Desinformación y temor a un falso "socialismo": la gasolina que impulsó el voto venezolano a favor de Trump

En la ciudad de Doral, el hogar de miles de venezolanos en Miami-Dade, los votos para Donald Trump aumentaron 29% con respecto a 2016. La mano dura de Trump con Maduro y las falsas acusaciones de que Biden era el candidato del chavismo rindieron frutos.
Donald Trump le habló a la comunidad venezolano-americana
El presidente Donald Trump le habla a la comunidad venezolano-americana en el Centro de Convocatoria del Banco Oceánico de la Universidad Internacional de Florida en Miami, Florida. 18 de febrero de 2019AP
/ Source: Telemundo

Por Daniela Nougues y Ronny Rojas 

Para muchos venezolanos que viven en Estados Unidos, el Donald Trump de 2020 no es el mismo Donald Trump de 2016. Así lo manifiestan con sus palabras y sus votos. 

El endurecimiento de las sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro por parte del Gobierno de Trump y los ataques constantes del presidente contra Joe Biden –hoy presidente electo– acusándolo falsamente de ser "socialista" y de ser “el candidato del chavismo”, al parecer fueron efectivos para atraer a los votantes de origen venezolano, a pesar de estar basados en falsedades.

[Pese a las acciones legales republicanas y las denuncias de Trump, no existen evidencias de fraude generalizado]

Al menos eso indican los números. En Doral, una ciudad al este de Miami, conocida por ser el hogar de cientos de familias venezolanas, el trabajo de Trump y los republicanos para atraer a los votantes se notó. Allí, el presidente se llevó cerca del 51% de los votos en las elecciones de 2020, según datos analizados por Noticias Telemundo. La cifra es notable si se tiene en cuenta que en 2016, casi siete de cada 10 votantes de Doral votaron por la candidata demócrata, Hillary Clinton. Es decir, en cuatro años, Trump aumentó su apoyo un 29%. 

¿A qué se debe este aumento en la preferencia de los venezolanos hacia el Partido Republicano?

La cantidad de venezolanos habilitados para votar en Florida aumentó cerca de 185% entre 2008 y 2018, el crecimiento más rápido de cualquier grupo de origen latino, según datos del Centro de Investigación Pew.

El 76% de los 75,000 venezolanos que podían votar en estas elecciones son inmigrantes; la mayoría dejó Venezuela obligada por la profunda crisis política y económica -hiperinflación, violencia, cortes de energía y escasez de alimentos y medicinas, entre otras consecuencias- resultado de un régimen chavista que lleva más de 20 años en el poder, las sanciones de Estados Unidos y Europa, y el bloqueo de su industria petrolera, la principal fuente de ingresos del país. 

“Los que venimos escapando de la dictadura de Chávez y Maduro buscamos en el exilio algún tipo de justicia sobre lo que está ocurriendo en Venezuela. No sabemos si Trump va a liberar a los venezolanos de la dictadura, pero al menos hemos visto su intención de hacer algo por los venezolanos, tal como lo ha hecho con las sanciones”, expresó Marcelo Monnot, expresidente del Centro de Ingenieros del estado Zulia, exiliado actualmente en el Sur de Florida.

El presidente Donald Trump, junto a la primera dama, Melania Trump, le habla a la comunidad venezolana americana en la Universidad Internacional de Florida en Miami. 18 de febrero de 2019. AP

En agosto de 2019, firmó una orden ejecutiva que congela todos los activos del Gobierno de Venezuela en territorio estadounidense. Dichos activos “están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de ninguna manera”, dice la orden ejecutiva.

Estados Unidos ha sancionado a más de 100 funcionarios del régimen de Nicolás Maduro, entre ellos: Tibisay Lucena, expresidenta del Consejo Nacional Electoral; Diosdado Cabello, expresidente de la Asamblea Nacional; Tarek William Saab, fiscal general y Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia. Pero de hecho, las primeras sanciones estadounidenses fueron impuestas por el Gobierno de Barack Obama y Joe Biden en 2015, dos años antes de que Trump llegara a la Casa Blanca.

[Estas son las promesas de inmigración de Joe Biden, el nuevo presidente electo]

Sin embargo, Monot cree que Trump ha “sembrado” la esperanza entre sus compatriotas, y eso, a su juicio, es lo que contribuyó al creciente apoyo. “Le ha puesto precio a la cabeza de los principales responsables del desastre en Venezuela. Cuando los norteamericanos los ponen como objetivos, tarde o temprano la justicia llega”, dijo Monnot.    

César Alfonso, venezolano que vive en Doral desde hace 11 años, le dijo a Noticias Telemundo que cree que Trump es "el único presidente" en los últimos 20 años, que ha ayudado a Venezuela en su lucha por salir adelante de la crisis política, social y económica.

