El Vicentillo admite sobornos al Ejército mexicano en el juicio de El Chapo

En una ocasión enviaron soldados armados con lanza cohetes para asesinar a Santiago Vasconcelos, pero fallaron. De cualquier forma, Vasconcelos murió junto con el secretario de Gobernación, Mourinho, en un accidente aéreo que conmocionó a México en 2008.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Este viernes El Vicentillo continuó con su testimonio en contra de su otrora socio, el narcotraficante mexicano, Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo.

En la corte de Brooklyn (Nueva York) donde se lleva a cabo el llamado juicio del siglo, Vicente Zambada Niebla (Vicentillo), hijo de El Mayo Zambada, líder del Cártel de Sinaloa, confesó haber sobornado a integrantes del Ejército mexicano.

A fines de la década de 1990 el hijo del capo acudió a una reunión en un complejo anexo en Los Pinos, la antigua residencia oficial de los presidentes mexicanos, con el general de división Miranda, cuando todavía era presidente el priista Ernesto Cedillo. El motivo: inconformarse por las redadas que habían ocurrido en los negocios de su madre.

Según El Vicentillo, un mayor del Ejército que vivía en Sinaloa le avisó en el año 2008 que su esposa y su familia estaban en la mira del Gobierno. En virtud de ello, se trasladaron de Culiacán a Mazatlán; al mismo tiempo su padre y El Chapo estaban escondidos en las montañas de Sinaloa.

No fue la última vez que elementos de las fuerzas armadas mexicanas auxiliaron a los Zambada. Por 750.000 dólares consiguieron un aparato que les permitía intervenir y grabar conversaciones telefónicas y radiofónicas.

El hijo del capo también admitió que sobornaban a policías municipales, estatales e incluso federales.

Pero las autoridades que se cruzaron en el camino del cártel se enfrentaron a un panorama muy distinto al de los sobornos. Cuando el hijo de El Chapo fue arrestado, relató El Vicentillo, éste ordenó el asesinato del encargado de la subprocuraduría especializada en delincuencia organizada, José Luis Santiago Vasconcelos.

Para llevar a cabo la tarea, el cártel envió a militares armados con lanza cohetes, aunque fueron detenidos antes de cumplir su siniestro cometido. Sin embargo, el subprocurador falleció poco tiempo después en un accidente aéreo en noviembre de 2008, en el que también murió el secretario de Gobernación Juan Camilo Mourinho. El presidente Felipe Calderón sostuvo que se trató de un accidente.

Por su parte, la defensa de Guzmán trató minar la credibilidad de El Vicentillo. Sugirieron que el ex narcotraficante no está diciendo la verdad, ya que está en su interés inculpar a su cliente para obtener una sentencia menos severa. El joven ex narco acordó cooperar con las autoridades estadounidenses en el 2013, después de su extradición.