IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Urgen reabrir la causa por abuso sexual contra Bill Cosby: fiscales piden a la Corte Suprema que revise el caso

Los investigadores dicen que la condena en su contra, que le permitió salir de la cárcel hace seis meses, fue anulada con base en un dudoso acuerdo a puertas cerradas.
/ Source: The Associated Press

Los fiscales de la causa contra Bill Cosby pidieron este lunes a la Corte Suprema que revise la decisión de anular la condena de agresión sexual en su contra porque fue dictaminada a partir de un dudoso acuerdo a puertas cerradas. 

Cosby, de 84 años, fue la primera celebridad condenada por agresión sexual en la era #MeToo cuando un jurado lo declaró culpable en 2018 de drogar y abusar sexualmente en 2004 de Andrea Constand, una administradora de deportes universitarios.

Pero este fue sólo un juicio que llegó a término entre las 35 mujeres que han denunciado a Cosby a lo largo de décadas sin ningún resultado.

Bill Cosby debía pasar hasta 10 años en prisión por drogar y abusar sexualmente de una mujer, pero fue liberado de prisión en junio luego de que su condena fuera anulada.Matt Rourke / AP

Cosby, que hizo carrera como actor y comediante, debía cumplir 10 años de prisión, pero cumplió menos de tres años tras las rejas antes de ser liberado en junio pasado luego de que sus abogados ganaran una apelación ante el Tribunal Superior de Pennsylvania. Argumentaron que Cosby se incriminó a sí mismo porque creyó que no sería enjuiciado. 

[Comienza el juicio de Ghislaine Maxwell, acusada de captar chicas para el magnate pederasta Jeffrey Epstein]

Sus defensores dicen que confió en la promesa de que nunca se presentarían cargos en su contra cuando dio un testimonio, cuyo contenido lo perjudicaba, en una demanda civil en 2006. Posteriormente, lo que admitió se usó en su contra en dos juicios penales.

Pero los fiscales de la causa, que han reunido otras pruebas en su contra, dicen que el supuesto acuerdo no le da inmunidad de por vida e incluso dudan de que haya existido en absoluto.

Los investigadores alertan que anular la condena de Cosby es un antecedente peligroso. Semanas después de que Cosby se librara de su condena, por caso, el fiscal general del estado desestimó cargos contra un guardia de la cárcel acusado de abusar sexualmente de reclusas, debido a un acuerdo anterior con los fiscales del condado que le permitía renunciar en lugar de enfrentar una acusación.

“Esta decisión, tal como está, tendrá consecuencias negativas de gran alcance más allá del condado de Montgomery y Pennsylvania. La Corte Suprema de EE.UU. puede corregir lo que creemos que es un grave error”, escribió el fiscal de distrito del condado de Montgomery, Kevin Steele, en la petición que busca una revisión bajo la cláusula del debido proceso de la Constitución.

Un supuesto acuerdo que casi no dejó rastros

La única evidencia escrita de la promesa es un comunicado de prensa de 2005 del entonces fiscal, Bruce Castor, quien dijo que no tenía pruebas suficientes para arrestar a Cosby.

El comunicado incluyó una “advertencia” ambigua de que el fiscal iba a reconsiderar la decisión “si fuera necesario”. Desde entonces, las partes han pasado años debatiendo qué significaba eso.

Sin embargo, los abogados defensores dicen que el caso nunca debería haber ido a juicio debido a lo que ellos llaman un “acuerdo de no procesamiento”.

Los jueces de apelación han expresado opiniones muy diferentes sobre el caso Cosby. Un tribunal estatal intermedio confirmó la condena. Luego, los siete jueces del Tribunal Supremo de Pennsylvania escribieron tres opiniones separadas al respecto.

[Autorizan la demanda que presentaron 9 mujeres contra los hoteles y casinos Wynn por abuso sexual]

La mayoría indicó que Cosby se basó en la promesa de que no iban a procesarlo cuando admitió haber dado drogas y alcohol a una serie de mujeres jóvenes antes de tener encuentros sexuales con ellas. El tribunal no llegó a la conclusión de que existía tal acuerdo, pero dijo que Cosby pensó que sí, y que esa confianza, dijeron, se perjudicó a sí mismo.

Pero los fiscales dicen que esa conclusión es errónea. Señalan que los abogados de Cosby se opusieron enérgicamente a las preguntas que se le hacían durante su declaración en lugar de dejarlo hablar libremente.

El exfiscal nunca mencionó el supuesto acuerdo a la asistente principal Risa Ferman, quien dirigió la investigación. Luego, ella se convirtió en fiscal de distrito y reabrió el caso en 2015 llevándolo finalmente a juicio.

Un momento histórico en #MeToo

Cosby creó The Cosby Show, un show muy popular durante la década de 1980. Más tarde, una avalancha de acusaciones de abusos sexuales en su contra destruyó su falsa imagen como “el padre de Estados Unidos” y llevó a acuerdos judiciales multimillonarios con al menos ocho mujeres. Pero la causa judicial por Constand fue la única que dio lugar a cargos penales.

El intento del nuevo fiscal de revivir el caso tiene pocas posibilidades de progresar. La Corte Suprema de EE.UU. acepta menos del 1% de las peticiones que recibe. Sin embargo, los académicos legales y los defensores de las víctimas estarán observando de cerca para ver si la corte se interesa en un caso #MeToo de alto perfil.

Dos jueces de la corte, Clarence Thomas y Brett Kavanaugh, fueron acusados de conducta sexual inapropiada durante sus audiencias de confirmación en el Senado. 

En un relato compartido recientemente, Constand dijo que el veredicto es menos importante que el creciente apoyo que se ha dado a las sobrevivientes de agresión sexual a partir del movimiento #MeToo.

[El Gobierno investiga casos de abuso físico y sexual en centros de detención juvenil en Texas]

“El resultado del juicio parecía extrañamente sin importancia. Era como si el mundo hubiera cambiado, y de una manera mucho más significativa”, escribió Constand en el libro, The Moment (El momento, en español).