Aunque las sanciones comezaran con Obama, esta es su visión: “Ha sancionado a los líderes de la dictadura en Venezuela. Le puso precio a la cabeza de Maduro y eso lo valoramos los venezolanos. Por eso el apoyo a Trump y no a Biden, que estuvo ocho años con el gobierno de Obama y no le quitaron al chavismo ni un alfiler”, expresó.

En marzo de este año, el Gobierno de Estados Unidos ofreció 15 millones de dólares de recompensa por información que lleve a la captura de Nicolás Maduro y otros 10 millones de dólares por Diosdado Cabello. Ambos fueron acusados de cargos por delitos de conspiración para el narcoterrorismo, conspiración para la importación de cocaína, y tenencia de armas y otros artefactos destructivos.

Para algunos analistas, la táctica de mano dura de Trump –que pudo haberle ganado votos venezolanos– difiere de lo que se podría esperar del Gobierno de Biden hacia el país.

Así opina el abogado venezolano Mariano de Alba, especialista en Derecho Internacional que vive en Washington D.C. desde el 2014, quien piensa que Biden podría estar dispuesto a negociar con el régimen de Maduro, contrario a Trump.

“Existe consenso bipartidista en la política exterior de ambos, Trump y Biden, de que la meta última de Estados Unidos es que Nicolás Maduro deje el poder y que haya una transición a la democracia en Venezuela”, dijo. 

“Pero Biden es más pragmático y realista. Él sabe que Maduro no dejará el poder de la noche a la mañana. Biden cree que es mejor negociar algunas concesiones democráticas por parte del régimen, que eventualmente lleve a la salida de Maduro”, explicó de Alba a Noticias Telemundo.

La polarización y la carta del socialismo

La división política que existe en Venezuela parece haber emigrado con los millones de ciudadanos que dejaron el país buscando un mejor futuro en diversas naciones.

Entre 2000 y 2017, el número de inmigrantes venezolanos en Estados Unidos creció 313%, pasando de 75,000 a 309,000 personas en 2017. Más de la mitad vive en Florida, y Texas y Nueva York son los otros estados preferidos para asentarse. Comparado con el resto de hispanos en Estados Unidos, su nivel educativo es más alto: 55% de los inmigrantes venezolanos mayores de 25 años tienen al menos el bachillerato universitario, frente al 16% de los hispanos en general. 

En Venezuela peleaba mucho con familiares y amigos por el apoyo que daban al chavismo. Dejé de hablar con personas a las que le tenía mucho aprecio, así que esta vez opté por evitar las discusiones sobre Biden y Trump con mis seres queridos”, confesó Rosa Silva, quien emigró a EE.UU. en busca de la paz que no sentía en Venezuela.

“Una sola vez hice un comentario a favor de votar por Biden y me tildaron de socialista y comunista. Y nada más lejos de la realidad”.

[¿Qué partido controlará el Senado? La lucha se decidirá en enero en Georgia]

Y esa aversión de muchos venezolanos por la palabra socialismo es la que aprovechó Trump para vender sus ideas. Durante meses, el presidente y su campaña insistieron en tildar a Biden de "socialista" e incluso publicaron un anuncio falso en el que aseguraban que la élite gobernante de Venezuela apoyaba al candidato demócrata.

Las falsas acusaciones de Trump contra Biden no se limitaron a anuncios políticos. El viernes 25 de septiembre, en una reunión con latinos en Florida, Trump afirmó que Biden “se reunió con el dictador venezolano Maduro y lo colmó de cumplidos”

Según el diario Palm Beach Post, en ese mismo encuentro Trump también dijo que “el Partido Demócrata ha sido completamente tomado por fuerzas socialistas y extremistas de extrema izquierda”.

“Ellos abrazan las políticas de la Cuba comunista, la Venezuela socialista. Quieren acabar con el sueño americano de los hispanos estadounidenses”, dijo. 

La comunidad venezolano-americana aplaude al presidente Donald Trump en la Universidad Internacional de Florida en Miami, Florida. 18 de febrero de 2019. AP

Para Daniela Martucci, venezolana residente de Doral y estratega de comunicaciones y marcas, Trump y su campaña aprovecharon el desconocimiento de muchos venezolanos sobre el sistema político norteamericano.

“Ellos jugaron la carta del socialismo, apalancados en los líderes demócratas más izquierdosos como Bernie Sanders, Elizabeth Warren o quizás una Alexandria Ocasio-Cortez. Vendieron la idea a los hispanos de que el Partido Demócrata era socialista y nosotros como venezolanos venimos huyendo de lo que ocurrió en nuestro país”, analizó.

