 dólares a los candidatos republicanos que DeJoy y su familia apoyaban. La cifra excluye más de 1 millón de dólares que DeJoy y sus familiares dieron a los políticos republicanos.

El senador republicano por Carolina del Norte Thom Tillis, que se enfrenta a una dura carrera por la reelección este año, fue uno de los principales receptores. Recaudó más de 190,000 dólares de más de 35 trabajadores de la empresa antes de su elección de 2014, según los registros. Todas las contribuciones se hicieron durante un corto período de tiempo, entre finales de septiembre y la primera semana de octubre.

Según los registros, la exsenadora por Carolina del Norte Elizabeth Dole recaudó más de 88,000 dólares de los empleados de New Breed entre 2002 y 2008, según los registros.

[Cinco falsedades en los ataques de Trump al voto por correo, que será clave en noviembre por el coronavirus]

Asimismo, los candidatos a la presidencia por el Partido Republicano Mitt Romney, John McCain, George W. Bush y Rudy Giuliani recaudaron decenas de miles de dólares más de los empleados de New Breed durante sus campañas.

La representante Carolyn Maloney, que preside el panel de supervisión, dijo en un comunicado el martes que si las acusaciones sobre violaciones de financiación de la campaña son ciertas, "DeJoy podría enfrentarse a una exposición criminal, no solo por sus acciones en Carolina del Norte, sino también por mentir a nuestro Comité bajo juramento".

[El Servicio Postal avisa a los estados del alto riesgo de que los votos por correo no lleguen a tiempo para ser contados]

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, también instó a la suspensión de DeJoy, alegando que los estadounidenses habían perdido la fe en él.

El representante demócrata por Tennesse Jim Cooper, que preguntó a DeJoy sobre las contribuciones de los empleados en una audiencia del 24 de agosto, aseguró que reembolsar a los trabajadores por hacer contribuciones políticas "suaviza la coerción, pero sigue siendo coerción"

[Cinco falsedades en los ataques de Trump al voto por correo, que será clave en noviembre por el coronavirus]

Monty Hagler, portavoz privado de DeJoy, afirmó que DeJoy no sabía que los trabajadores se sentían presionados a hacer donaciones. 

El presidente, Donald Trump, dijo el lunes que DeJoy debería perder su trabajo si se descubren irregularidades en la financiación de la campaña. "Si se pudiera probar que hizo algo malo", un funcionario como DeJoy debería "siempre" perder su trabajo", aseguró.

Con información de AP y The Washington Post.