IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cómo estas dos mujeres negras fueron clave para el triunfo de Biden y el giro demócrata de Georgia

Stacey Abrams y LaTosha Brown promovieron que votantes negros, latinos y de ascendencia asiática acudieran a las urnas en ciudades que ayudaron a determinar el resultado presidencial. Ahora sin embargo queda la lucha clave por el Senado.
Stacey Abrams en Nevada el 24 de octubre de 2020.
Stacey Abrams en Nevada el 24 de octubre de 2020.Getty Images

En su primer discurso como presidente electo el sábado, Joe Biden recalcó que le debe parte de su victoria a que "la comunidad negra de nuevo se puso en marcha". Y eso ocurrió en gran medida gracias a organizadoras civiles negras, que lucharon contra la supresión del voto de minorías, permitiendo que Biden haya roto récords en el voto popular en estas elecciones presidenciales.

Tanto Biden como el candidato republicano, Donald Trump, le deben la altísima participación a grupos que incentivan el registro de latinos como votantes, como Voto Latino. En Florida, por ejemplo, donde ganó Trump, los electores de ascendencia hispana alcanzaron un récord: sumaron 17% de todo el electorado estatal, según el Centro de Investigaciones Pew.

La población negra es muy numerosa en varias de las ciudades que ayudaron a darle el triunfo a Biden, como Philadelphia, en Pennsylvania; Detroit, en Michigan; y Atlanta, en Georgia.

El 92% de las votantes negras en todo el país respaldaron a Biden, según encuestas de salida de NBC News. En Pennsylvania, un estado clave en su victoria, le respaldaron 6 de cada 10 votantes de ascendencia latina.

 [El voto latino rompió cifras récord en las elecciones presidenciales en Estados Unidos]

En el estado de Georgia la participación de votantes negros y latinos incluso parece haber promovido que los dos escaños del Senado terminen en segunda vuelta, en un rechazo a los senadores republicanos en funciones, y a que Biden sea el primer demócrata en tener ventaja allí en una elección presidencial desde 1992.

"Las contiendas están siendo decididas en estados dependiendo de si la participación de personas negras, latinas o de ascendencia asiática es anémica o muy numerosa", dijo la politóloga Andra Gillespie en un comunicado. 

El entusiasmo que movió este año a los electores negros a las urnas se debe especialmente a dos mujeres negras: Stacey Abrams y LaTosha Brown, fundadoras de los grupos Fair Fight y Black Voters Matter Fund.

[Kamala Harris rompe barreras al ser votada la primera vicepresidenta]

Abrams en particular se ha dedicado a registrar a personas que se sienten marginadas por el sistema electoral desde 2018, cuando perdió por pocos miles de votos la contienda para ser gobernadora de Georgia.

Con Fair Fight y otro programa de Abrams, New Georgia Project, alrededor de 800,000 personas se han registrado para votar en ese estado desde hace dos años. El 45% son menores de 30 años y el 49% son personas negras y de ascendencia asiática o latina, según dijo Abrams a la Radio Nacional Pública (NPR).

"Aquí tendremos el factor que determinará si tenemos el acceso al cuidado médico y a la justicia que merecemos en Estados Unidos. Esos dos temas sin duda harán que la gente acuda de nuevo a las urnas", dijo Abrams a NBC News, cadena hermana de Noticias Telemundo, sobre las segundas vueltas para el Senado en Georgia.

Los demócratas Jon Ossoff y Raphael Warnock se disputan los escaños con David Perdue y Kelly Loeffler, respectivamente; el resultado del balotaje a realizarse el 5 de enero será determinante para que se sepa qué partido tendrá control del Senado.

Personas reunidas el 7 de noviembre de 2020 en Washington D.C. para festejos por el triunfo de Joe Biden.AP /

Ahí están pendientes votos de temas importantísimos para todos los ciudadanos, como un posible cheque de ayuda contra la pandemia que el hasta ahora líder mayoritario del Senado, Mitch McConnell, llegó a decir no debía ser votado sino hasta después de las elecciones pese a que mucha gente necesita esos fondos. El miércoles, después de conseguir la reelección por Kentucky, McConnell dijo que es necesario revisar un posible paquete económico pero que no incluya el cheque de 1,200 dólares.

Además de Georgia, LaTosha Brown y su grupo Black Voters Matter Fund han trabajado desde hace años en Florida, Carolina del Sur, Tennessee, Louisiana, Carolina del Norte, Pennsylvania y Mississippi.

[“No habrá luna de miel”: Biden enfrentará presiones en todos los frentes cuando llegue a la Casa Blanca]

El propósito del grupo es que quienes tienen derecho al voto puedan ejercerlo pese a trabas históricas, como el hecho de que es dos veces más probable que los votantes de minorías raciales o étnicas sean eliminados de los registros electorales que quienes viven en suburbios blancos, y por problemas que no son culpa alguna de esos electores.

En Wisconsin, por ejemplo, unos 340,000 votantes de vecindarios de mayoría negra fueron temporalmente eliminados del registro electoral porque les mandaron avisos a direcciones que no eran las suyas: la base de datos estatal estaba repleta de errores, según reconocieron las mismas autoridades cuando los afectados pidieron revisiones.

"El hecho de que este año empatamos y hasta superamos la participación de votantes blancos, cuando todavía enfrentamos medidas de supresión de nuestro voto, deja claro que [los electores de minorías] somos extraordinarios", celebró LaTosha Brown en entrevista con NBC News.

LaTosha Brown, fundadora de Black Voters Matter Fund, antes de un evento para incentivar a gente a registrarse para votar en Georgia, en 2018.AP

Abrams y Brown han destacado que el que los votantes de minorías raciales y étnicas sí quisieran ir a los centros de votación este año no significa que lo harán de nuevo a menos que se mantenga el contacto con ellos y se les dé la atención que merecen.

"No se trata de persuadir a alguien a que comparta ciertos valores del Partido Demócrata", dijo Abrams la web informativa Politico. "El mensaje es que se debe persuadir a estas personas de que su voto sí puede resultar en un cambio", indicó.

Este año al menos parece que así fue y en la segunda vuelta de enero bien pudiera repetirse.

Con información de NBC News y Politico