“Es una retórica que todos repiten y les ha funcionado, aunque no sea verdad”, señaló Martucci. “Trump ha sido uno de los presidentes más duros con la inmigración latina. Basta con ver a la gente que lo rodea, como Stephen Miller, que fue su asesor de inmigración: estamos hablando de un sujeto autoproclamado supremacista blanco. Incluso, los demócratas fueron quienes propusieron el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos y fueron los republicanos en el Congreso quienes lo pararon”, concluyó.

El analista Mariano de Alba tiene una postura similar. “La afirmación de que Biden es socialista es absolutamente falsa, es una afirmación infundada. Eso es evidente”, dijo.

 

Diego Scharifker, co-fundador del grupo Venezolanos con Biden, que tiene 2,000 miembros en todo el país, le atribuye el apoyo venezolano hacia Trump a la desinformación. 

“Vimos un cambio en los votos que no esperábamos, especialmente en zonas latinas. Queda claro el poder de la desinformación y de las mentiras. Tenemos que replicar con mayor fuerza una guía contra la desinformación, para aclarar y responder las dudas sobre el discurso manipulador de Trump”, dijo.

La información falsa fue un problema grave durante la campaña presidencial del 2020. Y los votantes latinos fueron un objetivo especialmente notorio. Tanto que en septiembre, los congresistas Joaquín Castro, por Texas, y Debbie Mucarsel Powell por Florida, quien perdió su escaño frente al alcalde de Miami-Dade, Carlos Gimenez, pidieron al FBI investigar las campañas de desinformación dirigidas a los votantes del Sur de Florida

Valoran el apoyo a Guaidó

Ernesto Ackerman, miembro del Partido Republicano y presidente de la Organización Independiente de Venezolanos-Estadounidenses (IVAC), repite algunas de las frases usuales de Trump. Pero Ackerman también dice que el crecimiento en el apoyo al presidente está ligado a dos factores: el trabajo de “educar” a los venezolanos sobre los partidos políticos de Estados Unidos, que vienen realizando desde 2016, según detalló, y la sensación de que “los únicos que están haciendo algo por ayudar a los venezolanos y su lucha por salir de la dictadura de Nicolás Maduro, son los republicanos. Con Trump se tiene la garantía de que seguirán las sanciones y presiones, mientras que con Biden todo será negociaciones amistosas y diálogo”, dijo. Esa es su opinión, claro está.

César Alfonso piensa igual, y por eso brindó su apoyo a Trump. “El socialismo progresista no es mentira, de ahí al comunismo hay solo un paso. En el segundo mandato de Obama vimos cuando fue a levantarle la mano a los Castro”, dijo.

[“Si duele un poco es porque funciona". Las vacunas contra el COVID-19 tienen efectos secundarios indeseados]

Según Monnot, otra de las razones que cobró fuerza entre los venezolanos para darle continuidad a Trump en la Casa Blanca, fue el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

“Gracias a Trump y su apoyo, más de 50 países lo reconocieron también. Si Estados Unidos no hubiese reconocido a Guaidó, te aseguro que no hubiese tenido el apoyo que tuvo esa presidencia interina”, concluyó.

El presidente Donald Trump se reunió en la Casa Blanca con el líder de la oposición venezolana Juan Guaido. Washington, 5 de febrero de 2020 AP

[Vea todos los resultados de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre]

Daniela Martucci también mencionó al senador cubano-estadounidense Marco Rubio como una pieza clave en el apoyo de los venezolanos a la Administración Trump. “Es un político republicano que se ha conocido como un luchador por la causa venezolana”, dijo Martucci. “Trump heredó ese cariño, por eso también aumentó su popularidad entre venezolanos”.

En el conteo final, Biden prevaleció. Para las elecciones del 2020, el número de votantes registrados en la ciudad de Doral aumentó 36.8%. Eso no fue suficiente, sin embargo, para que Trump pudiese ganar el condado de Miami Dade, en el que Biden se impuso con el 53% de los votos.

Habrá que esperar para ver si la posición y las acciones de la Administración Biden hacia Venezuela cambian la opinión de los venezolanos o si, en su lugar, refuerzan su creciente inclinación republicana. El camino de la relación entre ambos países se marcó en las últimas semanas. 

A finales de septiembre, Maduro dijo que su Gobierno estaba preparado para cualquiera de los dos: Trump o Biden.

“Si gana Trump las elecciones lo enfrentaremos y lo venceremos; y si gana Biden también lo enfrentaremos y lo venceremos”, dijo en Caracas.

Y solo días después, durante un encuentro con simpatizantes en Miami, Biden respondió: "Maduro, a quien he conocido, es simple y llanamente un dictador, y está causando un sufrimiento increíble al pueblo venezolano”.