IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Consejos para detectar (y combatir) la desinformación electoral

La información falsa y la desinformación, especialmente en internet, juegan un papel muy importante en las elecciones de 2020. Conozca más sobre los tipos de información falsa que probablemente se encuentre y cómo puede ayudar a combatirla.

Por Cynthia Gordy Giwa - ProPublica

Este reportaje fue publicado originalmente por ProPublica.

Hay un obstáculo importante a tener en cuenta en estas elecciones: la información falsa. Toma la forma de páginas o grupos de Facebook que se hacen pasar por candidatos, anuncios de campaña digitales sospechosos y noticias fabricadas y diseñadas para engañar. Cada pieza de desinformación puede acarrear grandes consecuencias. 

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales 2020]

Tal vez recuerde que un año y medio después de la elección del presidente, Donald Trump, los demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes divulgaron cuáles fueron los miles de anuncios de Facebook e Instagram que fueron publicados por agentes rusos para interferir en las elecciones de 2016.

Para entender mejor el universo de la información política engañosa, y cómo detectarla cuando la vea, hablamos con Claire Wardle, directora ejecutiva de First Draft News, una organización de especialistas en recopilación y verificación de noticias de redes sociales dedicada a combatir la desinformación en línea. (First Draft es un medio asociado al proyecto Electionland de ProPublica, que nos ayuda a buscar contenido que pueda interferir con cómo vota la gente).

Kelly Wingfield, de Urbandale, Iowa, vota para las elecciones presidenciales en Adel, Iowa, el 20 de octubre de 2020.AP Photo/Charlie Neibergall

¿Cuáles son los diferentes tipos de información falsa en internet?

Primero, una aclaración sobre los términos:

  • Desinformación: información falsa que se crea y comparte para causar daño intencionalmente. Por ejemplo, los agentes rusos que intentan interferir en las elecciones de EE.UU.
  • Información falsa: la persona que la comparte no se da cuenta de que la información es incorrecta. Por ejemplo, un pariente que comparte una imagen de dudosa credibilidad en Facebook. Así, las campañas de desinformación sistemáticas pueden usar las redes sociales para dirigirse directamente a los usuarios que aceptan y comparten un mensaje.

[¿Ha tenido problemas votando en las elecciones? Ayúdenos a denunciarlos]

First Draft ha clasificado siete tipos diferentes de información falsa y de desinformación, desde la sátira hasta el contenido manipulado:

  • Sátira o parodia: No tiene intención de causar daño pero tiene el potencial de engañar.
  • Conexión falsa: Cuando los titulares, imágenes o pies de foto no concuerdan con el contenido. 
  • Contenido engañoso: El uso engañoso de la información sobre un tema o individuo.
  • Contexto falso: Cuando un contenido genuino se comparte junto a información contextual falsa.
  • Contenido impostor: Cuando se imita a un medio o fuente genuina.
  • Contenido manipulado: Cuando una imagen o información genuina se manipula para engañar.
  • Contenido fabricado: Contenido nuevo 100% falso, diseñado para engañar y hacer daño.

Como vimos en las elecciones presidenciales de 2016, cierta desinformación es impulsada por gobiernos extranjeros o agentes no gubernamentales organizados para interferir en una elección. “Pensamos mucho en países como China, Rusia o Irán que lo podrían estar haciendo por razones políticas”, dijo Wardle.

Las tendencias de la información falsa y la desinformación electoral en internet

Estos son las principales tendencias que First Draft ha detectado este año:

  • Hacer que la gente cuestione qué tan confiable es la votación por correo. “Sabemos que vamos a ver fotos en internet de lo que parecen ser urnas en lugares extraños: urnas abiertas, urnas en una camioneta”, precisó Wardle. “Básicamente están alimentando rumores de que la votación por correo no va a ser segura”.
  • Incentivar a que la gente no vote porque el proceso es muy complicado. “Estamos viendo mucho contenido que trata de socavar el proceso de votación por correo, que confunde deliberadamente las solicitudes de boletas con las propias boletas o que impulsa la idea de que la gente necesita enviar sus boletas semanas antes de las fechas límite para que cuenten”, señaló Wardle sobre los intentos de usar los pasos adicionales necesarios para la votación por correo como arma destructiva. “La idea es hacer que la gente piense que es demasiado complicado votar este año, y es que no vale la pena".
  • Tácticas intimidatorias sobre la higiene de los centros de votación. “Existe esta idea de que, ‘Si vas a un centro de votación, puede que te acosen o escupan, o que la gente no se haya lavado las manos”, comentó Wardle. “Están propagando el miedo al decir, ‘Si votas, te vas a contagiar con el virus”.

¿Cómo puedo saber en qué información electoral puedo confiar?

Aquí algunos consejos y herramientas para ayudarle a evaluar el contenido que ve en internet.

Si ve una imagen que dice ser una prueba de fraude electoral: Haga una búsqueda de imagen inversa en Google, así: 

  • Vaya a images.google.com
  • Haga clic en el ícono de la cámara y suba la imagen. 
  • “Puede que encuentre que es una urna electoral real, pero es de Kenia o Brasil. A menudo es genuina, pero se usa en un contexto diferente”, dijo Wardle. “Podría ver que ha sido desacreditada por PolitiFact o alguien más que ya ha dicho, ‘No, esto es falso’. Una búsqueda de imágenes inversa también revelará si una foto ha sido manipulada con Photoshop mostrando todas las imágenes similares y permitiéndole identificar variaciones sospechosas.

Si ve un artículo político particularmente dramático de un medio del que nunca ha oído hablar: ¿El sitio tiene una página “Acerca de” la organización? ¿Tiene una dirección postal al final de la página? ¿Tiene una página de Wikipedia? Estas son algunas características que identifican sitios de noticias reales y que querrá tener en cuenta.

Practique el escepticismo emocional: Muchos de nosotros somos susceptibles a contenidos fabricados a causa de nuestras emociones y la forma en que interactúan con nuestros prejuicios. “No importa qué tan educado sea; ni si es izquierda o derecha”, explicó Wardle. “Somos vulnerables porque como humanos nos atrae la información que refuerza nuestra visión del mundo. Queremos consumir información que nos haga decir: ‘Ajá, eso es lo que yo pensaba. Tengo la razón’. Eso significa que somos pésimos para aceptar diferentes tipos de información y le ponemos resistencia”.

“Cuando lea información, si le hace enojar o le hace querer compartirla con su mejor amigo inmediatamente, entonces reconozca que está teniendo una respuesta visceral a algo. Y en ese momento, la parte del cerebro que es analítica no está funcionando”, dijo la experta. “Si tiene esa reacción, desacelere, porque su cerebro no está a la par de su corazón”.

A continuación, algunos casos que ProPublica y nuestros medios asociados han detectado a lo largo de los años:

¿Ha tenido o presenciado problemas al votar? ¡Denúncielos! Envíe la palabra VOTA por WhatsApp al 1-850-909-8683, cuéntenos su experiencia y Noticias Telemundo, junto con la red de periodistas de Electionland y ProPublica, lo investigará.

Reciba información personalizada directamente a su buzón de correo electrónico al inscribirse para recibir la Guía del usuario para la democracia de ProPublica (en inglés).