IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden buscará apoyo del Congreso para aprobar fondos para Centroamérica, dice su campaña

Los expertos consideran que el presidente electo afrontará un camino difícil para lograr sus metas en el Congreso, aunque sí hay varias cosas que puede hacer de inmediato con órdenes ejecutivas, sobre todo en el campo migratorio.
/ Source: Telemundo

WASHINGTON.— El presidente electo, Joe Biden, buscará el apoyo del Congreso para aprobar inversiones para la seguridad en la región, y para atender los problemas de pobreza y violencia que motivan la emigración ilegal hacia Estados Unidos, aseguró este domingo su campaña.

Biden se alzó ayer sábado con la presidencia de Estados Unidos, tras acumular 279 votos del Colegio Electoral con su victoria en Pennsylvania y Nevada. Esto es nueve más de los votos mínimos requeridos para ganar la contienda, según proyecciones Noticias Telemundo y NBC News.

[Siga nuestra cobertura de las elecciones presidenciales en EE.UU. de 2020]

La campaña de Biden ha dicho esta semana que, al asumir la presidencia el 20 de enero de 2021, una de sus prioridades será emitir órdenes ejecutivas que reviertan algunas políticas migratorias de la Administración Trump.

Ávido de sumar votos entre los hispanos, Biden presentó este verano una ambiciosa agenda latina que incluye una reforma migratoria integral para legalizar a la población indocumentada, y una estrategia de inversión de 4,000 millones de dólares a lo largo de cuatro años para diversos programas en Centroamérica.

En declaraciones este domingo a Noticias Telemundo, Jennifer Molina, directora de medios hispanos de la campaña de Biden, afirmó que el exvicepresidente cree que el forjar “alianzas productivas” con América Latina y el Caribe es una parte “esencial” de la política exterior de Estados Unidos.

Biden “está comprometido con reconstruir nuestras relaciones en la región, y trabajará con el Congreso para invertir en la gente en la región”, aseguró Molina.

Niños migrantes afuera del albergue temporal de Homestead (Florida) para niños no acompañados, el 6 de mayo de 2019.AP / AP

Ese acercamiento con la región incluirá medidas para “fortalecer la seguridad y la oportunidad económica, y para atender las raíces de la migración en la región, incluyendo la violencia y la pobreza”, enfatizó.

El plan de inversión daría seguimiento al programa de la “Alianza para la Prosperidad” que Biden lideró en noviembre de 2014 como vicepresidente durante la Administración Obama, a raíz de la crisis migratoria en la frontera sur en junio de ese año.

Biden asumirá la presidencia el 20 de enero de 2021, y heredará un país convulsionado por la pandemia del COVID-19, la recesión económica, y una creciente demanda de las minorías negra y latina por la equidad social.

Biden ha dicho que presentará al Congreso, en los primeros 100 días de su gobierno, un proyecto de ley para una reforma migratoria integral, pero mucho dependerá de la reconfiguración del Congreso, que es la única entidad que puede aprobar leyes.

[Trump promete un plan para reunificar a los niños separados en la frontera y Biden ataca la política de 'tolerancia cero']

Tras los comicios del martes pasado, los demócratas mantienen el control de la Cámara de Representantes, aunque con varios escaños menos.

En la actualidad, los republicanos tienen control del Senado, con un margen de 53-47. El martes pasado, los demócratas ganaron el escaño por Arizona, con la elección del ex astronauta, Mark Kelly, pero necesitan dos más para lograr un empate de 50-50.

Si lo logran, los demócratas recuperarían el control del Senado, porque, en su papel como presidenta de la Cámara Alta, la entrante vicepresidenta, Kamala Harris, podría romper empates en futuras votaciones en ese órgano legislativo.

Los retos en el Congreso

En todo caso, la reforma migratoria ha sido una tarea inconclusa que arrastra el Congreso desde 1986, cuando la Administración Reagan promulgó una “amnistía” para tres millones de inmigrantes indocumentados.

El presidente, Donald Trump, propuso una reforma centrada en más restricciones a la inmigración legal con base a “méritos” y el reforzamiento de la seguridad fronteriza, con un multimillonario proyecto para la construcción de su prometido muro.  

Trump no ofreció una solución para los once millones de indocumentados que viven en el país, y el Congreso rechazó su plan en varias ocasiones.

Dos expertos consultados hoy por Noticias Telemundo coincidieron en que la reforma migratoria y el plan para América Latina afrontarán grandes obstáculos, aún si los demócratas recuperan el Senado.

Chuck Rocha, exasesor sénior de la otra campaña presidencial del senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, afirmó que Biden está endeudado con las comunidades negras y latinas que lo catapultaron a la Casa Blanca.

[A la caza del voto latino, Biden promete una reforma migratoria y más oportunidades para los hispanos]

Según Rocha, la comunidad latina espera que Biden cumpla con metas que puede lograr desde el primer día: deshacerse de las órdenes ejecutivas racistas de Trump; restablecer DACA y el TPS; el cierre de centros de detención privados en la frontera, y la reunificación de niños separados de sus padres.

“La comunidad no puede esperar un año o dos por algún tipo de negociación, y no sabemos cómo quedará el Senado… pero puede comenzar con órdenes ejecutivas, como un comodín hacia un un gran paquete de reforma migratoria” que atienda las causas de la emigración ilegal, enfatizó Rocha.

Sobre el plan para Centroamérica, Rocha consideró que Sanders “está bien posicionado” para promoverlo en el Senado, pero todo dependerá de si Biden lo selecciona para un puesto en su Gabinete, ya sea como secretario de Salud o secretario del Trabajo.

Para Rocha, Biden haría bien en seleccionar a Sanders y a la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren, a su eventual Gabinete, porque eso “aplacaría a quienes quieren tirarle piedras desde la izquierda".

Por su parte, Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de estudios políticos en la capital estadounidense, consideró que la reforma migratoria no será fácil “porque los demócratas y los republicanos apoyan distintas piezas de esa reforma, y no han logrado consenso sobre un paquete entero”.

Su ambicioso plan para Centroamérica tiene una buena oportunidad si el proyecto de Biden logra “ofrecer firmes garantías contra la corrupción de los socios de los países del Triángulo del Norte”, aseguró.

Expectativas hacia América Latina

Respecto a la política exterior de Biden hacia América Latina, Shifter consideró que éste no es "socialista", como lo acusó Trump, y tampoco un “ingenuo” sobre la naturaleza del "régimen dictatorial" del Gobierno venezolano y sus “crímenes contra la humanidad”.

Por eso, es más que probable que Biden utilice las sanciones actuales para resolver la crisis en Venezuela, “no sólo para castigar a Nicolás Maduro y demostrar que él es duro. Biden insistirá en concesiones significativas antes de relajar sanción alguna”, aseguró Shifter.

En el caso de México, Shifter calificó de “decepcionante y desconcertante” que el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se haya negado a felicitar a Biden por su victoria, y advirtió de que, a su juicio, “no es un comienzo favorable” para las relaciones bilaterales.

Aún así, “la nueva administración adoptará una política menos punitiva y coercitiva en el ámbito migratorio, y ampliará la agenda bilateral para que incluya temas de derechos humanos y corrupción”, afirmó Shifter.

En el caso de Cuba, Shifter señaló que Biden está consciente de que el gobierno cubano desaprovechó el deshielo de las relaciones iniciado por la Administración Obama pero, por razones humanitarias, probablemente relaje las restricciones sobre el flujo remesas y viajes de cubano-estadounidenses a la isla.

Eso no significa, sin embargo, que una administración Biden haga concesiones antes de que el gobierno de La Habana tome pasos significativos hacia una apertura política y económica, puntualizó.